La extraordinaria contribución de Trump al nuevo desorden internacional y a la división y debilitamiento de Estados Unidos

(Tomado de La Prensa Gráfica)

Nunca en la historia se consideró remotamente posible una «política exterior» de Estados Unidos semejante a la de Donald Trump, con:

1. El abandono del más importante acuerdo –el de París– sobre el Cambio Climático para asegurar la preservación de la existencia humana.

2. Su complicidad en el involucramiento de Rusia –demostrado en el Reporte Mueller– que buscó su triunfo en las pasadas elecciones presidenciales.

3. Su presión al presidente de Ucrania –condicionando la ayuda militar para defenderse de Rusia– a que investigara al exvicepresidente Biden y su hijo para afectar su participación en las próximas elecciones presidenciales.

4. Su desconocimiento del exitoso acuerdo internacional con Irán, liderado por EUA y Europa, para erradicar la potencial fabricación iraní de armas nucleares.

5. Sus encuentros con y legitimización del dictador Kim Jong Un de Corea del Norte, a cambio de ningún avance en su desnuclearización.

6. Su apoyo al Brexit y su dañina confrontación con Europa.

7. El cambio de su embajada de Tel Aviv a Jerusalén y el respaldo al primer ministro Netanyahu a la anexión de Israel de los Altos del Golán y al retiro de la cooperación al pueblo palestino, energizando y legitimando a Hamas y Hezbollah y agudizando las tensiones en la región.

8. Su respaldo al príncipe bin Salman de Arabia Saudita después de ser señalado por la CIA como el autor intelectual del horrendo asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, del Washington Post.

9. Su respaldo al líder autoritario Erdogan, de Turquía, y al retiro de su apoyo a las fuerzas kurdas aliadas de Estados Unidos que lideraron la confrontación con ISIS, permitiéndole a Erdogan avanzar hacia su aniquilamiento en el norte de Siria.

10. Sus «manos afuera» con los crímenes contra la humanidad perpetrados por el presidente sirio, Assad, con el respaldo incondicional de Rusia.

11. Su identificación con y respaldo a los líderes autoritarios antidemocráticos en Hungría, Rusia, Turquía, Filipinas, India y Brasil.

12. La guerra comercial con China y sus efectos en la ya iniciada desaceleración y potencial crisis económica internacional, para mencionar los principales.

En su política nacional:

1. Apoyó a los «Blancos Supremacistas» avivando el fuego racista en Estados Unidos.

2. Desmanteló las estructuras regulatorias protectoras del medio ambiente.

3. Respaldó la agenda de la Asociación Nacional de Armas de Fuego, contribuyendo a alentar la continuidad de las matanzas de civiles inocentes con armas de asalto.

4. Creó una narrativa y políticas antimigrantes en un país de inmigrantes, alentando el odio y la división de uno de los pueblos más diversos.

5. Impulsó una política fiscal de reducción de impuestos a multimillonarios y billonarios, incrementando el déficit y la deuda pública.

6. Debilitó el ya precario servicio de salud pública de los pobres y la clase media.

7. Insultó a inmigrantes, a mujeres, a opositores demócratas y algunos republicanos, con epítetos vulgares y denigrantes.

8. Se rodeó de muchos funcionarios incapaces y radicales.

9. Ni como candidato ni como presidente declaró sus impuestos.

10. Su política antimigrante, una parte de su política internacional y de su narrativa confrontativa está en función de potenciar su mercado cautivo de votantes sin consideración alguna por el interés y la unidad nacional.

La combinación de su política nacional e internacional acompañado de su retórica confrontativa permanente ha contribuido a crear el mayor desorden internacional y división nacional, debilitando a Estados Unidos en el mundo tanto por la irracionalidad de muchas de sus iniciativas y políticas, por su egocentrismo y subjetividad, por su falta de formación, experiencia y preparación, por la incapacidad liderada por él y buena parte de sus funcionarios.

A menos de tres años de ejercer la presidencia será votado en la Cámara de Representantes el «impeachment» cuya aprobación dependerá finalmente de la mayoría republicana en el Senado. Por mucho menos hubiera sido condenado Richard Nixon quien renunció antes. La campaña electoral será acompañada de las evidencias, acusaciones y defensas en torno al «impeachment». Nadie imaginó que en pleno siglo XXI, Estados Unidos sería conducido por un presidente que tan extraordinariamente contribuiría al nuevo desorden internacional y a la división y debilitamiento de su país.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar