Legisladores vascos: el aborto debe abordarse con enfoque de derechos fundamentales

Una delegación de legisladores vascos visitó la semana pasada a El Salvador para conocer la situación de los derechos de las mujeres, como parte de un acuerdo alcanzado con las organizaciones salvadoreñas Colectiva Feminista y Agrupación Ciudadana.

Los legisladores visitaron el Centro de Detención Menor de Zacatecoluca, donde se encontraron con mujeres que sufrieron emergencias obstétricas y perdieron a sus bebés, pero el sistema de justicia las condenó hasta con 30 años de prisión por homicidio agravado.

Iñigo Iturrate, del Partido Nacionalista Vasco; y Natalia Rojo, del Partido Socialista, afirmaron que temáticas como el aborto deben abordarse desde el punto de vista de los derechos fundamentales.

«La única vía que se ha demostrado como ineficaz, porque no previene, no disminuye el número de abortos y además los convierte en inseguros y en perjudiciales para la salud de las mujeres, es la penalización de los mismos», afirmó Iturrate en FOCOS.

Rojo dijo que la visita a Zacatecoluca fue una experiencia dura y señaló que a las mujeres encarceladas por emergencias obstétricas también las han separado de sus hijos. «Ese sistema que te dice ‘estás condenada ahí por intentar abortar’, como si tú eres culpable por no haber querido traer un hijo a la vida, pero sin embargo es el mismo sistema que te imposibilita formar parte de la vida de tu hijo», dijo.

En 2018, El Salvador reportó la tasa más alta de feminicidios en Latinoamérica y el Caribe, con 6.8 por cada 100,000 mujeres. En 2017, la tasa nacional de violencia sexual fue de 175.3 por cada 100,000 mujeres. Además, en 2015 se registraron 25,132 niñas y adolescentes embarazadas, el 30 % de los embarazos en el país. De ellas, 1,445 tenían entre 10 y 14 años y por la penalización del aborto no tuvieron la opción de interrumpir la gestación.

Iturrate señaló que esta realidad los llevó a contactarse con la Colectiva Feminista y la Agrupación Ciudadana, para ofrecer la experiencia del intergrupo parlamentario vasco. Este esfuerzo reúne a cinco partidos políticos de ideologías diferentes, pero que han logrado aunar fuerzas para encontrar soluciones conjuntas a diferentes problemáticas, explicó la congresista Rojo.

Iñigo Iturrate y Natalia Rojo son parte de la delegación de legisladores vascos que visitó El Salvador recientemente, para analizar la situación de los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres. /Elisa Hernández.

Los legisladores vascos señalaron que cifras como las antes mencionadas deben sacarse del debate ideológico y abordarlas desde el enfoque de derechos básicos de las niñas y las mujeres, el impacto en la salud pública y consecuencias como abandono escolar y pérdida de desarrollo en un país. 

Iturrate indicó que el aborto crea una colisión entre los derechos de la mujer y del no nacido que el Estado debe ponderar, pero consideró injusto que “se pondere siempre” en perjuicio de la mujer y se le penalice. El legislador aseguró que el mayor aprendizaje que obtuvo España en torno al debate del aborto es que el peor abordaje que se puede hacer ses desde la perspectiva penal. “El aborto hay que intentar evitarlo”, señaló. Apostarle a los derechos de las mujeres y de las niñas, e intentar no abordarlo desde la penalización, sí es compatible con el humanismo cristiano, consideró. 

«Yo no estoy hablando de la defensa del aborto, no creo que el aborto sea un bien que haya que proteger», dijo Iturrate; pero insistió que la vía no es condenar a una mujer en casos donde peligraba su derecho, o el del no nacido, a una vida digna.

La visita de los legisladores vascos surge de un acuerdo logrado con la Colectiva Feminista y la Agrupación Ciudadana, alcanzado en Nairobi, Kenia, en noviembre del año pasado, cuando ambos grupos se encontraban en la cumbre “Acelerando la promesa”, organizada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

El acuerdo incluye diseñar un plan de apoyo y crear un grupo interparlamentario similar al vasco. La legisladora Natalia Rojo indicó que también se reunieron con diputados salvadoreños y les plantearon la necesidad de abordar temáticas como el aborto desde un enfoque de derechos fundamentales, como un asunto de salud pública y desde la perspectiva de desarrollo.

Además, destacó Rojo, les mostraron que sí es posible lograr acuerdos con los diferentes sectores políticos y evidenciaron que «cuando hay voluntad política, todo se facilita», concluyó.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba