“Es obvio que el gobierno de Nuevas Ideas tiene una deuda en materia de diálogo y entendimiento”

Erick Salguero Gross, presidente del Coena

(Transcripción editada de la entrevista realizada por Karen Fernández transmitida el domingo 25 de octubre de 2020)

Erick Salguero Gross asumió la dirección del Consejo Ejecutivo Nacional de Arena tras la renuncia de Gustavo López Davidson en febrero pasado. / Fotografía: Focos, Elisa Hernández.

Su llegada a principios de este año a la presidencia de Arena, como yo lo decía hace unos segundos para sustituir a Gustavo López Davidson, coincidió con una nueva actitud para lograr acuerdos entre la fracción de Arena y el Ejecutivo de Nayib Bukele. ¿Su presidencia en el Coena permitió mejores condición para dialogar con el Ejecutivo?

Yo ingresé al Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) en octubre 2019, acompañando a Gustavo López Davidson, posteriormente en febrero 2020 cuando sale Gustavo, por ser vicepresidente de ideología asumí el mando de lo que era el Consejo.. Pero desde que ingresamos hicimos un llamado al diálogo permanente con el Ejecutivo, y tuvimos acercamientos y eso fue lo que produjo que pudiéramos apoyar la aprobación de los dos mil millones de dólares en la etapa de la pandemia, los mil millones del fideicomiso, y otras acciones que vinieron con más de 60 leyes, que apoyaron el trabajo del Gobierno en el manejo de la pandemia. Y eso ha sido desde febrero.

¿Usted encuentra que esa disposición de acompañar al Ejecutivo desde la Asamblea Legislativa está relacionada con una actitud de cambio más abierta al diálogo, como le decía, a partir de su presidencia? Le pregunto esto porque recuerdo que el presidente Nayib Bukele dijo que no reconocía a López Davidson como presidente de Arena.

Nosotros como partido político con casi 40 años de existir hemos adquirido también un compromiso con el país. Fuimos actores en el momento de la guerra y en los Acuerdos de Paz. Y sabemos que una de las más grandes cosas que logró este país fue el cese armado, pero también quedaron fuerzas enfrentadas que con base a diálogos y entendimientos, pudieron ponerse de acuerdo y vivir bajo unas reglas democráticas. En ese sentido, nuevas instituciones entraron, una guerrilla en aquel momento, a ser parte de lo que era el estamento político. Creo que esa es una ventaja que hay que respetar. Hemos mantenido esa actitud. El Ejecutivo últimamente pues ha desistido de eso.

Últimamente, decía. Veamos. Revisando este 2020. Al inicio de la emergencia por Covid-19, vimos a la fracción legislativa de Arena negociando y votando para apoyar al Ejecutivo. ¿Cómo se construyó ese acuerdo entre la fracción y el Gobierno?

El apoyo que se dio, y los movimientos y las conversaciones que se tuvieron en la Asamblea, eran sobre todo apoyando a la gente, reconociendo el problema que se estaba presentando con la pandemia y que la intención era apoyar a los ciudadanos de alguna manera comprar medicamentos y equipos. El apoyo nuestro ha sido permanentemente para la gente.

Usted dice que el apoyo era para la gente, pero Arena, por ejemplo, votó en una ley de cuarentena que fue criticada por organizaciones de la sociedad civil de violar derechos humanos. Incluso la Sala de lo Constitucional se pronunció por las violaciones de los derechos humanos que estaba cometiendo el Ejecutivo. Y aun así Arena aprobó una ley de cuarentena que validaba estas prácticas.

Cuando empezó esto, todos los partidos políticos apoyaron una cuarentena de 15 días. Luego las cuarentenas fueron impuestas por decretos ejecutivos que en cada momento se revisaban. A parte, nosotros pusimos amparos constitucionales a varios Decretos Ejecutivos que estaban haciendo cierres y lo denunciamos porque eran limitaciones a derechos constitucionales.

Hablando de ese momento en particular, ¿por qué Arena decidió acompañar con votos una propuesta del Ejecutivo que validaron estas prácticas violatorias de los derechos humanos?

La propuesta original del Ejecutivo era prácticamente suspender parte de los derechos constitucionales. En aquel momento sí había una tendencia mundial, en ese momento, de tener un confinamiento y todos estaban de acuerdo. Pero luego pues empezaron algunos abusos, como ustedes vieron: suspensión de transporte público, etcétera. Entonces se suspendió. La verdad es que fue una práctica en el momento pero se abusó del confinamiento y ahora tenemos también problemas de nivel económico por esto.

En ese momento, Karim Bukele, el hermano del presidente se volvió fundamental en las negociaciones. ¿Qué rol ha jugado el hermano del presidente en la relación entre Arena y el Ejecutivo?

Nosotros no hemos tenido contacto con familiares del presidente. Nosotros lo que hemos tenido es el diálogo institucional que tiene entre las fracciones y lo que son los Ministros y el Ejecutivo.

Pero todos vimos a Karim Bukele en la Asamblea Legislativa y, de hecho, recordamos que parte de esas llegadas del hermano del presidente era para conversar y reunirse con la fracción de Arena.

Yo me recuerdo en aquel momento. La Asamblea es un organismo público. ¿Estuvo Karim Bukele presente en la Asamblea? Sí hubo presencia, un medio lo vio. Pero lo que realmente pasó fueron conversaciones que tuvieron en los pasillos con personas de todos los partidos políticos.

Es decir, ¿usted, por ejemplo, como presidente de Arena, no ha tenido reuniones directamente con Karim Bukele?

No.

¿Por qué la fracción de su partido, en estos momentos, estaba más anuente? Usted me decía “yo no”. Pero, ¿por qué la fracción parecía más anuente a esa conversación con el hermano del presidente?..

… Mire, yo, yo…

… Porque recordamos que, por ejemplo, los diputados Carlos Reyes y Margarita Escobar se reunían directamente con Karim Bukele.

Mire, yo nunca he tenido conocimiento de ese tipo de reuniones. Sin embargo, le quiero decir, la Asamblea es el órgano más político que existe, y es normal que Ministros y diputados se reúnan, verdad, en la Asamblea Legislativa. Por la naturaleza deliberante de la Asamblea, es esa, la función de la Asamblea. Ahora, yo le voy a decir una cosa, dentro de todo este momento…

… Ministros y diputados, pero, ¿familiares, por ejemplo, sin un cargo público asignado?

Por eso le decía: Yo no tengo conocimiento de eso. Pero, sin embargo, se reúnen con los ministros que llegan a la Asamblea. Ahora, lo que quizá vale la pena destacar en este momento, fue cómo nuestro país y ciudadanos se comportaron durante este conflicto generado en una pandemia. Prácticamente fueron cinco meses de encierro, que han provocado muchos daños, no solamente económicos sino también psicológicos y otros daños que se van a ir viendo en el futuro, que vamos a tener que ir enfrentando, que ir viendo y atendiendo. Y ahora es una oportunidad en este nuevo presupuesto.

“Una de las ganancias de los Acuerdos de Paz, fue entender que los diálogos y entendimientos entre los actores políticos eran lo único que podía reducir los conflictos.”
Erick Salguero Gross, presidente del Coena

Hace unos minutos usted decía “últimamente la actitud del Ejecutivo ha cambiado con respecto a Arena”. ¿En qué ha cambiado?

Creo que no es con respecto a Arena en sí mismo. Es con respecto al sistema democrático. Cuando usted mira que, digamos, este gobierno de Nuevas Ideas, tiene conflictos con la Sala de lo Constitucional, con la Corte Suprema de Justicia (CSJ), con la Fiscalía General de la República (FGR), con la Asamblea Legislativa, con toda las organizaciones de la sociedad civil, con los medios de comunicación, con los partidos políticos, etcétera. Se ve que hay una deuda, en este momento, de diálogo y entendimiento, eso es obvio. Una de las ganancias de los Acuerdos de Paz, fue entender que los diálogos y entendimientos entre los actores políticos eran lo único que podía reducir los conflictos.

Hoy por hoy vemos un deterioro y una actitud contraria que lo pueden ver todas las personas y los medios de comunicación. Creo que en hay que poner atención en esto, que hay un cambio en discurso y en la actuación y eso es un riesgo también. La gente puede llegar a entender que los sistemas democráticos están en contra del desarrollo; cuando es todo lo contrario, sí no hay democracia no puede haber desarrollo.

¿La comunicación entre Arena, como instituto político, y el Ejecutivo está cerrada en este momento?

Mire, nosotros no tenemos comunicación. En este momento tenemos las comunicaciones oficiales: la Asamblea Legislativa, las Comisiones de Hacienda, la Comisión Política que llevan los Ministros y las Comisiones que se han formado. O sea, la comunicación siempre existe de manera oficial, de manera única, que creo es como debe ser.

Sabemos también que al interior de la fracción legislativa hubo desacuerdos sobre las votaciones en las que se acompañaban al Ejecutivo. ¿Cómo se gestaron estas fracturas al interior de la fracción?

Divisiones no hay. Las fracciones tienden a discutir los temas. Hay una libertad, también y la Constitución ampara la libertad de los diputados de apoyar o no, pero nosotros hemos seguido los mecanismos. Creo que salieron bien librados lo que son las votaciones. Ahora, la fracción nuestra tiene como principio fundamental el debate deliberativo. Tenemos una fracción que debate, y que delibera sobre los temas que vamos a votar.

Recordemos un episodio particular: El 30 de abril de este año, representantes del Ejecutivo llegaron a la Asamblea Legislativa y presentaron la ley de cuarentena. La fracción de Arena discutió por horas y finalmente no bajaron al pleno a la votación de  esta propuesta del Ejecutivo. En ese momento, ¿cómo se gestionó esa discusión dentro de la fracción?

Mire, lo que pasa es que cuando usted lleva una ley a la Asamblea, estas van a las Comisión Políticas, y luego a debate en las fracciones. Creo que ese fue el momento cuando se presentó el Ejecutivo y, prácticamente, eliminaba todos los derechos constitucionales. Lógicamente eso no lo podíamos apoyar porque, por decir algo, la detención que es de 72 horas, que es de ley, pasaba a 15 días. Y habían cosas que considerábamos en ese momento que eran un exceso. Creo que todo el tiempo de la pandemia fue un momento excesivo en todos los aspectos, también, a nivel político y económico. Y todo esto estamos cosechándolo, en este momento, con un desempleo prácticamente de 80 mil personas. Y quiero decirle a usted, cuando le dicen que hubo un desempleo de 80 mil personas formales, multiplíquelo por tres en el informal. O sea que nosotros podemos estar enfrente de casi 250 mil personas que han perdido el empleo.

¿El apoyo al presidente Bukele es motivo de división al interior de la fracción de Arena?

Nunca hemos tenido división por eso. Nosotros siempre hemos apoyado los proyectos que sean de beneficio a las personas. Hoy por hoy, por ejemplo, en este presupuesto que se va a discutir, vamos a tener que poner al centro lo que son todas estas personas que han perdido su empleo. ¿Por qué? Y que han sido dañadas en esta pandemia y en este año tan irregular, que ha sido una perdida no solo para el empresario, para los comercios, para los negocios, para la familia salvadoreña, inclusive porque hay gente que ha dejado a sus hijos perder los años escolares. Hay una perdida en la educación y otra serie de cosas. Y eso va a afectar a la familia salvadoreña.

Usted decía “decidimos apoyar al Ejecutivo en esos momentos porque requería una voluntad al diálogo, etcétera. Pero, ¿por qué Arena no ha vuelto a apoyar otras iniciativas del Ejecutivo en la Asamblea?

Hemos estado apoyándolo permanentemente. Autorizamos dos mil millones; después mil millones del fideicomiso. ¿Después de aprobarlo a quién le toca ejecutarlo? Es al Ejecutivo. Fíjese usted que el 5 de mayo nosotros aprobamos mil millones de dólares para el Ejecutivo. En junio, si usted revisa los datos, estaba siendo colocado, estos mil millones al 9.5% de interés. Y hoy por hoy las empresas están teniendo problemas porque en aquel momento, en el contexto que se creó, se creó para salvar empresas, pero en la actualidad ya cerraron tres mil 500 empresas. Y la verdad de todo eso, cuando lo ve, ¿qué fue lo que pasó? ¿Por qué no se ejecutó? Porque parte de ese dinero, que fueron como 600,000,000 se ocupó para pagar deudas bancarias que tenía el Ejecutivo. Y hasta ahora vuelve el fideicomiso, pero ahora y lamentablemente ya cerraron 3,500 empresas.

Bien. Durante la emergencia vimos a los financistas tradicionales de Arena, como Roberto Murray Meza, Ricardo Poma y Roberto Kriete demostrando su apoyo público o demostrando su cercanía al presidente Bukele. ¿Qué papel juegan los financistas tradicionales de su partido en la relación que ustedes tienen con el Ejecutivo?

Mire, yo creo que cuando se refiere a los financistas de Arena, realmente son las familias de todos los que integramos este partido. Nuestras familias nuestras son los grandes financistas de Arena. Ahora, los ciudadanos que se reunieron en ese momento 0con el señor presidente son empresarios preocupados por el país y que en ese momento fueron convocados. Y naturalmente si lo convoca el presidente, pues tiene que asistir. Malo sería que fuera por otro objetivo.

Pero no vamos a negar que estos empresarios han tenido muchísima incidencia dentro de Arena. Es decir, han sido grandes financistas y además han ocupado cargos en las estructuras del partido  en años anteriores.

Eso no lo puedo negar. Han estado algunos de ellos y han sido parte. Pero como todos, constitucionalmente tiene derecho a participar en un partido político.  Eso es natural en lo que es una democracia.

“En una democracia no puedo decir para qué va a ocupar la gente su dinero. Lo que yo puedo hacer es que nuestro partido haga una propuesta que le atraiga, que le convenza y demostrarles que tenemos una alternativa que es mejor que la de los otros partidos.”
Erick Salguero Gross, presidente del Coena

Ahora, ¿teme que estos grandes financistas den su apoyo económico a Nuevas Ideas, el partido del presidente?

En una democracia no puedo decir para qué va a ocupar la gente su dinero. Lo que yo puedo hacer es que nuestro partido haga una propuesta que le atraiga, que le convenza y demostrarles que tenemos una alternativa que es mejor que la de los otros partidos. Y eso es la democracia. Y eso fue a lo que nosotros decidimos jugar hace casi 30 años que fueron los Acuerdos de Paz: vivir en un sistema y en un régimen democrático.

¿A usted no le preocupa que estos empresarios, que han solido acompañar a Arena con importantes sumas de dinero durante sus campañas, ya no den ese apoyo económico, por ejemplo, y prefieran dárselo a otro partido, como Nuevas Ideas?

En una democracia no puede decirle qué hace y qué no hace las personas. Eso lo respetamos y nosotros estamos acostumbrados a la lucha en lo que es un ambiente democrático.

De acuerdo, eso lo entiendo pero, como presidente del Coena, pues, las finanzas del partido y los fondos que tengan disponibles para ejecutar sus programas, por ejemplo la campaña electoral, la que se viene…

Alianza República Nacionalista (Arena), durante 40 años de existencia, no nació con montones de dinero. El partido nació con la voluntad, el entusiasmo y el patriotismo de miles de salvadoreños, y nació con una causa. Y eso es lo que hace grande a Arena, no es el dinero realmente.

El Ejecutivo y el presidente, discursivamente, parece que ya quemaron cualquier puente de diálogo con Arena. Sin embargo, van a necesitar los votos de la fracción de Arena para la aprobación del presupuesto 2021. ¿Cómo avanza el diálogo sobre el presupuesto 2021 entre la fracción y el Ejecutivo?

La discusión del presupuesto se da en la Asamblea Legislativa. Ahí es un concurso de todos los partidos políticos. Ya han habido dos o tres reuniones que llega el Ministro de Hacienda, presenta, y nosotros lógicamente estamos revisando el presupuesto, en una acción deliberativa presentan el presupuesto general y después van por partido. ¿Nosotros qué tenemos en este momento? Bueno, aplaudimos nosotros que hay un reconocimiento en la importancia de la salud y la educación, verdad, en lo que es el presupuesto. Llega educación casi al 5%. Hay un incremento como del 1% en lo que es el presupuesto en educación. Hay un incremento de un poco menos del 1%, también, en salud, pero ya se vuelve importante considerar los rubros que son de beneficio para las personas. Ahora, también vamos a analizarlo. No es para decir uno «mire yo no lo voy a aprobar». No. Nosotros creemos que hay que analizar los presupuestos dentro de un contexto.

En los presupuestos viene contemplado que van a entregar computadoras, ¿no es cierto? Y eso es bueno para la gente. Lo aplaudimos. Pero también, ¿considera esto la conectividad? ¿Considera los gastos en lo que es internet? ¿Considera el mantenimiento de los equipos? ¿El acceso a electricidad de la gente? Entonces, es un proyecto que también lo podemos mejorar. Para decir que: «mire, esto está muy bien, pero considere que estiremos un poco esto para poder apoyar a las familias». Usted sabe que ahora, la gente que está estudiando, el millón y medio de jóvenes, aproximadamente gastan como $5.00 semanales, verdad, para poder tener conectividad. Bueno, eso hay que ver cómo uno va a tener eso e irlo acercando también.

¿Qué otros elementos le preocupan sobre la presentación del presupuesto que ha hecho el Ejecutivo a la Asamblea?

Todos los presupuestos, es la voluntad de un Gobierno sobre las cosas que quiere hacer. Y las cosas que uno quiere hacer en la vida obedecen a un contexto, a una realidad. Entonces ustedes tienen esos fondos de acuerdo a esa realidad. Ahora, nosotros sí tenemos preocupaciones, por ejemplo, en el financiamiento de lo que es el presupuesto. ¿En qué sentido?

¿Hablando de la deuda o de los ingresos, específicamente?

De ambos. Usted ve que nosotros en menos de un año hemos aumentado la deuda del país en un 20%, llegando al 90% del Producto Interno Bruto (PIB), pero también nosotros creemos y así coinciden organizaciones como la ANEP, el ICEFI y FUNDE, que los ingresos están sobreestimados. ¿Por qué? Porque se está previendo que van a haber mayores ingresos por impuesto, sobre todo del impuesto a la renta. Y todos sabemos, que las empresas como los comercios este año, muchos van a declarar pérdidas. Entonces no es predecible que vaya a ingresar más dinero que otros años de lo que es la parte de la renta. En este año no se vio porque realmente estaba pagando la renta del 2019, verdad.

¿Y cuál es la propuesta de Arena desde la Asamblea, que es un campo importante de incidencia que tienen, para financiar las necesidades de desarrollo de este país?

Nosotros tenemos que ver es que lo que está proponiendo les sirva a las personas. Cualquier presupuesto que este Gobierno  quiera tiene que poner sobre la base que la gente  ha sufrido, durante un año, una de las crisis más grandes en la historia de nuestro país. Yo creo que el país ha sido conmocionado más que con la guerra en este momento. Y entonces qué pasa: tenemos que ver un presupuesto que le hable a la educación de la gente, por supuesto; que resuelva cosas en salud, por supuesto; pero que también no olvide que se han perdido casi 300,000 empleos, que hay nuevos emprendimientos, que tenemos que ver más de 3 mil 500 empresas que han cerrado, y que pensemos nosotros que nuestro país se ha contraído, y que tenemos que echarlo a andar nuevamente. Y eso tiene que estar en el presupuesto.

En este contexto de crisis, usted como presidente de Arena, ¿a dónde visualiza que tiene que trabajarse para incrementar los ingresos del Estado salvadoreño?

Mire, primero tiene que haber… En la actualidad, usted solamente puede, por dos vías, incrementar los ingresos. Primero, reducción de gastos. Yo creo que ahí nosotros podemos contribuir mucho como la sociedad civil y los tanques de pensamiento también, a revisar el presupuesto y ver los gastos que no son necesarios. Por ejemplo, disminuirlo y reenfocarlo a áreas importantísimas como salud, como educación, como apoyo a las pequeñas empresas. ¿Por qué? Porque tenemos que reconocer el problema que se va a dar en este país. Y es un problema que tenemos actualmente. El otro año vamos a tener que descender casi diez puntos del PIB, fíjese bien. Esto es más grande de lo que pasó en la guerra.

Ahora, organizaciones como ICEFI, que usted citaba, también ha hablado de la necesidad de revisar propuestas de creación de nuevos impuestos. Por ejemplo, impuestos al patrimonio. ¿Cuál es su opinión como presidente de Arena, sobre este tipo de propuestas?

Mire, yo creo que los impuestos tienen que ser bien pensados, sobre todo cuando usted viene y va saliendo de una crisis que ha impactado no solamente a los comercios, a las pequeñas y medianas empresas, sino que a la familia salvadoreña. Los impuestos tienen que considerarse porque usted puede, en el afán de aumentarlos, también puede contraer más la economía. Creo que lo que tenemos que hacer es incentivar la producción. En este país se han perdido casi 250 mil empleos, verdad. Eso quiere decir que son 3 mil 500 empresas las que han cerrado.

La pregunta es, ¿cómo vuelve a abrir más empresas? ¿Cómo vuelvo yo a incentivar para que usted venga y mañana quiera poner una empresa acá? Primero, reglas claras. Segundo, tiene que disminuir toda la parte de tramitología, que sea fácil crear una empresa, cómo entrar o cómo salir. Y que también usted tenga incentivo para eso. Yo le voy a decir una cosa. Hoy por hoy se han generado muchísimos emprendimientos de personas naturales, que por la pandemia han hecho sus comidas en casa, han hecho un montón de actividades. ¿Por qué no formamos a esta gente y de estos emprendimientos pueda ser que existan empresas exitosas en el futuro? Pero siempre y cuando, piense en las personas, y sobre todo en qué haremos para que mejore la vida de la gente y las familias de estas personas.

Tal cual se ha presentado el proyecto de presupuesto en el 2021, está acompañado de una importante cantidad de deuda. ¿Está dispuesta la fracción de Arena y usted, como presidente de este partido, a apoyar esos términos de solicitud de deuda que ha hecho el Ejecutivo?

Nosotros estamos en un proceso de análisis.  Ellos presentan una propuesta, nosotros podemos decir más o menos, pero lo que sí podemos decidir es que sí el país se va a endeudar, que esto sea lo más eficientemente posible. Que lo que se vaya a hacer tenga una rentabilidad social lo más elevada posible. Eso sí puede hacerse. ¿Dónde lo encuentra usted eso? En educación, en salud y en todo lo que sea inversión en capital humano y en capital social. Todo lo que usted pueda invertir ahí, todo es altamente rentable socialmente. Si nosotros nos enfocamos en eso y no a comprar camionetas y en televisores y no a gastar en publicidad, lógicamente que podemos ver en el futuro, aunque nos endeudemos, algún beneficio para la gente y para el país.

Hablemos un poco ahora de la proyección a futuro de Arena. Sobre todo pensando en las elecciones del 2021. En su discurso Arena ha sido el gran defensor de la libertad empresarial. Y aquí hay una coincidencia ideológica con el discurso del presidente Bukele. Con esta perspectiva, a 2021, ¿en qué se diferencian ideológicamente las propuestas de Arena y del partido del presidente, Nuevas Ideas?

Entre el decir y hacer, hay un trecho bien grande. Nosotros como Arena, en los 40 años que tenemos de existir, siempre hemos luchado por aquello que involucra por aquello que involucra a lo que son las empresas, las pequeñas empresas y  los comercios. Toda aquella actividad que hace grande un país y que mejora la condición de la gente.

Solo le voy a dar un ejemplo a usted, verdad. Nosotros estamos conscientes que el desarrollo del país, la parte económica del país es importante, pero ahora en la actualidad, aun cuando el discurso sea de favorecerlo, pero tenemos la municipalidades. Este día se cumplen cinco meses de que no se ha entregado el Fondo de Desarrollo Económico y Social (FODES) por parte del Gobierno. Y el FODES, si quiere reactivar un país y poner dinero en este país, en 24 horas, solo tiene que entregar el FODES, y usted va a tener más de dos mil proyectos activados y dos millones de personas que son beneficiadas. Entonces, ese es el concepto entre lo que uno dice y querer hacer las cosas.

Arena siempre ha estado preocupada por eso. Hay un discurso, pero también hay una acción que uno tiene que tener, en este caso. Y ahora estamos muy preocupados porque todos esos proyectos que son en las municipalidades, de los 262 municipios, son pequeños grandes proyectos, que usted puede preguntar, ¿Cómo le benefician a las familias y a las personas? Le dan una vida mejor. Con esos se pagan becas, y se hacen caminos, se hacen pozos, se pagan escolaridades, se ayudan escuelas, se le compran inclusive hasta gasolina a la policía, se ayuda a las Unidades de Salud, y tiene una serie de usos en beneficio a las personas.

Y, sin embargo, como nunca antes, en cinco meses no han entregado. Y quiero decirle que el FODES lo creó Alianza Republicana Nacionalista y fue porque había que desarrollar al país, al igual como se ha desarrollado San Salvador y las cabeceras departamentales.

Teniendo  en cuenta que el adversario político histórico de Arena, el FMLN, está profundamente debilitado en términos electorales, y que con Nuevas Ideas comparten planteamientos ideológicos con su partido, ¿quién es ahora el adversario político principal de Arena?

Mire, el adversario político de Arena siempre ha sido todo aquel que atente contra el bienestar de la gente. Y siempre, por eso, cuando iniciamos, Arena se convirtió en más que una bandera sino que en una causa, verdad. Y nosotros, si usted lee nuestros estatutos, lo principal, el centro de nuestro pensamiento es la familia. Y todo lo que atente contra ella  y cualquier pensamiento externo, interno de este país, independientemente de donde  que venga, en nosotros va a encontrar una pared que lo va a detener, que somos nosotros.

Bien, pero electoralmente, y pensando en el 2021, cada voto cuenta.

Por supuesto.

¿Quién es el adversario político, pensando en la campaña electoral?

Tenemos los adversarios naturales. Lógicamente tenemos de adversario a Nuevas Ideas, como adversario político, el FMLN y los otros partidos. Ahora, lógicamente de todos los partidos políticos, después pueden haber alianzas en la Asamblea. Pero en este momento, ninguno le va a decir que va ir combinado uno con otro, verdad. Entonces lógico, todos somos adversarios y en una democracia vamos a competir por los votos, porque esos votos se transmiten en curules y alcaldías.

Bien. Hablemos de las curules en la Asamblea Legislativa. Arena perdió votos en las elecciones del 2014 y también las de 2019. A pesar de las promesas de renovación de su partido, nada parece indicar que están creciendo en simpatías de los votantes. ¿Cuántos diputados proyectan obtener para 2021?

En las últimas cinco elecciones a diputados y alcaldes, hemos mantenido nuestro caudal de votos entre 800 mil  y 850 mil votantes. No hemos disminuido en ningún momento. Lógicamente estamos apostando por mantener nuestra cuota de diputados en la Asamblea Legislativa.

¿De 37 diputados?

De 37 diputados, verdad, y nosotros para eso estamos trabajando y usted ingresa a nuestras redes y ve que tenemos actividad en todo el territorio nacional y vamos a hacer una campaña limpia y de altura con la que  logremos ganar el beneficio, el beneplácito de las personas.

¿No están perdiendo simpatías en el territorio bajo el efecto de Nuevas Ideas?

Usted, yo… A veces cuando dice “simpatías”; nosotros tenemos personas con las que nuestros alcaldes y diputados  han trabajado durante no uno o dos meses, tenemos el trabajo de tres años, 10, 15 o 40 años. Entonces, lógicamente, hoy nosotros vamos a ver eso. No hemos perdido el contacto con la gente,  por el contrario, sentimos que cada vez más personas se nos acercan, especialmente ahora, después de lo que fueron las elecciones internas de los partidos políticos, ahora andan mucha gente que compitió en otros partidos, como por ejemplo en Nuevas Ideas, que andan molestos y se acercan también a los otros partidos políticos. La política es dinámica y nosotros creemos que cada día tenemos que convertir. Y todos, pues, andamos buscando el favor del pueblo con los votos, verdad. Esa es una realidad.

¿Usted nos visualiza un escenario donde Nuevas Ideas tendrá una cuota importante dentro de la Asamblea Legislativa, un número de diputados importante en la Asamblea?

Eso se va a ver en febrero. Dependerá de su trabajo, dependerá de sus candidatos. La gente a la hora de competir tiene que comprar a qué diputado quiere, a qué alcalde quiere en su comuna. Y la gente tiene que hacer una comparación entre los diferentes partidos políticos. Y el 28 de febrero pues nosotros veremos cuál es el resultado real de estas elecciones.

Hablemos de las alianzas. Usted hablaba, al principio del orden democrático de 1992. ¿Ustedes van a defender este orden democrático emanado de los Acuerdos de Paz? ¿Lo sienten amenazado?

¿Usted qué preferiría, que lo defendiéramos o que no lo defendiéramos?

Bueno, yo soy partidaria de la democracia.

Ok, entonces, usted como millones de salvadoreños va a estar de acuerdo que tenemos que defender lo que hemos construido. O sea, la democracia no puede ser un obstáculo del desarrollo. Y cuando nosotros hablamos de democracia hablamos de instituciones, hablamos de poderes del Estado, etcétera; que tiene que haber un respeto y tiene que haber una interacción. Entonces yo creo que así como usted lo piensa, así lo piensan millones de salvadoreños.

Bueno, pero también millones de salvadoreños piensan que no se puede confiar en el régimen democrático, en parte porque Arena y el FMLN no supieron llenar las expectativas de desarrollo de las últimas décadas. ¿Cómo recuperar la confianza para defender la democracia que se pactó en 1992?

Los sistemas de partidos políticos, en el mundo, han tenido una crisis que hay que aceptar. Pero  también se debe de comprender una cosa. Estos mismos partidos políticos se componen por personas. Y los institutos en sí mismos no son malos. Y hay personas que hacen bueno un partido o que lo pueden hacer malo, ¿no es cierto? Entonces nosotros, ahora, en esta nueva oferta electoral, estamos ofreciendo candidatos que vendan y satisfagan ese deseo de la persona. ¿Sabe por qué? Porque es clave que la democracia se mantenga en el país.

Muchas veces, cuando usted mira que se desconoce la FGR, se desconoce la Sala de lo Constitucional, la Asamblea Legislativa, los Poderes del Estado, la organización de la sociedad civil, y todo el mundo que se oponen, entonces usted pone en riesgo la democracia. ¿Por qué? Porque la democracia son todas esas cosas que usted ve. Inclusive, por eso en la Constitución de 1982 dice que el presidente de la República está mandado a mantener la armonía social. Y no solo es eso, verdad. La armonía social, dentro de un sistema democrático, un sistema representativo y pluralista.

Veamos, la crisis de Arena, la pérdida de confianza que han expresado los electores en diferentes elecciones, en el caso de Arena, ¿está causada por las por las personas que estaban dentro de Arena?

En la Asamblea General, yo le pedí perdón al pueblo salvadoreño en nombre de Alianza Republicana Nacionalista. ¿Por qué? Porque si hay personas que han cometido cosas que son incorrectas, creo que ya están pagando en la cárcel o se fueron a otros partidos políticos. Pero nosotros, hoy por hoy, estamos libres de eso. Pero, sin embargo, hay que reconocerlo. Y también hay un propósito de enmendar en esto, y los partidos políticos los enmiendan con una nueva oferta de candidatos que sean capaces, honestos y que estén al servicio de la gente.

Bien, hablando de la Asamblea Legislativa 2021-2024, ¿Arena se ve estableciendo más alianzas con el Ejecutivo o más bien estableciendo alianzas de oposición junto al FMLN?

Mire, estamos por hacer una alianza, aunque lo vuelva a repetir, con la gente. Le voy a decir, hay miles de temas en la Asamblea Legislativa. Hay miles de proyectos, que a veces se votan con un partido político, a veces con otro, pero que el común denominador tiene que ser que las cosas que vayamos a votar sean en beneficio de las personas. Y eso es el criterio que debe permanecer en la Asamblea.

Pero, ¿Arena se considera fundamentalmente una fuerza de oposición frente al Ejecutivo?

Nosotros somos una fuerza de razón. Cuando usted viene y le dice al Ejecutivo…

Bueno la oposición pasa por la racionalidad, también.

No todas las oposiciones.

¿No todas?

Puede oponerse por oponerse. Cuando usted viene, y no es que se oponga pero usted le dice “mire, yo le quiero ayudar a usted”, pero usted lo que ha presentado, por ejemplo en el presupuesto, verdad, y usted le dice “mire, puede mejorarlo”. Ahorita hay un caso con los Tepecianos. Van a haber por lo menos 20 o 30 mil personas que van a tener que pagar un abogado, que no lo tienen, y eso va a ser el siguiente año.

¿Por qué no considerar un fondo en el presupuesto para ayudar a esas miles de personas? ¿Por qué no hacerlo? ¿Por qué no venir y hacer cosas que apoyen a la gente? En la parte de educación con las computadoras, los más vulnerables de este país han sido excluidos por las distancias de las escuelas, y ahora, si no actuamos inmediatamente, pueden ser excluidos por la tecnología. Por eso le decía, le pueden entregar la computadora, ¿pero quién le da el dinero del internet, la conectividad, etcétera? Eso es lo que hay que pensar.

Recordamos discursos de Arena en gobiernos del FMLN, anteriores, muy enérgicos, advirtiendo el riesgo de que se perdiera la democracia. Lo que ustedes consideraban una pérdida de la democracia con los gobiernos del FMLN. ¿Ese mismo riesgo lo advierten ahora, en el caso del Gobierno del presidente Nayib Bukele?

Yo le voy a decir una cosa, la democracia, la libertad, son bienes de un ciudadano que siempre están en riesgo. Siempre está en riesgo.

¿Está en riesgo, particularmente con el gobierno del presidente Bukele?

Usted defiende la democracia, defiende su libertad día con día, y esa es la realidad.

En este caso en particular, en el caso del presidente Bukele, ¿está en riesgo el régimen democrático?

Si usted suma todas las acciones que ven, si usted ve una persona que está en contra de la Sala, la Fiscalía, de la Asamblea, que ordena una revisión a la parte constitucional, etcétera, y que cierra todos los canales de diálogo, que no existen tanques de pensamiento, que se aleja de las gremiales empresariales, ¿qué podría usted opinar? ¿Está en riesgo la democracia o no?

Está en riesgo un sistema de gobierno. Está en riesgo un régimen, verdad, está en riesgo la democracia. ¿Por qué? Porque cuando usted ve todo eso, la gente lo que le indica es que todo eso que existe, que son los aparatos democráticos, están en contra de su desarrollo y eso si no puede llegar a creerlo usted.

Aquí puedes ver la entrevista completa con Erick Salguero Gross, presidente del Coena, y otros materiales de FocosTV en nuestro canal de Youtube.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba