La ONU pide 588 millones de dólares para hacer frente a la pobreza en el Triángulo Norte

El organismo calcula que 8,3 millones de centroamericanos precisan de asistencia de emergencia.

Precariedad alimentaria

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), pidió, el martes a la comunidad de donantes internacionales fondos por valor de hasta 588 millones de dólares para asistir a los países que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica.

Según el organismo “8,3 millones de personas precisan asistencia de emergencia en El Salvador, Guatemala y Honduras”, ya que debido a los efectos del cambio climático y de la pandemia del COVID-19 se ha agudizado el hambre severa.

En una nota de prensa ONU explicó que los recursos solicitados les permitirían ejecutar el Plan de Respuesta Humanitaria para el Triángulo Norte, el cual comenzó a ejecutarse el mes pasado y tiene previsto concluir en diciembre de 2022.

“El Salvador, Guatemala y Honduras padecen grandes necesidades agudizadas por la pobreza elevada, los choques climáticos recurrentes, la violencia crónica, el acceso limitado a servicios de salud y los flujos migratorios desde y dentro de sus territorios”, cita el documento.

El Plan ha destinado 156 millones de dólares para El Salvador, 210 millones para Guatemala y 222 millones para Honduras.

Migración efecto del cambio climático

Durante un evento virtual, realizado por la OCHA el martes, el organismo señaló que otro de los graves efectos del cambio climático y la inseguridad alimentaria, en los tres países centroamericanos, “es la migración y desplazamiento de cientos de miles de personas”.

De acuerdo con la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la cifra de desplazados alcanzó un récord con casi 870.000 personas, en el último año.

La subtitular de ACNUR, Kelly Clements, señaló que el número de desplazados de El Salvador, Honduras y Guatemala se ha multiplicado por 50 en la última década, además de que un 12% de las peticiones de asilo en todo el mundo fueron de ciudadanos de esos países.

Clements viajó recientemente a las tres naciones y observó de primera mano las carencias de la población más vulnerable.

“Ha llegado el momento de responder a las necesidades de más de ocho millones de personas y de proteger a más de un millón. (…) Este llamamiento ayudará a mitigar los factores que detonan la migración”, enfatizó.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios