Cambio climático: Migrar por hambre

Producción especial: Migración

La familia Rosa tuvo que dejar ir a Ulises, su hijo preadolescente rumbo a los Estados Unidos, por la falta alimentos y medios de subsistencia tras perder su cosecha en 2019.

Los Rosa sobreviven de la agricultura en el municipio de San Simón, Morazán, parte del Corredor Seco salvadoreño, donde las condiciones para el cultivo están en drástico cambio a causa del calentamiento global. Es decir, llueve muchísimo o hay prolongadas sequías.

Unos meses antes que Ulises migrara, una sequía de 40 días los hizo perder casi toda la cosecha de maíz a su familia. Se quedaron con poco alimento y con escasos ingresos para la familia.

Es así como Ulises se convierte en un migrante que sale de su país a causa del cambio climático.

La migración por las repercusiones del cambio climático aunque es real, no es tan visible. Se disfraza bajo frases como: “estar sin comida”, “estar sin dinero” o “pérdida de cultivos”.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios