“Cinco años es un buen tiempo para poder ejercer el poder de forma adecuada en la presidencia”

Juan Marco Álvarez Gallardo (San Salvador, El Salvador, 29 de octubre de 1963). Es Maestro en Administración de Empresas con énfasis en Desarrollo Sostenible del INCAE. No tiene experiencia en cargos públicos. Actualmente aspirante a diputado de la Asamblea Legislativa, en la primera casilla departamental de La Libertad con el PDC.

¿Por qué meterse en política pública partidaria en un Órgano tan desprestigiante como la Asamblea?

Yo no diría que la Asamblea está desprestigiada. Hay gente de gente en la Asamblea, alguna que contribuye a su desprestigio, pero las instituciones no se desprestigian, es la gente la que se desprestigia en el camino, por malas decisiones o por comportamientos no éticos o no íntegros.

Yo no vengo de la política partidaria, pero es la gente es la que hace a los partidos, la que los hace evolucionar. Yo vengo de la trinchera de las organizaciones no gubernamentales o de la sociedad civil, entonces después de casi 30 años de estar haciendo obras por la gente y por el medioambiente, tratando de mejorar su calidad de vida, de restaurar los recursos naturales, estimo que a mi edad llegó el momento de experimentar en la trinchera política de la Asamblea Legislativa para hacer obras con mayor impacto. Entonces, es una oportunidad para hacer incidencia de otra forma.

¿Por qué participar con el PDC?

Me llamó la atención el Partido Demócrata Cristiano por varias cosas: primero, porque está ciudadanizando la democracia al invitar a diferentes tipos de ciudadanos –hay ingenieros, líderes en coaching de jóvenes; ambientalistas, como este servidor, van muchos profesionales. Es algo bastante interesante en términos de lo que está pasando y lo que está ofreciendo cuando además se ha posicionado como un partido defensor de la República, y de la institucionalidad frente a los ataques del Ejecutivo y también se ha posicionado en la lucha frontal contra la corrupción rampante que hemos estado viendo en estos casi dos años del gobierno de Bukele y Nuevas Ideas.

“El PDC para mí representa un partido que tiene principios con los que yo también comulgo y es el partido donde siento que puedo aportar más valor a la Asamblea Legislativa en materia ambiental.”
Juan Marco Álvarez, candidato a diputado por el PDC

Primero, porque es el partido que tradicionalmente ha hecho propuestas ambientales como una relacionada con salvar el río Lempa o mejorar su cuenca; propuso hace como dos años una ley que hablaba de una transición de plástico a base de combustible fósiles a uno biodegradable; pero además, ningún partido realmente se ha destacado por tener un liderazgo en materia ambiental, pero se lo resumo en esto, detrás de la Democracia Cristiana Internacional, de la cual forma parte el PDC, está la fundación Konrad Adenauer y esta organización potencia a los partidos vinculados y sus integrantes en temas como diálogos y negociación política y otros temas técnicos específicos como gestión del agua desde una perspectiva pública o cambio climático. Veo que con la fundación Konrad Adenauer y la red internacional, que acá en Centroamérica su brazo ejecutor es el INCEP que está en Guatemala, se puede hacer bastante por hacer las cosas de una forma diferente y quitar ese estigma de que ser diputado es algo malo.

¿Cuáles son los tres elementos esenciales que destacaría para la defensa de la democracia en nuestro país?

Respeto a la Constitución es de rigor: el respeto al resto de los poderes del Estado y el respeto del pueblo en general, que es al final el que vota por la representatividad en la Asamblea Legislativa.

Si tuviera el poder, ¿cuál sería el principal cambio que haría en la Asamblea?

Quisiera que existiera una legislación que no permita la mediocridad en la Asamblea, eso tiene que ver con la Ley de Funciones Públicas, quisiera que los diputados entraran por verdadera meritocracia y capacidad, más que por dedo.

De ser electo, y si solo pudiera hacer una cosa, ¿qué reforma o aprobación de ley sería su principal apuesta?

Si yo pongo en la balanza a la Ley de Cambio Climático, que también tienen que ver con recursos hídricos, su restauración  para mejorar las condiciones del agua y del otro lado de la balanza una buena Ley del Agua, que impulsaría una mejor institucionalidad y mejor distribución del recurso hídrico, que hoy por hoy deja mucho que desear. Le apostaría a una buena Ley del Agua como prioridad, seguida por esa Ley de Cambio Climático.

¿Cree que existirán los votos para ello?

Debería existir los votos para ellos, pero tampoco puedo predecir cómo va a quedar conformada la Asamblea y los intereses de gente que todavía no sé si van a llegar o no.

¿Su plataforma legislativa difiere o no de la plataforma de su partido?

No difiere, porque al final el partido con su humanismo cristiano busca ayudar más que nada a la pequeña y mediana empresa, cree firmemente en la economía social del mercado que es más amigable con lo ambiental y también le apuesta a mejorar la calidad de vida de los más vulnerables. Mis cuatro ejes: apuesta por una nueva economía, agua para todos, acción para el clima y una agricultura productiva y sostenible se vinculan muy fuertemente con la filosofía del PDC.

¿Para usted, los/as diputados/as son autónomos de las decisiones de su partido o no?

Debemos tener autonomía con base a lo que pensamos. Algunos líderes o jefes de fracción de algunos partidos a veces imponen criterios con base a sus estilos de liderazgo. Yo no veo que el secretario general del PDC me trate o vaya a tratar de imponerme algo en su momento. En todo caso ahora soy secretario nacional adjunto y también sí quedo electo me va a tocar liderar la fracción, casi con seguridad, o a los diputados que queden electos, que estamos esperando sean más que los que tenemos. 

Va a depender de los liderazgos de los jefes de fracción, pero sí es saludable una discusión que permita diferentes puntos de vista en los diputados que están representando un partido en la Asamblea. Si yo llego a ser jefe de fracción, mi estilo no es impositivo, sino propositivo. 

¿Cómo defendería su voz propia y su decisión de voto, si es contraria a la de su partido?

Aclarando se sientan posiciones, pero votando en contra o simplemente absteniéndome y no comunicando el por qué a la sociedad en general, en un sitio web, puede ser una buena plataforma para comunicar decisiones de por qué voto cómo voto, sea contrario a lo que la mayoría de mi partido ha votado, yo lo comunicaría de esa forma.

Quedarme callado sería el peor error y lo he visto en otros diputados que, al abstenerse, no explican por qué se abstuvieron. Como que la abstención sirve para tratar de no dar justificaciones de por qué no votaron igual a su fracción. Para mí la comunicación proactiva y de seguimiento a las decisiones es importantes.

El Gobierno, a través del vicepresidente, estudia una reforma constitucional. ¿Estaría dispuesta a apoyar la ampliación a 6 años del ejercicio presidencial y reducir el período que debe esperar un presidente para volver a postularse (reelección no continua)?

No, no considero necesario ampliar el ejercicio presidencial. Cinco años es un buen tiempo para poder ejercer el poder de forma adecuada en la presidencia.


De ser electo, ¿apoyaría la aprobación de…?

a. Ley general de agua: Totalmente sí.

b.  Ley de identidad: Desconozco la ley de identidad, yo sí creo en la diversidad, es un activo para un país, conozco mucho de Guatemala que tiene una diversidad étnica enorme, he trabajado con poblaciones violentadas en sus derechos, he capacitado a líderes de ONG en recaudación de fondos, como no conozco la ley, me imagino que tiene que ver con aceptación de diferentes tipos de personas ya sea preferencia sexual, étnica, origen y nacionalidad. Pero como no conozco la ley, me es difícil opinar. Creo que la diversidad es un valor que hace rico a un país.

c.   Despenalización del aborto en causales específicas (“las 4 causales”): No estoy de acuerdo y además tendría que escuchar opiniones de mujeres, yo soy hombre, no sé cómo una mujer que puede haber pasado por una causal se sentiría. Sí estoy dispuesto a escuchar a mujeres.

d.  Acuerdo de Escazú: Para mí me es indiferente porque al final uno en su propio país puede crear legislación más dura. Me preocupa el cumplimiento del Acuerdo de París más que el de Escazú y que dejar de firmarlo no significa dejar de proteger a los defefensores del medioambiente.

e.  Ley de la Función Pública: Definitivamente de acuerdo.

f.    Reforma integral de pensiones: Estoy de acuerdo en que hay que mejorar el proceso de reforma que viene de hace años y no termina de aterrizarse.

g.   Reforma integral al transporte público: Sí, totalmente. Necesitamos movilización sostenible, no contaminante y que no genere emisiones de gases de efecto invernadero.

h.  Reformas a la ley de Acceso a la Información Pública (LAIP): Yo estaba contento con la ley como estaba, pero entiendo que ha habido modificaciones, no las tengo mapeadas. Revertiría lo que el gobierno de Bukele ha hecho para minimizar la ley de acceso a la información.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios