¿Qué cambiará con la reforma a la ley de tarjetas de crédito?

La Asamblea Legislativa aprobó el 15 de agosto, con 71 votos, una reforma a la ley de tarjetas de crédito.

Estos cambios se concentran en reforzar la obligación de bancos y otros emisores de cobrar por mora solo sobre el capital dejado de pagar, no por los intereses.

El saldo que reporta su estado de cuenta es la suma de dos componentes: el capital que le prestaron a través de la tarjeta y los intereses por ese crédito.

Con las reformas aprobadas, la ley es más clara en que los emisores de tarjetas pueden aplicar recargos o intereses por mora, pero por el capital que se dejó de pagar, no sobre el total de la cuota atrasada.

Por ejemplo, piense que el pago mínimo mensual de su tarjeta es 50 dólares. De esos, 35 corresponden a capital y 15 a intereses. 

Si no paga a tiempo esos 50 dólares, la reforma ordena al emisor de la tarjeta a cobrar intereses o recargos por mora solo sobre 35 dólares. 

Violar esta disposición constituye una falta grave, según la reforma, y se pagará con una multa de 150 a 200 salarios mínimos del sector comercio. Esto equivale a entre 45 mil y 60 mil dólares.

La ley de tarjetas de crédito señala que el recargo por incumplir un pago se cobra cuando el capital en mora es igual o superior a $5. 

Además, ese recargo no puede superar el 5 por ciento del capital en mora que integra el pago mínimo indicado en su estado de cuenta.

Los diputados también prohibieron cargar una cuota en mora a la tarjeta, como si fuera una compra, y ordenaron considerar esta práctica como una falta muy grave. 

Las faltas muy graves ameritan una multa de 201 a 800 salarios mínimos del sector comercio. Es decir, entre 60 mil 300 y 240 mil dólares.

El paquete de reformas también aborda temas como el cobro de comisiones y entrega de cancelaciones de tarjetas.

Los diputados también aprobaron cambios en comisiones y otros aspectos.

Las reformas entrarán en vigor 8 días hábiles después de su publicación en el Diario Oficial e impactarán a más de 600 mil usuarios de tarjetas de crédito.

Datos de la Defensoría del Consumidor, disponibles en su Observatorio de Tarjetas de Crédito, indican que en El Salvador hay 617 mil 620 personas que han adquirido deuda con dinero plástico.

En total, circulan en el país 817 mil 617 tarjetas de crédito. Esto significa que, en promedio, cada usuario tiene más de una tarjeta.

Al cierre de 2018, la deuda en tarjetas de crédito alcanzó mil 61 millones de dólares, señalan estadísticas de la Superintendencia del Sistema Financiero.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios