La deuda pendiente con la participación femenina en las elecciones legislativas

604 mujeres participarán en las elecciones legislativas del 28 de febrero. Las candidaturas femeninas han aumentado en los últimos procesos electorales, pasando de ser el 31% (30.87%) de aspirantes a una curul en 2009 al 47% para estos comicios, producto de una obligación legal.

En 2015, tras dos años de discusiones legislativas, por ley se obligó a los partidos políticos a incluir en sus planillas para las elecciones legislativas, del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y las municipales a al menos un 30 por ciento de participaciones de mujeres.

Antes de ello, sin elecciones internas, la decisión de dejar participar a mujeres recaía en la dirigencia partidaria, generalmente dominada por hombres, o de lo que indicaban sus propios reglamentos.

Pero los números del incremento total, aun con la regla del 30% también esconden que los partidos dejan a la mayoría de mujeres relegadas a cargos de diputadas suplentes. Aunque según los datos oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) el número de candidatas aumentó a 604 para estas legislativas, solo 224 participan como candidatas propietarias, frente a 380 que se inscribieron como suplentes, para una relación de 37% a 63%. Mientras hay 686 hombres buscando una curul como propietarios, de los cuales el 61% (421) son candidatos a propietarios. 265, a suplentes.

“La experiencia de las cuotas a nivel general nos demuestra que los partidos tienden a cumplir pero siguen sin darle prioridad a las mujeres en los cargos que tienen más posibilidad de ser electas”, analizó Eduardo Núñez, director de Programas para Centroamérica del Instituto Nacional Demócrata (NDI, por sus siglas en inglés).

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios