Una casa y una vida juntas, el sueño de la primera cooperativa de vivienda de mujeres

Ante la crisis de acceso a la vivienda en el país, un grupo de mujeres plantea una forma alternativa de habitar y vivir en comunidad.

Melissa Córdova es actriz de teatro y vive con su hija Celeste de 7 años. En 2021, perdió la casa donde vivió los últimos cinco años y por la cual había pagado un derecho y una cuota mensual para el pago de la misma, tras una disputa con su antigua pareja y padre de su hija, tuvo que salir de su hogar y buscar uno nuevo. Esto la llevó a buscar comunidad y apoyo con otras mujeres para fundar una cooperativa de vivienda, la primera liderada únicamente por mujeres en El Salvador. 

Las Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua son una forma alternativa para acceder a la vivienda, en la que un grupo de personas se organiza para construir y administrar un proyecto habitacional. Esto implica que la cooperativa es la dueña de las casas y todas las decisiones se toman en consenso.

La cooperativa Raíces incluye a 20 mujeres profesionales que buscan gestionar con fondos propios un hogar para vivir que incluya una vivienda pero que también funcione como red de apoyo entre ellas. La cooperativa está en proceso de constituirse legalmente ante el Instituto Salvadoreño de Fomento Cooperativo (Insafocoop) para continuar el proceso.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios