Lo que piden los jóvenes a la nueva Asamblea Legislativa

Una joven camina con sus papeletas a ejercer el voto por primera vez en su vida. Según el Registro Nacional de Personas Naturales (RNPN), 134 mil nuevos electores podía votar por primera vez en las elecciones del 28 de febrero. Fotografía Focos/Félix Meléndez.

La juventud es uno de los sectores más olvidados para la política salvadoreña. A pesar de que los jóvenes entre los 18 y 29 años representaban el 25% de todas las personas aptas para votar en las pasadas elecciones, este sector poblacional estaba poco representado en las planillas a diputados.

El día de las elecciones, el 28 de febrero, FOCOS recorrió algunos centros de votación del área metropolitana para consultar a los jóvenes qué políticas o leyes que les beneficiaran esperaban de la nueva Asamblea Legislativa. Sus peticiones se centraron en dos grandes campos: mayor educación y oportunidades laborales.

“Como joven en este país, falta mucho apoyo a la educación. El dinero que se puede ocupar en otras cosas sería más conveniente utilizarlo en la parte educativa”, dijo Odalys Franco, una estudiante de 24 años.

Y es que, ir a la universidad es un privilegio para los bachilleres de nuestro país. Según estadísticas oficiales, cerca de la mitad de los 65,105 estudiantes que realizaron la PAES se inscribió en una universidad o instituto técnico superior en 2018.

A pesar de que el gobierno actual ha dotado de más presupuesto a la única Universidad pública del país, que le permitirá hacerla gratuita y la construcción de nuevas sedes. Aún se desconoce un plan con indicadores y metas para mejorar la calidad de la educación superior en el país.

Junto al estudio superior, los bachilleres se enfrentan también a un dilema para elegir entre seguir con sus estudios o buscar un trabajo; o, en el mejor de los casos, un sistema que les permita trabajar y seguir con sus estudios.

Para Gabriel Platero, mecánico de 23 año, se necesitan: “mejores horarios (de estudios) para quienes trabajan”. Platero habla de horarios más accesibles, sobre todo en el nivel universitario. Horarios fijos y limitados se traducen pocos empleos para un sector que ya enfrenta pocas oportunidades laborales.

Los trabajos también son escasos para la juventud. El más reciente informe anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca que el 13.6% de los jóvenes salvadoreños están desempleados y el porcentaje de los que no estudian ni trabajan es del 23.8%.

Según los datos del escrutinio preliminar, de los 72 aspirantes a diputados propietarios entre los 25 y 29 años, solo resultaron electos 12. Todos pertenecientes al partido Nuevas Ideas, quien había postulado a 14.

La cifra de 12 diputados jóvenes es histórica pues supera con creces los 4 parlamentarios propietarios electos en 2018. Sin embargo, está por verse si mayor representación equivale a desarrollar políticas de cambio para la juventud.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios