Así funcionará el escrutinio preliminar del 28 de febrero

Guillermo Wellman y Noel Orellana, magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE)

(Transcripción editada de la entrevista realizada por Karen Fernández transmitida el domingo 14 de febrero de 2020)

Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Noel Orellana y Guillermo Wellman, mantienen que el uso de la tecnología en el conteo preliminar de las próximas elecciones del 28 de febrero busca dar tranquilidad y seguridad sobre el proceso electoral. Aseguran que el proceso de conteo con un programa informático no fracasó en la prueba realizada el 7 de febrero pasado, al que maliciosamente llamaron extraños al ente colegiado un simulacro.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) celebró el domingo 7 de febrero pasado una prueba de transmisión. Magistrado Wellman, usted ha dicho que en esta prueba se registraron algunas fallas pero que fueron de carácter logístico. ¿En qué consistieron estas fallas?

G.W.: Esa fue una prueba. Han estado confundiendo la prueba con el simulacro que realizamos este día 14 de febrero. La prueba fue para los sistemas de transmisión y de divulgación de resultados. A parte de eso, en esa prueba también se midió el aspecto logístico de estas actividades que se llevará a cabo el 28 de febrero. El software de transmisión y divulgación fue probado correctamente. La transmisión se realizó y bien y la divulgación se estaba llevando a cabo. El tema es que falló el aspecto logístico: El transporte de todo el kit electoral a los centros de votación y algunas faltas de gente que estaba capacitada para llegar a los centros de votación y prestar el apoyo para llevar a cabo la transmisión y divulgación de resultados. La prueba se vino abajo porque la empresa de transporte no estaba muy al tanto de las rutas que tenían que seguir. Y por eso en algunos centros de votación no se abrió porque se empezó tarde. Y los que estaban convocados para colaborar en eso, dijeron “no viene nadie”, entonces cerraron.

Nos habla de fallas asociadas, por ejemplo, al transporte, a la distribución de los kits electorales. Si las fallas fueron logísticas más que tecnológicas, ¿por qué la magistrada presidenta del TSE, Dora Esmeralda Martínez, insistió en suspender por completo el uso de la tecnología y volver al proceso manual, Magistrado Orellana.

N.O.: El TSE está conformado por cinco magistrados, obviamente no estamos obligados a pensar igual. Tenemos diferencias y discrepamos de algunos conceptos. Nosotros somos fieles convencidos a que a estas alturas del proceso electoral no se pueden estar cambiando las reglas. Este Tribunal para la implementación del sistema hemos continuado con lo que iniciaron administraciones anteriores. Este TSE no está improvisando la implementación de este sistema tecnológico. Es precisamente producto de un profundo análisis que la institución realizó.

El sistema está diseñado con un formulario de acuerdo con la tecnología que se va a implementar. Las capacitaciones que el TSE a los miembros de las 80 mil Junta Receptora de Votos (JRV) se ha dado con base a este sistema tecnológico. El mismo Centro Nacional de Procesamiento de Resultados Electorales (CNPRE) está diseñado para recibir la información aplicando esta tecnología. En estos términos, venir ahora y pretender cambiar o revertir esa decisión creo que es complicado para el Tribunal.

Además, es importante que la población tenga claro que la utilización de este sistema de tecnología es precisamente para facilitar a los miembros de la JRV el trabajo del conteo de los votos. Pero la ciudanía vamos a llegar a las urnas y votar como tradicionalmente lo hemos hecho.

¿Por qué, sí se reportaron fallas de carácter logístico, la magistrada presidenta hablaba de revertir todo el proceso tecnológico?

G.W.: Las decisiones que se toman en el organismo colegiado no son por decisión de un magistrado sobre otro. Siempre para tomar las decisiones se necesitan cuatro de cinco votos. Desde el 1 de agosto de 2019, que tomamos posesión, se nos presentó algunas ideas de lo que estaba planeando el colegiado anterior sobre el Plan General de Elecciones. Y dentro de ese Plan General de Elecciones el organismo colegiado anterior ya tenía la idea de implementar la tecnología en las mesas de la JRV. ¿Por qué? Porque, las elecciones del 2021 y del 2024, son elecciones bastante complejas. Pero no nos imaginamos que iban a ser tan complejas. Por ejemplo, para estas elecciones: ¿Quién se iba a imaginar que iba a haber una pandemia? Sin embargo, nosotros trabajamos todo el 2019 preparando la tecnología en mesa. Y lo seguimos preparando en este año. Cuatro de los magistrados del TSE fuimos afectados por el COVID-19, yo y el Magistrado Orellana. Y, aun así, seguimos con el proyecto. El proyecto lo hemos trabajado suficientemente y no podemos darle vuelta atrás, porque tendríamos que cambiar todo el plan general que ha costado más de año y medio de trabajo. Es imposible.

Magistrado Orellana, el presidente Nayib Bukele habló y lo tuiteó sobre “un fallo en el 98.4% de las actas”. Ustedes hablan e insisten que fue un tema de problemas logísticos. Entonces, ¿de dónde viene ese dato del presidente?

N.O.: La verdad que ni nosotros como miembros del TSE vimos la cantidad de actas que se habían ejecutado, de las actas que se habían utilizado. Como bien lo decía el Magistrado Wellman, esto era un mero ensayo. Definitivamente que ni llegaba al calificativo de un simulacro, como el que hemos celebrado este día. Creo que ha habido desinformación de parte de algunos sectores. Es respetable lo expresado por el señor presidente la República, pero nosotros como TSE expusimos nuestra posición y aceptamos algunos fallos de índole logístico que se había dado.

¿Hubo o no un error en la transmisión del 98.4% de las actas, como dijo el presidente Bukele?

N.O.: No sé…, No…, Es más, hasta el domingo no teníamos el porcentaje exacto de algunas fallas que se habían dado. Es más, para nosotros fue muy satisfactorio que el sistema tecnológico como tal, el software, funcionó bien. Precisamente en la medida que la logística falló, en esa medida fue de que no se obtuviera el 100% de las actas que habíamos proyectado recibir. Por ejemplo, hubo centros de votación en los que no había energía eléctrica, centros de votación que estaban cerrados. Porque la idea era simular que era el día de las elecciones. No queríamos tener todo preparado para facilitar y tener todos los datos de una calificación de 10. La idea era realizar el evento como si efectivamente se estaba celebrando un evento electoral. En esos términos no llegó a tiempo el vehículo que trasladaba las actas. Como le repito, hubo muchas situaciones que influenciaron en eso, pero nosotros decimos “mire, que bueno que haya sucedido esto porque precisamente eso nos permite corregir aquello que se hizo mal y mantener y fortalecer aquello que se hizo bien”. Inclusive, el lunes siguiente nos reunimos con todos los ejecutivos de todas las direcciones que conforman el TSE para activar toda esa logística y asumir los compromisos que tenemos con este proceso. Porque como autoridades del TSE queremos pasar desapercibidos. Queremos que el árbitro pase desapercibido porque creo que ya hay demasiada confrontación y el TSE, como árbitro, está obligados a que todo salga como se ha planteado.

Este domingo 14 tuvieron ustedes simulacro. Magistrado Wellman, ¿Qué mecanismos se diseñaron para superar las fallas que se registraron en la primera prueba?

G.W.: Ahora sí se llamó a un simulacro y se hizo nuevamente en los 1,595 centro de votación. Se reparó todo lo que refiere al traslado de los equipos a los centros respectivos con en base a las rutas y las experiencias de la prueba anterior. Este proceso era lo que debíamos de haber hecho antes, estar seguros de que los proveedores que iban a integrar las JRV estaban listos para la prueba. En este caso, este simulacro, todos los proveedores de la logística y del personal del simulacro ya estaba listo y hemos estado todo el fin de semana monitoreando que eso esté listo. Creemos que realmente el software está probado. Lo que falló en la prueba del 7 de febrero fue el esquema logístico, repito.

¿Cuáles son los cambios en el proceso de transmisión de resultados que tendremos el 28 de febrero?

G.W.: Para superar esas fallas que tuvimos en la prueba anterior, la logística está superada. Se ha revisado toda la ruta de los envíos de los paquetes electorales a cada uno de los 1,595 centros de votación que va a consistir. Se formó una comisión que se encargó de trabajar con todos los jefes de cada uno de los departamentos para ir superando o para superar esa falla que nosotros tuvimos. Para este domingo se convocó, con tiempo de antelación, a todas las personas que van a conformar cada una de las JRV y hubo personal del TSE adiestrando y acompañando a cada uno de los… En el caso de la tecnología, precisamente, las correcciones que hay que hacer realmente son mínimas, porque si una fortaleza que hubo en el evento anterior fue el sistema de tecnología. No tuvimos problemas que nosotros pudiéramos decir que era lo que más nos preocupaba como colegiado. En esos términos, nosotros estamos convencidos de que superando el tema de la logística vamos a lograr alimentar el software, alimentar el sistema tecnológico y eso obviamente nos permitirá lograr ese objetivo que este día esperamos, más tarde, pues poder estar compartiéndolo con ustedes.

Ahora, Magistrado Wellman, me interesa entender cómo va a funcionar el proceso de transmisión. ¿Se va a hacer desde cada mesa, desde cada JRV?

G.W.: A las 5:00 PM que se cierren las puertas del centro de votación se instalarán los equipos tecnológicos con los cuales se van a hacer los conteos. El conteo va a ser igual, pero vamos a ir metiendo en el programa de las laptops los votos que se vayan a ir cantando. Y hay una proyección que van a estar viendo los miembros de las JRV, los miembros de la Junta de Vigilancia Electoral (JVE), los miembros de la Fiscalía General de la República (FGR), los miembros de los vigilantes de los partidos políticos, la observación nacional e internacional. Todos van a estar viendo cómo se va introduciendo cada voto que se vaya cantando. Terminando eso se preguntará a los que están concurriendo las JRV si están de acuerdo, si pegan con sus cuentas, la imprimen y la firman. Después se les lee el acta a los todos los actores de esa JRV.

¿Pero se va a hacer la transmisión desde las mesas?

G.W.: Déjeme terminar. Nos quedamos en el acta, si se firma por todos, viene y se imprime las copias fidedignas del acta ya firmada con copias de la FGR, JVE y de los partidos políticos. Si todas las copias están bien, según el acta original, entonces se transmite esta acta original del escrutinio. Ahí se tendrán la impresora, el escáner y el modem para transmitir desde ahí al CNPRE. Esa es la transmisión y de ahí el procedimiento normal: el procesamiento de datos y su divulgación, cada acta entregada se va a ir divulgando. Todo lo demás es igual que en todos los otros procesos. La novedad es tratar de hacer más expedito el conteo y darlo a conocer lo más pronto posible.

¿Qué pasa si no se puede transmitir desde una mesa? ¿Cuál es la alternativa?

N.O.: También tenemos “un plan b”, con el mismo sistema para atender cualquier contingencia que pueda darse en un momento determinado. En un primer momento hay equipo de tecnología, precisamente, para sustituir que en algún momento no funcionara en alguna JRV. Va a haber equipo para ser sustituido. Pero vamos más allá. Si el equipo por determinada razón no puede funcionar, también la JRV que está más próxima a la que pueda tener problemas está habilitada para permitirle que a través de ella, una vez concluido su proceso y estamos hablando de casos meramente excepcionales, pueda ser utilizado su equipo para resolver el problema que la JRV determinada pueda tener.

Inclusive, si en un momento determinado no se puede resolver, ese paquete se traslada a la Junta Electoral Departamental (JED) y desde ahí se resuelve la situación. Es decir, no es que el TSE no tenga planes A, B o C. Pero implementando siempre el tema de la tecnología diferente a lo que se planteaba de que se volviera bajo el sistema de conteo manual, que es precisamente donde a estas alturas del proceso se le imposibilita al TSE poder dar respuestas a esas propuestas. Obviamente son respetadas las propuestas viniendo de magistrados, diputados y funcionarios. Pero, nosotros hemos dado las explicaciones a estas personas. El lunes pasado fuimos invitados por la Comisión de Reformas Electorales y Constitucionales de la Asamblea Legislativa y dimos las explicaciones. Creo que hubo comprensión de parte de señores diputados y eso obviamente nos da un grado de tranquilidad.

¿La transmisión de resultados entonces depende del internet? ¿Qué pasa si el internet falla?

G.W.: No depende del internet. La transmisión se va a hacer a través de los modem y toda la empresa contratada que se ha contratado para hacer esto.

O sea, el modem provee internet.

G.W.: Sí, provee internet. Internet hay en todas partes del mundo y algunas veces hay lugares donde no puede transmitir donde no llega la señal. Esos también ya están identificados. Y entonces tenemos la solución para esos lugares.

¿Cuál es la solución?

G.W.: Ya lo decía el Magistrado Orellana. Oiga bien mis palabras. Depende de la voluntad que tengamos de querer resolver el problema y el Tribunal está preparado para eso, Karen. Si en un pueblo no hay transmisión, ¿entonces qué hacemos? El Tribunal tiene sedes de la Dirección de Organización Electoral cercanas a los centros de votación. Voy a decirlo, y espero que no suceda así, pero más de algún lado se van a agarrar todo el paquete y se va con la JRV y todose va al centro de transmisión más cercano y de ahí se envía. También depende no solo del internet sino de la voluntad política y de las contingencias a las que estamos preparados.

De acuerdo. Las urnas cierran a las 5:00 de la tarde. A partir de ese momento, ¿a qué horas esperan que podamos empezar a conocer resultados preliminares del escrutinio para la Asamblea Legislativa?

N.O.: Si bien es cierto que las papeletas a la Asamblea Legislativa son las primeras que se cuentan, debe determinar el conteo de las tres selecciones para poder estar dando estimaciones. Nosotros, una de las razones por las cuales fuimos invitados a la Asamblea es porque hay una iniciativa dentro de la misma comisión en las cual ellos plantean la posibilidad. Porque si hay una papeleta que al TSE le causa problemas para contar es la papeleta de diputados al Parlamento Centroamericano (PARLACEN). Recuérdese que son 20 diputados. Es la misma papeleta para los 262 municipios del país. En cambio, en el caso de los diputados a la Asamblea Legislativa, usted resuelve San Salvador que son 24 y La Libertad que son 10, y de ahí usted casi tiene resuelto todo el problema, porque de ahí le van bajando dos departamentos de seis, tres departamentos de cinco y el resto de tres. En esos términos, dentro de la Asamblea están considerando de que el conteo preliminar, el escrutinio preliminar que es el que se realiza en mesa, no se realice para el conteo de los votos a diputados al Parlamento, sino que se haga un embalaje de las papeletas y estas se traslade, con toda la seguridad del caso, para que sean contadas en el escrutinio final. Si esa situación se diera, yo creo que el TSE puede tener la capacidad que en ese mismo día 28 podemos estar dando estimaciones de cómo quedaría conformada nuestra Asamblea Legislativa y los 262 consejos municipales.

¿Y si no? ¿Si no ocurre ese escenario? Es decir, si las papeletas del Centroamericano se cuentan en las mesas. ¿En cuánto tiempo entonces tendríamos resultados de la Asamblea?

N.O.: Somos muy optimistas y de acuerdo a los ensayos que también internamente hemos realizado nosotros no quisiéramos casarnos con una hora determinada, pero creemos que a eso de las 12:00 a.m. o 1:00 a.m. ya podemos dar algunas proyecciones, como inclusive puede quedar nuestra representación ante el Parlamento Centroamericano.

En la elección pasada lo que más se tardó fue conocer las preferencias. En esta elección, ¿en cuánto tiempo podríamos estar conociendo preferencias de los diputados a la Asamblea Legislativa?

G.W.: El 22 de enero, a solicitud de este Magistrado, pedimos hacer una prueba interna, como ya lo mencionaba el Magistrado Orellana, del sistema de tecnología en mesa y realizar los conteos. En la prueba nos tardamos, las tres elecciones, nos tardamos un promedio de 10:30 horas, tomando en cuenta incluso el tiempo que se ocupó para almorzar y todo. Y consideramos que, por ejemplo, el conteo en la elección de diputados duró aproximadamente cinco horas. Acuérdese que esa elección lleva tres conteos. Lleva el conteo del voto entero. Lleva el conteo del voto por marca o preferente. Y lleva el conteo del voto cruzado. Tardamos aproximadamente cinco horas solo en eso. La elección del PARLACEN duró aproximadamente dos horas hacer los tres conteos, también. El voto entero, voto preferente y voto cruzado. Fueron tres horas. Y la elección para los consejos municipales duró el conteo, que es uno solo, duró como 45 minutos. En total reunimos 10 horas. Empezamos a las 5:00 p.m. y a las 3:00 a.m. estaban los tres conteos. Entonces todo el mundo se asusta. Esto no es nuevo. Esto ha sucedido siempre. Pero, por lo menos lo que nos retrasa prácticamente es el tema de la elección del PARLACEN, cuya papeleta es casi similar a la de San Salvador que tiene 24 escaños, es grande.  Por eso la sugerencia de la Comisión de Reformas Electorales de ver si solo hacíamos los conteos de diputados a la Asamblea y Consejos Municipales. Nosotros no creemos que eso sea conveniente y por eso estamos, más o menos, compenetrados en que debemos superar ese tiempo. Creemos, como dijo el licenciado y Magistrado Orellana, que si nosotros tomamos las providencias necesarias podemos reducir eso y estar entre 12:00 y 1:00 a.m. terminando los tres conteos.

Aunque en nota general el TSE saca un global de 5.93 sobre 10, en la última encuesta de la UCA que se dio a conocer el viernes 12, también es cierto que solo una de cada tres personas encuestadas tiene mucha o ninguna confianza en el Tribunal. ¿A qué atribuye usted esta desconfianza?

N.O.: como autoridades actuales del TSE es la primera elección que organizamos. Es un desafío para el TSE recuperar la credibilidad que el pueblo debe de tener sobre el Tribunal. Hay muchos factores que influyen para que el TSE se vea señalado sobre situaciones en las cuales no tenemos ninguna participación. Hay momentos en que se es injusta con la institución. Por ejemplo, allá por octubre nosotros presentamos a la Asamblea un paquete de reformas electoral que, a juicio de este colegiado, eran indispensables que se aprobaran. Unas se aprobaron, otras, no. Una de esas reformas era que no se les permitiera a los partidos políticos hacer proyecciones del número de funcionarios, en este caso, de diputados que van a obtener en la Asamblea.

¿Qué es lo que pasa? Si usted en este momento va a las encuestas y acude a cada uno de los partidos políticos y les pregunta a cada uno de los 10 partidos que legalmente están habilitados para participar, ¿usted cuántos diputados va a sacar? Uno le dice que va a sacar 30, otros le dicen que va a sacar 40; otro, 60. Y si suma a todos, le salen casi 400 diputados. ¿Qué es lo que pasa? Cuando usted ya tiene los resultados reales, usted va a su base y le dice “mire, presidente del partido, usted me dijo que íbamos a sacar 40 diputados y solo sacamos 10”. “No, lo que pasa es que el TSE me robó los otros 20”. Situaciones como creo que es importante que la población tenga conciencia del esfuerzo y del trabajo que realizamos. Muy bien lo ha dicho el colega Magistrado. Para nosotros no ha habido cuarentena. Para nosotros no ha habido vacaciones de fin de año, porque sabemos el compromiso que tenemos con el país. Nuestra obligación como funcionarios de organizar un evento electoral que brinde todas las garantías que él mismo requiere.

Los datos también de la encuesta dicen que un 37.9% de las personas piensan que habrá fraude en las elecciones. Desde el Ejecutivo y desde Nuevas Ideas este es uno de los mensajes. Ahora, esa idea está ahí, la encuesta lo demuestra. Me pregunto, ¿qué garantías tenemos los partidos políticos, los periodistas, los observadores y otras organizaciones de la sociedad civil sobre el sistema, por ejemplo?

G.W.: Creo que es la cuarta vez que lo digo a los medios. No hay posibilidad de fraude. Y la garantía es el mismo sistema electoral. Usted sabe que en cada JRV hay vigilancia de todos los partidos políticos. Hay presencia de la Fiscalía. Hay presencia de delegados de la PDDH. Hay presencia de observadores nacionales e internacionales. Y están los medios de comunicación que van a dar cobertura a este evento. Nunca, en los 29 procesos electorales, se ha dicho «están haciendo fraude». Se ha demostrado y ya lo dijo la Unión Europea (U.E.), que los procesos en El Salvador se realizan de forma correcta.

Por Dios Santo, aparte de toda esa vigilancia, también el TSE lo ha estado diciendo hay una política de estar señalando la posibilidad de fraude cuando realmente no hay posibilidad alguna porque todos tienen la garantía. Ahora ponen en duda la tecnología. Todo eso vamos a tener el soporte de organizaciones como la Organización de Estados Americanos (OEA), fiscalizando y auditando este proceso; el Centro de Criptología Nacional de la Inteligencia Española, que vienen siete técnicos a darnos la ciberseguridad; tenemos todo y además la Junta de Vigilancia está formada por todos los partidos políticos. Ellos van a estar encima de eso. No hay posibilidades de fraude. ¿Pero sabe qué? Es malo. Es malo que le estén sembrando eso a la opinión pública, al pueblo salvadoreño. Porque esto puede, el 28 de febrero puede degenerar en una tormenta muy fuerte que nosotros no estamos de acuerdo con que exista violencia electoral. Y estamos queriendo hacer las cosas transparentes para que la población, el día siguiente diga “la elección fue correcta.”

Aquí puedes ver la entrevista completa con los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Guillermo Wellman y Noel Orellana, en nuestro canal de Youtube.
Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios