FOTOGALERÍA: Así vibran los colores de la comunidad LGBTIQ+

Este 26 de junio los colores de la bandera LGBTIQ+ llenaron algunas de las principales calles de San Salvador para celebrar la diversidad de identidades y orientaciones sexuales, así como reivindicar la igualdad de derechos y el rechazo a los crímenes de odio.

Pese a la pandemia de Covid-19, que el año pasado impidió la celebración del desfile, la convocatoria fue multitudinaria.

Muchas de las personas asistentes señalaron el poco apoyo que el Gobierno de Nayib Bukele ha dado a la comunidad LGBTIQ+ durante su gobierno y pidieron a los diputados que retomen las leyes que archivó la Comisión de Género, y que buscaban proteger a las personas de la diversidad.

Por Elisa Hernández

Asistentes al Desfile del Orgullo, realizado este 26 de Junio, dan inicio a la marcha con este simbólico levantamiento de la bandera LGBTIQ+
Carlos Díaz, de la sociedad civil, asiste con un atuendo muy llamativo a la marcha. El Desfile del Orgullo tiene como propósito la visibilización de la diversidad de identidades y orientaciones que hay en la sociedad. 
José Alfredo asiste hace 4 años a la marcha del Orgullo. Se enteró de ella por primera vez en 2016, a través de internet. Considera que este año se evidencia más el apoyo hacia la comunidad LGBTIQ+. Su deseo es que las personas entiendan que todos somos iguales, sin importar nuestra orientación sexual e identidad de género. También desea que las parejas  no heterosexuales puedan mostrar su amor públicamente, sin que eso cause discriminación. IG: @sekithog  

Christopher, quien asiste hace 4 años al Desfile del Orgullo, en cada año ha tenido un look vistoso y diferente. Dice que este año le parece muy buena la asistencia a la marcha, a pesar de la situación nacional donde sigue vigente la pandemia. A manera personal le interesa que se apoye la ley de identidad de género, de parte del estado. y que haya un cambio de mentalidad de la sociedad, sobre todo el trato hacia las mujeres trans que continúa siendo muy discriminatorio. IG: @christophercubias7  
Kay, con su grupo de amistades, tiene como motivación personal que se promueva la visibilización de la comunidad LGBTIQ+. Considera que este año en la marcha tiene un gran peso por el tema político, cree que es muy importante salir a la calle para que la sociedad y el gobierno sepan que existen y que resisten. “No es justo que se archiven nuestros derechos y se odie nuestra existencia”, señala en referencia a la decisión de la Comisión de Género de la Asamblea de archivar dos iniciativas de ley que buscaban proteger derechos de las personas LGBTIQ+. IG: @bxbykay7
Gabriel Gasteazoro comenta que le parece muy importante la gran afluencia de  personas al desfile del Orgullo este año. Cree que se debe a la influencia de todas las luchas sociales que han venido tomando relevancia, como los movimientos por el agua, feministas, identidad de género lgbtq+. Gabriel siempre colabora con varias organizaciones de diferente forma y su mayor razón por la cual apoya la marcha es por una mayor inclusión al momento de la construcción de las políticas públicas, ya que al final transversaliza todos los temas. “Que se nos escuche en todas las aristas del gobierno”, dice. IG: @GasteazoroF
Sunny está convencida de que el Estado no hará nada por la comunidad en los próximos años, pero se hace presente para exigir que la sociedad se concientice y trate a las personas LGBTIQ+ con igualdad. Eli hace un llamado para centrar los esfuerzos en la educación en las escuelas, ya que “no se puede pretender cambiar algo si a los niños les siguen enseñando las mismas cosas de siempre”. May comenta que es importante apoyarse entre todos, generar este sentimiento de acompañamiento, ya que considera que el Estado toma “como un juego” los derechos de la comunidad LGBTIQ+. Raquel exige principalmente respeto y un alto a la discriminación de parte de la sociedad, que se hace visible sobretodo en espacios públicos. IG: @mairiamvidaurre @calditoderata @elpanconquesoesmuerte @waterybrush
Asistentes muestran sus diferentes demandas durante un momento de la marcha. El Salvador es uno de los países con mayor nivel de crímenes de odio en la región. En los últimos tres años, 39 personas de la comunidad LGBTQI+ han sido asesinadas.
Eduardo Campos asiste hace 3 años a las marchas del Orgullo.  Apoya el desfile para hacer hincapié en que no tiene miedo de mostrarse, de ser él mismo. Considera que este año la marcha ha tenido un sentido más político, por todas las acciones que el gobierno ha tenido en los últimos meses. “Todas las leyes que se han archivado no son simples documentos, son leyes, son luchas que tomaron muchos años para este colectivo y el hecho que se archiven hace que se invisibilicen muchos años de lucha, muchas muertes. Nuestro sentido es mostrar nuestros colores, demostrar que seguimos en pie de lucha”, dice. IG: @cmpos.eduardo 
Brenda Urrutia (mexicana) y Nidia Beltrán, son pareja. Asisten con sus mascotas Milo y Molly por primera vez. Asisten por la reivindicación de sus derechos, denuncian la marginación y discriminación a través de la historia. Piden en primer lugar que no se archiven las leyes que protegen a la comunidad LGBTIQ+ y que se promueva la igualdad. Opinan que en nuestro país se debería tomar de ejemplo a naciones vecinas que sí han tenido avances en el tema de protección legal y el matrimonio entre parejas del mismo sexo, así como el respeto a los derechos de todas las personas, sin importar su identidad de género u orientación sexual. 
IG: @bren–urrutia94, @byby_bel 

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios