¿Qué tanto se desgastará Trump por el juicio político en su contra?

El juicio político contra Donald Trump sigue su curso. La semana pasada, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos oficializó dos cargos para el juicio político contra el presidente de ese país, a quien se le acusa de presionar a su par ucraniano para que abriera una investigación en contra del hijo de su rival político más poderoso, el exvicepresidente Joe Biden.

Los demócratas de la Cámara señalan a Trump por abuso de su poder y obstrucción al Congreso. Para la analista política Muni Jensen, las pruebas contra Trump son “incontrovertibles” y queda claro que “utilizó su poder presidencial para ejercer un poder electoral que le beneficiaría a él en la próxima campaña».

Sin embargo, esto puede no ser suficiente para destituirlo de su cargo, afirmó Jensen. Los demócratas llevan ahora el proceso al pleno de la Cámara, donde tienen mayoría, por lo que el juicio seguirá adelante hasta llegar al Senado.

En la cámara alta se necesitan dos tercios de los votos para destituir a Trump, algo que para Jensen es poco probable. “Hay pocas probabilidades de que el Senado apruebe este juicio porque está dominado por el Partido Republicano y la mayoría votaría por proteger al presidente”, expresó.

Jensen dijo que los argumentos de los republicanos giran en torno a plantear si estos delitos tiene la gravedad suficiente como para sacar a Trump del poder.

La politóloga sostuvo que a pesar que todo esto se reviste de un carácter legal y democrático, el juicio contra Trump tiene un trasfondo político y una estrategia de los demócratas para desgastar al presidente.

«Si bien está más o menos claro que en el Senado se va a caer esta solicitud de juicio político (…), lo que sí están tratando (los demócratas) es que el presidente salga golpeado tanto en la opinión pública como en el juicio mismo», explicó Jensen.

La analista expresó que es difícil que el presidente pierda popularidad entre sus seguidore,  pero entre los indecisos pueden disminuirse brechas y, a conveniencia del Partido Demócrata, evitar que en las próximas elecciones continúe como mandatario.

«La pregunta en los próximos días (…) es qué tan herido saldrá Donald Trump, cómo reaccionará él directamente, qué otras pruebas saldrán y si eso será suficiente para que ya no sea el presidente en 2020», indicó Jensen.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar