Ana Sol Gutiérrez: Centroamérica aprueba con su silencio los atropellos hacia los migrantes

La exlegisladora del estado de Maryland, la salvadoreña Ana Sol Gutiérrez, afirmó que al guardar silencio, los Gobiernos centroamericanos son cómplices de los atropellos que sufren los migrantes en Estados Unidos.

Sol calificó de “desastroso” la postura que ha tomado Centroamérica frente a la crisis migrante. «El silencio aprueba y no puede nuestro país, El Salvador, dejar que pasen estas situaciones sin una protesta contundente e internacional», sostuvo en FOCOS.

Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Estados Unidos ha endurecido su política migratoria, aplicando medidas cuestionadas porque violan derechos humanos, como separar a los niños de sus familias. También, a punta de amenazas de represalias comerciales, ha logrado que países vecinos cedan a sus exigencias, como México y Guatemala. Este último aceptó convertirse en “tercer país seguro” para los migrantes, la semana pasada. 

El “tercer país seguro” es una figura basada en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. Permite a una nación negarse a conceder asilo a una persona y trasladarla a un tercer país considerado seguro.

Sol indicó que Trump tratará de intimidar a los países, pero también advirtió que «él está violando las leyes (…). Cada medida que él propone que está fuera de la ley, la Corte (Suprema de EE.UU.) inmediatamente lo bloquea».

La exlegisladora dijo sentirse sorprendida que el presidente mexicano, Andrés López Obrador, “ha sido cómplice de las políticas de Trump (…). Dejar que las personas se queden en México, en condiciones deplorables, esperando su turno (para pedir asilo) eso no es aceptable ni en términos humanos ni legales”.

Recientemente, México inició en El Salvador el programa Sembrando Vida, que pretende generar 20,000 empleos en el rubro agroforestal. El objetivo es detener la migración, pero la exlegisladora considera que esta cantidad de puestos de trabajo no será suficiente. Explicó que deben conocerse las dinámicas internas que generan la migración para diseñar políticas adecuadas. Uno de los factores clave en El Salvador es el “bajísimo” salario mínimo, que hoy en día llega a los $300 mensuales.

La salvadoreña también advirtió que la política migratoria de Trump debía explicarse en el contexto electoral en Estados Unidos, que se alista para elegir a un nuevo presidente en noviembre de 2020 y el actual mandatario tiene intenciones de reelegirse. 

«A él no le interesa resolver el problema ni en la frontera ni en el migrante. Él lo que quiere es tener la visibilidad de ser un campeón ante el migrante para su base, es puramente político y electoral», afirmó.

En ese sentido, consideró “peligrosa” la relación entre Trump y el presidente salvadoreño Nayib Bukele. El presidente de Estados Unidos, aseguró, “no tiene ningún interés en ayudar a El Salvador”.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar