El transporte pirata que mueve al país

El confinamiento domiciliar obligatorio finalizó hace 40 días pero el transporte público no se reactivó. El Ejecutivo, argumentando el posible foco de contagio de COVID-19 que sería los buses y microbuses autorizados, dejó para la fase dos de la reactivación económica el reinicio del sector público de transporte. Sin embargo, la fase dos ha sido pospuesta ya en dos ocasiones.

Aunque las empresas formarles están obligadas a dar transporte a sus empleados, la realidad económica del país es que el 70% de la Población Económicamente Activa (PEA) pertenece al sector informal. Son ellos: vendedores informales, obreros y trabajadores de oficios varios que deben salir a ganarse la vida han echado mano de pickups y microbuses pirata que les cobran cerca de cinco veces más que los autobuses autorizados para transportarse.

Este es un corto relato del transporte que mueve a la ciudadanía en San Salvador.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba