Mauricio‌ ‌Loucel,‌ ‌fabricante‌ ‌de‌ ‌sueños‌ ‌

Era 1979. El Salvador estaba a las puertas de la guerra y muchos pensaron que ese no era el momento propicio para abrir una universidad privada. Pero Mauricio Loucel – y un grupo de sus amigos – consideró que, pese a encontrarse en medio de una época convulsa, era necesario fundar la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), que hoy en día, con sus más de 25,000 alumnos, es el segundo más grande de Centroamérica.

El cierre de la estatal Universidad de El Salvador (UES) dejó un vacío en las oportunidades de formación de los jóvenes salvadoreños, dijo Loucel a FOCOS, y esto motivó la fundación de la UTEC. «La juventud de ese tiempo no tenía dónde estudiar. El Gobierno de entonces permitió y emitió un decreto en el que llamaba a la empresa privada a que hiciera universidades», añadió.

Mauricio Loucel celebró la semana pasada 80 años de vida, de los cuales 40 los ha dedicado a fortalecer la UTEC, lo que también ha implicado enfrentarse a importantes retos, como la reconstrucción después del terremoto de octubre de 1986. El sismo redujo la universidad a escombros y los daños desalentaron a más de la mitad de los socios de Loucel, quienes abandonaron el proyecto. Pero en este acontecimiento Loucel «vio la oportunidad de ser la punta de lanza dentro de proyecto”. Asumió los costos que implicaba tener todas las acciones de la universidad y se hizo con el 80 % de la sociedad patrocinadora de esa casa de estudios.

Ese proceso de reconstrucción también contribuyó a restaurar y conservar parte del patrimonio cultural del centro de San Salvador, con la recuperación de los edificios Simón Bolivar, Francisco Morazán, Giuseppe Garibaldi, Thomas Jefferson, Claudia Lars y José Luis Borges.

Mauricio Loucel y sus socios fundaron la Universidad Tecnológica de El Salvador en 1979. / Elisa Hernández

Hoy en día, la UTEC es la única universidad salvadoreña con una Escuela de Antropología y que además posee un museo e imparte la carrera de arqueología. En 2014 emprendió un proceso de internacionalización, concretando alianzas con centros de estudios extranjeros como el INCAE, la Universidad de Harvard o la surcoreana Cyber University Seoul. También se incorporó a la Red Latinoamericana de Cooperación Universitaria.

La UTEC cuenta con su propio Senado Consultivo, integrado por profesionales e intelectuales de pensamiento diverso. Esta entidad, en un futuro, estaría entregando un plan de desarrollo nacional, informó Loucel. «Una decisión que ha tomado la universidad es trasladarle al Senado Consultivo, en su mayoría, la realización de un plan de desarrollo nacional, o mejor dicho, si queremos llamarle así, un plan nacional serio», indicó.

Además, la UTEC tiene el Centro de Investigación de la Opinión Pública Salvadoreña (CIOPS), que realiza encuestas y cada año entrega los Top Brand Awards, que mide el posicionamiento de las marcas. 

También ha desarrollado una radio universitaria y más recientemente adquirió al Canal 33 de televisión. «Es un canal que practica los principios y valores, la ética profesional. Nosotros no vamos a favorecer desde aquí a ningún partido, jamás. De hecho, los partidos políticos tienen confianza en nosotros porque siempre nos han visto ecuánimes», afirmó a FOCOS.

Loucel destacó que ahora la UTEC tiene sus ojos puestos en la transformación tecnológica. Solo este año planean invertir $5.8 millones en este rubro. Además, con Corea del Sur están buscando un acuerdo para crear una escuela de robótica en la universidad. «Era un sueño nuestro, era un anhelo llegar a tecnificarse para hacer honor a nuestro nombre», dijo. 

Otro de los proyectos futuros es crear una universidad hermana de la UTEC en Estados Unidos, específicamente en Florida, que tendría graduados con titulación válida tanto en El Salvador como en el país norteamericano.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar