Sala de lo Penal anula juicio a los acusados de la masacre de la UCA

Placa homenaje de los seis sacerdotes mártires de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), asesinados en noviembre de 1989.

El 8 de septiembre, la Sala de lo Penal falló a favor de los acusados del asesinato de los seis sacerdotes jesuitas y sus colaboradoras. A partir de esto, los implicados ya no tendrían que someterse a ningún proceso penal.

El general Juan Orlando Zepeda, el coronel Francisco Elena Fuentes y el general Rafael Humberto Larios interpusieron un recurso de casación ante la Sala de lo Penal, que implicaba declarar nulo todo el proceso penal y la audiencia en la que se les acusaba de cometer el asesinato del 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA). 

Con dos magistrados a favor y uno en contra, uno de los argumentos de la Sala es que si en este nuevo juicio los acusados vuelven a quedar absueltos como sucedió en 1993, podría darse que cualquiera inconforme con la decisión, solicite un nuevo juicio en un ciclo de persecución. 

El día 5 de noviembre, la Fiscalía General de la República (FGR) presentó a la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) un recurso en el que solicitan revocar la orden del cierre del proceso por la masacre de los seis sacerdotes jesuitas y sus colaboradoras.

“Nosotros como Unidad Fiscal Especializada para Investigación de los Delitos Ocurridos durante el conflicto armado, estamos realizando todas las diligencias de investigación correspondientes a nuestro mandato constitucional y de igual manera para darle cumplimiento a la sentencia de inconstitucionalidad”, dijo Julio César Larrana, fiscal del caso.

Cronología de un juicio fantasma

En 1993 inició un juicio por el asesinato de los jesuitas y sus colaboradoras, acusando al general Juan Orlando Zepeda, el comandante Francisco Elena Fuentes, el general Rafael Humberto Larios y los militares René Emilio Ponce, Juan Rafael Bustillo e Inocente Orlando Montano junto al presidente Alfredo Cristiani. En este entonces son absueltos bajo la Ley de Amnistía a favor de todas las personas autores de delitos políticos antes del 1° de enero de 1992.

Para el año 2000, la UCA hizo una petición de juicio, pero el juzgado dictó un sobreseimiento definitivo que declara inocentes a los implicados, sin la posibilidad de discutir esta resolución.

En el 2016, la Sala de lo Constitucional emite una derogatoria de la Ley de Aministía que permitió reabrir los casos de crímenes de guerra. En el 2017 el IDHUCA solicitó la investigación del asesinato.

Después de esta solicitud, se dieron una serie de apelaciones de parte de la defensa de los acusados que causaron el atraso del proceso penal y lo puso durante mucho tiempo en la Corte Suprema de Justicia.

En septiembre 2020 el coronel Inocente Orlando Montano fue condenado por la matanza de los cinco sacerdotes españoles a 133 años, 4 meses y 5 días de prisión, por la Audiencia Nacional de España. Cuando las autoridades españolas realizaban el proceso por el asesinato de los jesuitas españoles, la Corte Suprema de Justicia no permitió la extradición de acusados. Sin embargo, Montano se residía en EUA por un delito de estafa y fue llevado a su juicio en la corte española.

Actualmente la Sala de lo Penal otorgó el recurso de casación a Juan Orlando Zepeda, el comandante Francisco Elena Fuentes y el general Rafael Humberto Larios. Pero también quedarían exonerados por la misma causa los militares René Emilio Ponce, Juan Rafael Bustillo, Inocente Orlando Montano y el expresidente Alfredo Cristiani.

Si no se concediera la revocatoria del fallo actual, Arnau Baulenas, abogado que representa a las víctimas del asesinato dijo para una entrevista en La Prensa Gráfica que “se está analizando es la viabilidad de este caso para llevarlo a nivel de la Sala de lo Constitucional”.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba