Condenados a viajar apiñados en tiempos de COVID-19

El transporte público sigue siendo un vector importante de contagios del COVID-19, pero las autoridades han perdido de vista el mantenimiento de las medidas de prevención en buses y microbuses.

Con el repunte de casos y hospitalizaciones a causa de la enfermedad, el Ministerio de Salud obtuvo aval legislativo para prohibir actividades masivas por tres meses debido al alza en los casos de COVID-19, pero las autoridades siguen sin regular las unidades de transporte público, donde cada mañana y cada tarde, miles de personas viajan apiñadas en las unidades por la necesidad de transportarse a sus hogares y trabajos

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios