Presidente del BCR propone nuevo análisis y medición de la economía salvadoreña

Pero para Cabrera y un equipo de investigadores del BCR, la economía salvadoreña debería tener como referente principal el Ingreso Nacional Bruto Disponible (INBD)

 

Por Ivonne Renderos

El presidente del Banco Central de Reserva (BCR), el Dr. Oscar Cabrera, propuso una nueva forma de evaluar y medir la economía salvadoreña; en nuestro segmento ZOOM, conducido por el economista Alberto Arene y que es transmitido todos los domingos a las 8:00 p.m.  por canal 33, 7 en cable.

La forma tradicional de análisis y medición es teniendo como referente principal al Producto Interno Bruto (PIB), la producción de bienes y servicios del país en un año. Pero para Cabrera y un equipo de investigadores del BCR, la economía salvadoreña debería tener como referente principal el Ingreso Nacional Bruto Disponible (INBD), que resulta de sumarle al PIB las remesas familiares del exterior y restarle las repatriaciones de utilidades de las empresas extranjeras.

Cabrera enfatizó que las remesas familiares son una importantísima fuente de ingreso de  los hogares y de la economía de El Salvador que no es tomada en cuenta en la evaluación macroeconómica.

Puso como ejemplo que el año pasado el INDB superó los 29 mil millones de dólares y el PIB fue de un poco más de 25 mil millones. Si el nuevo parámetro es tomado en cuenta, todos los indicadores de la economía salvadoreña cambian, como por ejemplo, la relación tanto del déficit fiscal como de la deuda pública respecto al PIB, considerablemente mayores que  su relación al INBD. En 2018 el déficit fiscal respecto al PIB fue de 2.7%, pero respecto al INBD sería de 2.3%. Por su parte, la deuda pública con pensiones respecto al PIB fue de 71.2%, respecto al INBD sería  61.4%.

Refiriéndose al déficit fiscal, el presidente del BCR afirmó que es causado por el gasto en el sistema de pensiones, afirmando que al restar estos costos, el déficit sería de 44.9% respecto al INBD.

Cabrera afirmó que para estabilizar la deuda pública, el superávit primario, que es la diferencia entre los ingresos y los egresos fiscales menos los intereses de la deuda pública, debe ser 0.8%, destacando que en 2018 se alcanzó este porcentaje y que no es necesario un ajuste porque podría ser contraproducente debido a su efecto adverso en la demanda agregada y consecuentemente en la reducción del crecimiento del PIB.  El titular del BCR destacó la importancia de la inversión pública afirmando «Por cada dólar de inversión, se genera $1.50., añadió.

El economista concluye que la medida de sostenibilidad que usa el FMI no refleja el monto total de ingreso que recibe El Salvador y que la recomendación del ajuste fiscal del 2% del PIB entre 2019-2020 frenaría la economía salvadoreña.

No obstante, esta visión y propuesta alternativa, el déficit fiscal proyectado para 2019 es del 3.8% del PIB, lo que reduciría y tal vez eliminaría el superávit primario, presionando la necesidad del ajuste.  Adicional a esto, las calificadoras de riesgo, el FMI y otros organismos internacionales continúan evaluando las economías teniendo como parámetro principal el PIB.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios