Bukele puede pedir un nuevo préstamo para las escuelas, pero esto implicaría más costos para el Estado, según especialista

El analista económico advirtió que las reglas de un préstamo son importantes para los bancos y deben respetarse, de no hacerlo, estos pueden frenar los créditos al país.

Por Andrés Dimas

El experto económico en el ámbito fiscal y presupuestario, Carlos Pérez, sugiere que la alternativa del presidente electo Nayib Bukele para la construcción de 50 escuelas y 14 bibliotecas es iniciar la gestión de un nuevo préstamo, a través del Ejecutivo, que renegocie los $32 millones adjudicados por el BCIE, estos se dividan en dos, una parte para su proyecto y la otra para el edificio legislativo.

El especialista, sin embargo, advirtió que esto implica que el Banco y el Gobierno realicen nuevos estudios, nuevos análisis del perfil de los proyectos, su factibilidad, un presupuesto para ambos destinos: las escuelas y bibliotecas y el edificio legislativo, y luego elevarlo al directorio del banco para su aprobación.“Es hacer un nuevo préstamo, una nueva operación. Se anula la primera operación (de $32 millones para el edificio) y se cambia por otra, lo que implica hacer todo de nuevo”, dijo.

No obstante, Pérez afirmó que esto incurre en nuevos costos para el Estado que el presidente electo debe considerar. Según el especialista, el diseño arquitectónico cuesta entre el 3% y 5% del costo total de cada proyecto  “Son costos altos y se supone que el país no tiene para gastar dos o tres veces por hacer un perfil del proyecto”, puntualizó Pérez.

 

Ante la frustrada iniciativa de reorientación del préstamo por parte de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa, Bukele puede esperar a tomar posesión del Ejecutivo el 1 de junio próximo o dialogar con el gobierno saliente de Salvador Sánchez Cerén para iniciar la gestión de una nueva operación.

Bukele ha intentado hasta el miércoles presionar por la reorientación del crédito sin antes buscar la negociación con el banco, ante esto el BCIE emitió un comunicado donde recordó la existencia del protocolo a seguir en caso exista la voluntad de modificar un préstamo. “Si se llegase a requerir modificación de un préstamo, deberá ser solicitada por el prestatario siguiendo los canales correspondientes para ser evaluada y aprobada con base en un dictamen técnico que fundamente y justifique las modificaciones propuestas o cualquier cambio significativo”, dice el comunicado.

Pérez secundó a la entidad financiera y explicó que la naturaleza de los préstamos de “destino específico” indican que sólo pueden utilizarse para lo que asigne el contrato.

El especialista afirmó que para las entidades financieras multilaterales, las reglas y protocolos son importantes y que no pueden cambiarse por los gobernantes de forma antojadiza. “Hay reglas que están establecidas para un cierto destino pero si luego se cambian en el camino, eso genera un problema de credibilidad con los bancos acreedores”, explicó Pérez.

Según el analista, si las reglas de un préstamo se cambian luego de haberse aprobado un préstamo, esto puede crear inseguridad para los bancos, que estos decidan limitarse y frenar el acceso a los créditos. “Son instituciones financieras serias, formales y no se le pueden estar cambiando las reglas así por así”, agregó Pérez.

El artículo 92 de la Ley Orgánica de la Administración Financiera del Estado establece que los recursos obtenidos de un crédito público “se utilizarán de la forma y para los objetivos establecidos”.

“Hay un protocolo bancario y legal que debe seguirse. Los gobernantes deben estar claros que la institucionalidad debe de funcionar. No son caprichos, la institucionalidad debe funcionar para todos”, enfatizó el especialista.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios