¿Necesitamos una tercera dosis de la vacuna contra el COVID 19?

El Salvador tiene una de las tasas de vacunación más altas de la región, con un 30% de la población inmunizada.
Foto: Secretaría de Prensa de la Presidencia

Un puñado de países en el mundo han comenzado a aplicar terceras, e incluso cuartas dosis, de la vacuna contra el COVID 19 a sus ciudadanos.

En Latinoamérica, República Dominicana, Chile y Uruguay ya están aplicando refuerzos a personas con sistemas inmunitarios débiles y ancianos, así como a personas que recibieron sus primeras dos dosis de Sinovac.

Recientemente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que, a partir de septiembre, ese país también comenzará a distribuir terceras dosis de las vacunas Pfizer y Moderna.

Sin embargo, estas decisiones contravienen lo que la propia Organización Mundial de la Salud ha indicado con respecto a los refuerzos de las vacunas anticovid.

El organismo advierte que la demanda de dosis adicionales limitará aún más el acceso a la vacunación de los países pobres, por lo que ha solicitado prorrogarla el mayor tiempo posible. La meta es que, todos los países del mundo, al menos alcancen el 10% de inmunidad colectiva.

Focos habló en vivo con el epidemiólogo Alfonso Rosales, quien también explicó que, por el momento, no hay estudios científicos concluyentes que respalden la necesidad de una tercera dosis, pues todavía se están realizando estudios sobre la duración de la inmunidad de las vacunas.

«Se estima que la inmunidad tiene por lo menos seis meses de duración. Ahora, eso no quiere decir de que la vacunas no produzcan más protección. Acordémonos que tenemos en nuestro sistema inmunológico la inmunidad humoral, que son los anticuerpos, pero también tenemos la inmunidad celular. Ambos sistemas son estimulados por la vacunación», dijo.

Por el momento, los estudios pueden evaluar la inmunidad humoral, pero se desconoce si la inmunidad celular puede brindar protección por un tiempo mayor a seis meses, indicó Rosales.

Además, el experto señaló que las vacunas distribuidas en el país han probado ser eficaces para prevenir la enfermedad grave y las muertes de pacientes contagiados con las nuevas variantes de COVID-19, aunque su protección frente al contagio sí se ve disminuida según los estudios.

«Recordemos que el objetivo de la vacunación es prevenir los casos severos y la muertes. Entonces, aunque tengamos una vacuna como la Sinovac, que tiene una una protección para el contagio de alrededor del 50%; eso aumenta casi al 100% cuando protege contra la enfermedad severa y la muerte», explicó el epidemiólogo.

Rosales indicó que por el momento, las únicas personas que podría requerir una tercera dosis de vacunas anticovid son aquellas con sistemas inmunitarios débiles.

Esto coincide con las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que recomiendan una dosis adicional para personas que podrían no haber generado suficiente protección debido a que su sistema inmunitario está comprometido por otra enfermedad.

Por otro lado, Rosales también desaconseja la combinación de distintos tipos de vacunas anticovid, pues tampoco hay suficiente evidencia científica sobre los efectos que estas combinaciones podrían tener en las personas.

Puedes escuchar la conversación completa en el siguiente video:

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios