Carmen Aída Lazo cuestiona validez del informe de la Comisión de la Verdad sobre caso Romero

La aspirante a la vicepresidencia reconoce los errores cometidos en el pasado por los partidos políticos que respaldan su candidatura, asegura que se ha inscrito para competir y renovar desde una alianza electoral basada en principios

La economista Carmen Aída Lazo, candidata a la vicepresidencia de una alianza entre partidos de derecha, conformada por ARENA-PCN-PDC y Democracia Salvadoreña, reconoce que el asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero es un episodio del “pasado doloroso” de El Salvador, pero evita condenar la figura del mayor Roberto D’aubuisson, fundador de ARENA y señalado por el informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas, como el autor intelectual del magnicidio. “Yo no puedo saber realmente si finalmente este informe de la verdad ha sido validado por todas las instancias que se necesitan para poder hacer una afirmación categórica”, aseguró.

Estas y otras declaraciones fueron brindadas en el programa FOCOS, que se transmite en Canal 33, 7 en cable, los domingos a las 8:00 de la noche y miércoles a las 6:00 de la tarde.

“Obviamente este es un tema muy complejo para el país, yo lo puedo entender. Monseñor Romero es posiblemente el salvadoreño más importante. A mí me causa mucho dolor ese pasado que vive nuestro país”, y agregó, “no soy quién para decir cuál es la verdad sobre este tema”, al ser cuestionada si el partido ARENA debería renunciar a la veneración de la figura de D’aubuisson.

Respecto a su participación en la alianza de partidos de derecha, Lazo aseguró que aceptó el reto de ser candidata a la vicepresidencia, a partir de un acuerdo basado en principios, que entre otras cosas, rechaza el reparto de cuotas dentro de un potencial gabinete de gobierno. “Tengo la garantía que hemos firmado un acuerdo entre los partidos que tiene acciones muy específicas, y tiene principios; y agregó, “cada persona que ha cometido errores en los partidos políticos, tiene que responder de forma individual. Yo me he metido aquí para buscar la renovación de los partidos políticos”.

Sobre el financiamiento de su campaña electoral, aseguró que aún no está definido el monto que esperan gastar para las presidenciales de febrero de 2019, sin embargo, aseguró que el monto de la deuda política que los partidos de la alianza esperan recibir del Estado, asciende a los $7 millones. La candidata también desestimó un potencial conflicto de interés entre las aspiraciones presidenciales del candidato, Carlos Calleja y sus vínculos empresariales con el Grupo Calleja. “La campaña se va a nutrir de una serie de recursos que no son exclusivos, ni de Grupo Calleja, ni de la deuda política, sino que vamos a aspirar a una campaña diversificada en recursos”, aseguró.

Por último, Lazo confirmó que en una potencial gestión prescindirá de conceptos y principios como el de la “teoría del rebalse”, y aspira a que su propuesta de gobierno esté centrada en combatir las desigualdades estructurales. “Nosotros estamos interesados en hacer un viraje y demostrar que las cosas se pueden hacer de forma distinta, y eso implica que nuestra propuesta de gobierno tiene un centro en las personas, en el capital humano”.

Contenido relacionado