El desafío de los partidos emergentes en el 2021

Aida Betancourt, Nuestro Tiempo; y Claudia Ortiz, VAMOS El Salvador.

(Transcripción editada de la entrevista realizada por Karen Fernández transmitida el domingo 26 de julio de 2020)

Aida Betancourt, directora de proyectos y alianzas y precandidata a diputada por Nuestro Tiempo.

¿Qué papel podrán jugar los partidos emergentes en las elecciones del 2021? Para hacer un acercamiento a sus expectativas, idearios y propuestas, entrevistamos a Aida Betancourt, directora de proyectos y alianzas de Nuestro Tiempo; y Claudia Ortiz, directora nacional de asuntos políticos, VAMOS El Salvador. Ambas ya ratificadas como candidatas por sus partidos para buscar una curul en la Asamblea Legislativa para el período 2021-24.

Aida Betancourt (A.B.): Fuimos inscritos como partido político ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en el 2019 y hemos estado enfocando todos nuestros esfuerzos para preparar una planilla de ciudadanos comprometidos, capaces, decentes, con el objetivo de la función pública. No vamos a participar en todos los departamentos, ni vamos a optar por todas las alcaldías porque somos un partido nuevo y queríamos empezar en aquellos departamentos y municipios donde ya tenemos consolidada una presencia electoral, donde tenemos alianzas. Por lo tanto, para estas elecciones 2021, vamos a presentar planillas de diputados para seis departamentos y siete  alcaldías. Son en total 55 curules a los que estamos participando. Nosotros estamos conscientes de la importancia de las elecciones de 2021, sabemos que hay unos sectores políticos que vamos a participar y creemos que es crucial que haya en la Asamblea Legislativa, en la legislatura de 2021-2024, con una representación y un equilibrio de fuerzas para que no sea un solo partido quien consolide la fuerza legislativa en 2021. 

De esas 55 candidaturas, ¿cuántos efectivamente proyectan ganar?

A.B.: Yo podría dar un número específico pero dependerá de cómo logremos convencer a los ciudadanos. Estamos conscientes de que es un reto, pero sí creemos que vamos a lograr un número significativo que pueda hacer de Nuestro Tiempo un actor político relevante para ejercer una labor de contraloría y para estar a la altura de presentar propuestas que el país requiere en un momento difícil. Sabemos que los próximos años van a ser muy difíciles para nuestro país y queremos tener un equipo capaz de presentar propuestas y soluciones concretas para los salvadoreños.

Claudia, ¿cuál es la proyección de diputados que aspira tener VAMOS?

Claudia Ortiz (C.O.): Con el trabajo que hemos estado haciendo durante estos dos años de vida del partido, además del trabajo territorial que hemos estado haciendo y el contacto con diferentes movimientos y líderes, aspiramos a trabajar por un número de cuatro a siete  curules. Creemos que tenemos buenas posibilidades porque tenemos además de un 59% de la población que según la última encuesta de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) dice que no siente preferencia por ningún partido político, creemos que en ese porcentaje hay gente que puede comulgar con nuestra ideología, con nuestros valores, con la visión de país que tiene el partido.

Pero, además, también se está dando paralelamente un fenómeno que es esta situación de las internas del partido Nuevas Ideas, donde muchas personas que tal vez han simpatizado con el estilo del presidente esperando una nueva forma de hacer política y decepcionados están viendo que hay totalmente las prácticas que son las mismas del pasado de errores. Creemos que por esos fenómenos, partidos nuevos como VAMOS tienen muy buenas posibilidades de tener una bancada que permita cierta atracción y también poder empujar temas importantes en la Asamblea.

Tengamos en cuenta algunos datos, la última encuesta de La Prensa Gráfica sobre intención de votos para la Asamblea, indicaba una preferencia de 39% para Nuevas Ideas;  ARENA, GANA y El FMLN, tenían cada uno, menos del 6% de la intención de voto; y en el caso de sus partidos, Nuestro Tiempo y VAMOS, la intención de voto es del 0.10%, ¿cómo piensan atraer a nuevos votantes?

A.B.: Sin duda las encuestan dan todavía un alto margen de popularidad al presidente y a su proyecto político Nuevas Ideas, pero nosotros creemos dos cosas: en primer lugar, también la encuesta de la UCA se inclina a algo que es fundamental y es el rechazo de los ciudadanos a la confrontación y hemos visto cómo el estilo de gobernar de este gobierno, basado en la descalificación, en la confrontación, en la deslegitimación de todos los actores políticos que no son afines a su proyecto está pasando una factura y por eso es importante que nosotros hagamos énfasis en nuestra voluntad de generar consensos, de construir propuestas con otros partidos políticos también, con otros actores que están en la Asamblea y que estén conscientes de la importancia y de cuáles son los proyectos en temas prioritarios para los ciudadanos.

Y en segundo lugar, otro tema fundamental que revelaba esta encuesta es la de rendición de cuenta: alrededor de un 70% los ciudadanos consideran que el presidente sí tiene que rendir cuentas y creo, como lo mencionó Claudia, que hemos visto muchísimos casos de corrupción, de opacidad del presidente, se ha negado a rendir cuentas de forma sistemática a los ciudadanos. Desde Nuestro Tiempo nosotros hemos presentado solicitudes de Acceso a la Información Pública porque queremos dinamizar las instituciones en ese sentido y creemos que estos son dos factores que van también a ser determinantes en cómo nosotros podemos hablarles a los ciudadanos en este momento y atraer a votantes que no se sientan representados o que están desencantados con el proyecto político actual para tener una participación legislativa y municipal importante.

Las dos estaban mencionando los datos de la última encuesta del Instituto de Opinión Pública de la UCA donde casi el 60% de las personas dicen que no tienen preferencia por un partido político, ¿qué le dicen de diferente a estos electores que todavía no tienen declarada su preferencia?, ¿qué le ofrecen ustedes?

C.O.: En el caso de VAMOS, estamos ofreciendo un proyecto político ciudadano y muy incluyente con sectores distintos de la población. Tenemos empresarios, emprendedores, jóvenes, estudiantes, profesionales, personas que trabajan en el comercio informal, mujeres; entonces, primero es un partido de ciudadanos para los ciudadanos. en segundo lugar, estamos dando el ejemplo, las elecciones internas, la gente está viendo qué partido ya en la elección política tal cual está siendo realmente más transparente, están tomando realmente las medidas necesarias para llevar la transparencia en los procesos internos y para que la transparencia comience desde casa.

Creo que hay una oportunidad importante, además que la encuesta de La Prensa Gráfica es del inicio del año, poco después del 9 de febrero y toda esta situación, que parece que poco desgastó a lo interno del país la imagen del presidente, pero en esa encuesta todavía no podía ver candidatos, no podías saber temas importantes, propuestas y, además, poco a poco las personas se van dando cuenta que detrás del proyecto político de Nuevas Ideas está empezando a prevalecer intereses de cúpulas, personalismos y un proyecto que, detrás del deseo de destruir a los adversarios políticos, no encuentras nada más de sustancia. Lo que queremos ofrecer a la población es la posibilidad de construir un proyecto de país que esté en línea con el proyecto de vida que los ciudadanos quieren y tocar los temas que son realmente importantes de la población, pensamos en un proyecto a largo plazo construido poco a poco, despacio, con buena letra, con las mejores intenciones y buscando siempre a las mejores personas para que puedan representar a la población que en ese 59% se siente decepcionada, no se siente representada.

Ambas coincidían en que sus partidos esperan conseguir votos en un 59% de la población que aún no tiene una preferencia de partido político, sus partidos coinciden. Claudia decía que VAMOS El Salvador es un proyecto ciudadano, amplio y que habla o que aspira a conquistar votos de aquellos ciudadanos que hasta ahora no se han sentido representados en la manera que se ha hecho política, ¿en qué se diferencia Nuestro Tiempo de ese discurso?

A.B.: Creemos que una de las riquezas fundamentales de Nuestro Tiempo es la diversidad de personas que integran nuestro partido, esta diversidad nos da una gran ventaja en la medida en que nos estamos enfocando en lo que tenemos en común y construyendo una agenda común incluyendo y tratando de integrar y articular diferentes formas de pensamiento, creemos que, estamos conscientes del momento histórico, en el que estamos participando, sabemos el desprestigio de los partidos políticos, y creemos que una de las razones de esta crisis de legitimidad y de representatividad de los partidos políticos es, no solo la mala administración, ni los casos de corrupción, sino la forma en la que han venido haciendo política, de espaldas a los ciudadanos, e imponiendo dogmas. Nosotros creemos que una sociedad no es monolítica, no es vertical por lo tanto creemos que nuestro partido y la forma de liderar también reflejan esa pluralidad en la sociedad y eso es algo fundamental y en lo que nosotros queremos diferenciarnos del resto de proyectos políticos, queremos ser una plataforma que integre esta diversidad y poder construir una agenda común sobre todo de cara a 2021.

Claudia Ortiz, directora nacional de asuntos políticos, VAMOS El Salvador y precandidata a diputada por Vamos El Salvador.

Claudia, en tu intervención también decía que querían ser representativos e incluir a ciudadanos de diferentes sectores, Aida también ya estaba diciendo que buscan incluir esta diversidad entonces, ¿en qué son diferentes sus proyectos políticos? y, además teniendo en cuenta que le hablan al mismo grupo de ciudadanos. 

C.O.: Es importante, a pesar de ser dos proyectos políticos bastante nuevos, VAMOS en su caso su reto político, principios y una ideología bastante definida que la mayoría de los miembros comparten y en la cual hay un consenso bastante amplio, nosotros definimos nuestra ideología como el humanismo cristiano el cual incluye por un lado es un proyecto al centro que incluye los aspectos relacionados con las libertades civiles, con el respeto a la constitución, con la defensa a los procesos democráticos, con la democracia representativa, que tal vez se puede recoger más de la derecha.

También nosotros tenemos dentro de nuestros principios la defensa de la vida y de la familia como tal. Y por otro lado, podemos recoger, de lo que puede ser el lado más moderado, de la izquierda, aquellos temas relacionados con la búsqueda del bien común, de la justicia social, la sostenibilidad ambiental y además la defensa de los derechos de los trabajadores. Si bien el proyecto defiende la libertad de empresa, también busca en clave de bien común y en clave del interés público, defender aquellos intereses y armonizar aquellos intereses de las mayorías más desprotegidas. Creo que esa es una diferencia fundamental porque si bien ayuda en la diversidad de donde provenimos los miembros del partido, realmente hay bastante consenso en cuanto a cuáles son los principios que defendemos y somos muy totales en decir sin ningún complejo cuáles son los temas a lo que queremos apostarle y la principal bandera del partido es una línea clara que va desde nuestros estatutos, las acciones que hacemos y las propuestas que vamos a hacer de cara al 2021, es una agenda primordialmente anticorrupción, pero también buscando el desarrollo social y además con enfoque importante en la protección del medio ambiente y específicamente el recurso agua. 

¿VAMOS es un partido entonces cristiano? 

CO: No, VAMOS es un partido político de inspiración cristiana que es diferente. Muchos de sus miembros comparten una fe, pero no pretendemos, y sabemos conscientemente, que no se trata de imponer una religión desde la política, sino más bien usar o inspirarnos en esos principios de la espiritualidad cristiana que son bastante universales como es la solidaridad, la verdad, el amor al prójimo, la justicia y ponerlos en práctica en la sociedad y en la política. No pretendemos tener un discurso religioso, ni hacer uso populista de la religión para imponerse sobre otros proyectos políticos, sabemos que en la política la religión se queda en la casa y en lo público la discusión debe ser técnica, debe ser ética, sin embargo nos inspiran sus principios. Así como hay organizaciones no gubernamentales de inspiración cristiana, así como hay universidades, también hay proyectos políticos no solo en VAMOS, en todo el mundo, en Alemania, España, en diferentes lugares del mundo, ves proyectos políticos que nacen de esto. Líderes como Martin Luther King que fue defensor de las libertades civiles, reconocido a nivel mundial, inspiraba también sus principios cristianos o Monseñor Romero.

¿Cómo conciliar cuando esa inspiración en los principios cristianos podría reñir con los derechos de sectores de la población? Pienso, por ejemplo, en el caos de los derechos de las mujeres o de la población LGBTIQ, donde esos principios de inspiración cristiana no siempre están alineados a la defensa de los derechos de estos sectores de la población.

C.O.: Considero que también es parte de los principios de inspiración cristiana estar abierto al diálogo con todas los sectores que necesitan que sus derechos sean defendidos. Ahora bien, estamos hablando de un diálogo en el marco de una democracia donde vas a tener diferentes visiones del mundo y es mediante los procesos democráticos que la Constitución establece que se van a tomar esas decisiones según los procesos que se establecen para tales decisiones ya sea en la legislación o demás, más bien creo que al contrario, un proyecto que busca poner como centro la defensa de la dignidad humana, va a buscar la defensa de los derechos humanos de todas las personas, mediante el debate respetuoso y de ideas de cuáles son estos derechos que se deben defender. 

Aída también decía también que para el partido Nuestro Tiempo es clave, por ejemplo, identificarse con todos aquellos ciudadanos que están cansados de los dogmas con los que han actuado los partidos políticos tradicionales de nuestro país, esto se parece mucho al discurso que le hemos escuchado al presidente Bukele y a Nuevas Ideas, ¿en qué se diferencia Nuestro Tiempo si tiene exactamente el mismo tipo de mensajes?

A.B.: Nuestro tiempo tiene una serie de principios y sobre todo eso es lo que puede guiar una acción política que sea contundente y coherente con estos principios, creemos además, nosotros a diferencia del partido Nuevas Ideas, en la importancia de presentar propuestas concretas de presentar planes de trabajo y creo que en este sentido nuestras acciones han hablado por nosotros, hemos presentado una serie de propuestas, por ejemplo en el marco del combate a la pandemia, una propuesta, un plan nacional de repatriación que exigía la responsabilidad del estado de traer de regreso a estos ciudadanos, reconociendo que el estado es el responsable de garantizar el derecho al retorno de ellos.

Un plan de rescate a las micro pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) nuevamente, de dinamizar y ayudar a este sector a través del pago de planillas o de otro tipo de mecanismos y también hemos hecho algo que, para nosotros es fundamental, y tiene que ser parte de la agenda de los partidos políticos de cara al 2021, es uno de los compromisos de Nuestro Tiempo que es la lucha para fortalecer el derecho al Acceso a la Información Pública y luchar contra la corrupción. Hemos presentado una serie de denuncias ante el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG), incluso ante la Fiscalía General de la República (FGR) y creo que esta visión de utilizar las instituciones y activar a las instituciones democráticas que tenemos, es fundamental en Nuestro Tiempo y creo que si bien es cierto una de nuestras mayores riquezas es la diversidad, el requisito mínimo de entrada a Nuestro Tiempo es una votación democrática, irreductible e irrenunciable, creo que en estos momentos hay que enfatizar y señalar de forma contundente. 

Decía: Nuestro Tiempo tiene ideología, pero hace unas semanas se volvió muy viral por una pieza de publicidad de Nuestro Tiempo, donde justamente decían que no tenían ideología.

A.B.: Nosotros nunca hemos dicho que no tenemos ideología, lo que creemos es que hay que ir más allá de las ideologías, la ideología del partido Nuestro Tiempo es el centro humanismo, creemos que el rol del Estado y todo el ejercicio político tiene que ir destinado a garantizar el bienestar máximo de los ciudadanos, reconocer su dignidad, garantizar sus libertades individuales, la justicia social, la democracia. Pero creo que en lo que hacemos énfasis, de eso hablamos al ir más allá, es no detenernos y no enfocarnos en las divisiones y en la confrontación estéril entre estos dogmas, creemos que podemos trabajar en una agenda en común construida desde abajo, enfocándonos en lo que tenemos en común y las distintas ideologías y con base en eso, es que vamos a impulsar esta agenda que queremos trabajar en 2021 con ciertos temas prioritarios en los que todos estamos de acuerdo.

Volvamos a los escenarios en la Asamblea Legislativa: lo que la intención de voto y las preferencias de las encuestas nos muestran es que sus partidos van a tener en todo caso bancadas muy pequeñas, en este escenario probable, ¿qué rol pretenden desempeñar si llegan al legislativo?

C.O.: En el caos de VAMOS, según las discusiones que hemos tenido al más alto nivel, el rol que el partido debe jugar es sin duda uno de oposición pero un rol de oposición que tal vez los salvadoreños no han visto antes en el país. Quiero decir que el país necesita una oposición que además de ser firme, contra la corrupción, también sea constructiva, es decir que sea muy prolifera en hacer propuestas y que sea una oposición legítima, porque no tiene el lastre de corrupción con el que un partido mayoritario o el partido de gobierno pueda chantajear para empujarte a tomar acuerdos que están en contra de los principios democráticos. Una oposición muy propositiva también, en el caso nuestro, en el marco de la emergencia por COVID-19 y de las emergencias por las tormentas, el partido realizó más de siete propuestas tanto de un plan de reactivación económica inteligente, basado en datos, un plan para protección del empleo y de los trabajadores que están sufriendo, también un plan de descentralización de la entrega d elos $300 y los granos básicos, es decir ante cada problemática, que surgía en la ejecución de las políticas públicas en el marco de la emergencia, el partido tuvo la capacidad de poner sobre la mesa propuestas y creo que esa fuerza innovadora y creativa que trae nuestro partido con muchos jóvenes que buscan ser dinámicos y poner sobre la mesa ideas diferentes, creo que ese puede ser un rol importante, además de ser un partido que empieza con la democracia y empieza con la transparencia desde casa, somos el partido que ha tenido unas elecciones internas más transparentes, hemos dicho quiénes son, dónde están y el perfil de nuestros precandidatos desde el momento inicial del proceso.

Ambas han dicho que parte del rol que asumen sus partidos es, por ejemplo, presentar propuestas pero hablando de la Asamblea, la verdad es que para que las propuestas caminen y para poder ejercer contrapesos a las propuestas del Ejecutivo, se necesitan bancadas que por lo menos tengan más de 20 diputados así es que: Aída, en este escenario de nuevo, ¿cómo hacer que su representación en el legislativo cuente?

A.B.: Hay dos cosas en este tema, por un lado pienso que una bancada, aunque sea pequeña puede elevar la barra y empezar a hacer presión, incluso asignar un costo político a decisiones que se tomen que no necesariamente sean parte de acuerdos iniciales dentro de la Asamblea Legislativa, temas como por ejemplo, ante la situación fiscal que estaremos enfrentando, presionar para que haya una reducción en los privilegios que obtienen los diputados -que haya una renuncia al seguro médico privado- digamos cosas que pueden empezar a marcar una pauta de comportamiento y de actitudes dentro de la Asamblea, creo que es importante, de cara a lo que uno puede hacer. Creo, además, de cara a las elecciones 2021 que van a ser bien particulares y que es imposible predecir lo que va a suceder, es importante también que haya una lógica de colaboración entre los distintos partidos políticos y de estar conscientes que hay temas que tenemos en común, estoy segura de que Claudia y yo, VAMOS y Nuestro Tiempo convergen en temas como la lucha contra la corrupción, como hablábamos anteriormente están cansados de ver una oposición estéril que sólo se opone por meterle zancadilla a la oposición política, es fundamental empezar a cambiar esta lógica de cómo funciona la oposición, de cómo se generan las relaciones dentro del legislativo y tratar de ponerse de acuerdo en temas fundamentales que compartimos todos los que tenemos esa vocación democrática y con esa lógica van a poder avanzar bastantes temas.

Claudia, este año nuestro país podría cerrar con una deuda pública que superaría el 90% del Producto Interno Bruto (PIB), los ingresos fiscales han caído como consecuencia de la crisis que estamos viviendo y por supuesto la economía en este 2020 tiene una previsión de caída muy alarmante. En este contexto resulta urgente una reforma fiscal, un debate pasa por la Asamblea Legislativa y quiero saber la postura de tu partido sobre sí se deben incrementarse los impuestos para los sectores más ricos de la población salvadoreña.

C.O. Sí, creemos que en una justicia fiscal. Creemos que es necesario que el país vaya avanzando en una agenda fiscal más progresiva, en un esquema más progresivo. Creemos que es muy importante que toda la planificación del Estado vaya con esta lógica de que los recursos serán muy pocos y que es necesario apostarle a dos cosas. Por un lado a una dinamización de la economía, pero basada en la sostenibilidad del ambiente. No podemos seguir trabajando en contra de la naturaleza, sino que tenemos que ir con ella. Hay que apostar a la seguridad alimentaria, a los temas más básicos.

Además, la austeridad en el Estado tiene que ser radical, hay que empezar por casa. En la Asamblea Legislativa, por ejemplo, se asigna a los diputados un monto específico para trabajar, pero el partido se queda con otro monto para tener trabajo territorial. Y todos los diputados que están en la Asamblea son cómplices de eso. En el tema de la reforma fiscal creemos que es necesario que esta crisis sea una oportunidad para que como país tomemos acuerdos grandes y podamos tomar decisiones que le den vuelta a esa situación de injusticia estructural que hemos tenido durante tanto tiempo.

¿La posición de Vamos sería apoyar un impuesto al patrimonio, conocido también como impuesto a la riqueza?

C.O.: Creo que es un tema que se debe debatir con más profundidad pero no lo descartaríamos. Habría que hacer un análisis técnico, escuchar a los especialistas. En un momento como este, a nivel internacional, se están dando esas discusiones. Los grupos de millonarios a nivel internacional están diciendo que es necesario aportar más para que lo público tenga más solidez, porque en crisis como esta es lo único que nos hace resilientes a los embates de la naturaleza, a las pandemias y a cualquier otra situación que nosotros mismos como humanidad causamos.

Aida, ¿cuál es la posición de Nuestro Tiempo sobre este tema? ¿Es necesario en El Salvador hablar de una reforma fiscal que aumente impuestos particularmente para los grupos más acaudalados?

A.B.: Nosotros consideramos que es necesario. Ya pintabas el panorama, una situación económica complicadísima y que no vamos a poder enfrentar con la configuración fiscal actual. Creemos también que hay que eliminar la implementación de algunos impuestos, como el impuesto a la telefonía, que se había hablado de eliminarlo desde hace algunos años, y tratar de buscar una forma de que la recaudación sea más eficiente y de garantizar de forma paralela el gasto público que sea realmente destinado a las prioridades de la ciudadanía en un momento como este. Por ejemplo el Estado, vista la situación actual, ha habido una disminución de las remesas alrededor de un 50% solo hasta ahorita, hemos visto también estudios que proyectan un crecimiento de la pobreza en nuestro país, que implicarían un gran retroceso, un aumento de las desigualdades y creemos que en este sentido, el Estado tiene la obligación y la responsabilidad de garantizar que podemos proveer condiciones básicas, mínimas para que todas las personas puedan vivir en dignidad y satisfacer sus necesidades, invertir por ejemplo en temas que se han relegado en la política como son un sistema de salud y un sistema de educación públicos que realmente respondan a las necesidades actuales y que puedan equipar a los ciudadanos a ser más resilientes y estar más preparados para la siguiente crisis que venga al país.

¿Nuestro Tiempo apoya que se creen impuestos como el impuesto al patrimonio?

A.B.: Nosotros estaríamos abiertos a la discusión, creo que es importante tener todas las opciones sobre la mesa, reunirse con expertos en la materia y yo soy una experta fiscal pero creo que sí es importante no descartar nada y que el primer paso es reconocer que no vamos a poder enfrentar las obligaciones del estado en la situación actual.

Claudia, también en la Asamblea Legislativa está en estudio la ley de identidad de género que permitiría a las personas cambio de nombre, género y sexo asignado en su partida de nacimiento cuando no coincida con la identidad de género que sienten, ¿cuál es la postura de tu partido sobre este tema?

C.O.: Ese tema no va en debate aún dentro del partido. Puedo dar mi postura personal, ya que en eso no nos hemos concentrado, nuestra tema de agenda es la lucha contra la corrupción es el bienestar económico de la población, la crisis fiscal que tenemos, por lo que ese tema no lo hemos debatido aún; pero mi postura personal es que es necesario escuchar a estos sectores para poder encontrar alguna vía para que sus derechos o lo que ellos sienten como derechos puedan ser de alguna manera tomado en cuenta sin rayar con situaciones que puedan afectar un funcionamiento de las instituciones en el tema de identidad que pueda generar problemas, pero hoy por hoy una postura tal cual, no la hemos debatido.

¿Cómo conciliar que Vamos es un partido de inspiración cristiana, cómo conciliar esa inspiración cristiana con el derecho o el reclamo de derechos de la población LGBTI en temas como la ley de identidad de género?

C.O.: Creo que la mayor parte de la población, incluyendo la comunidad LGBTI está con unas preocupaciones fundamentales como, por ejemplo, que no se les discrimine en el acceso al empleo, el acceso a servicios de salud y que no se discrimine también en cuanto a la protección de su integridad física. Desde nuestro partido estamos en toda la disposición de acompañarlos e incluso promover leyes que permitan la protección de las personas contra cualquier trato inhumano y degradante contra cualquier discriminación de sus derechos más fundamentales como los que ya mencioné, en ese sentido no veo que haya una contradicción, más bien pues vamos a acompañar lo que el partido considere que esté en línea con la protección de la dignidad humana y de las necesidades más básicas.

Aida, en la Asamblea está estancada la discusión de la Ley General de Aguas, uno de los puntos que está en disputa es la integración del ente rector del agua en nuestro país, en el debate hay posiciones encontradas sobre quienes deben integrar el ente rector, sí fundamentalmente los públicos, sin inclusión de los privados o si los privados deben de ser incluidos, ¿cuál es la postura de tu partido sobre esto?

A.B.: Tampoco tenemos una postura institucional sobre este tema, conozco poco sobre el funcionamiento y la propuesta de la ley de aguas. Quisiera aprender más sobre el tema para poder pronunciarme al respecto. Algo fundamental, algo que hay que reconocer es el derecho humano al agua, reconocer que en nuestro país, un país tan desigual esto tiene que ser garantizado a la población y buscar una forma ideal para garantizar que este derecho sea efectivo y se cumpla para todos los ciudadanos.

¿Los privados deben participar en el ente que discutiría temas por ejemplo como quién debe tener permisos o quién debe tener derechos privilegiados sobre el uso del agua o debe ser un consejo público?

A.B.: Creería que no debería participar nadie que pueda tener conflictos de interés, en la toma de decisiones en una institución como esa. Es un tema sumamente delicado y que deberíamos pensar en una integración idónea para garantizar que no hayan personas que estén velando por intereses particulares, creo que eso sí es fundamental.

Claudia, en campaña presidencial, Josué Alvarado, fundador de Vamos, dijo a Focos que él estaba financiando gran parte de su campaña, ¿quiénes serán los financistas ahora más importantes de Vamos en la campaña legislativa y municipal de este período?

C.O.: Hasta este momento, Josué Alvarado ha sido uno de los principales financistas del partido, sin embargo en la medida que el partido ha ido creciendo ha ido abriendo sus puertas a más personas, los miembros mismos vamos aportando, no somos un partido con grandes recursos, no extraemos recursos del estado como otros partidos.

¿Cobraron la deuda política?

C.O.: Es una forma legal obviamente. Pero lo que estamos buscando no es financiamiento y también un protocolo para tener financiamiento privado que ponga primero el programa y la plataforma del partido y que la condición sea respetar el programa. No vamos a aceptar un financiamiento que condicione la agenda del partido, queremos vender el proyecto tal cual es de manera íntegra, creo que sí va a ser necesario esperamos poder acudir a mediana empresa, pequeña empresa para que podamos tener un financiamiento diverso y no solo grandes capitales que es lo que normalmente se ha manejado en la política nacional o extraer los recursos del estado, creemos que ese tema es fundamental hacer un quiebre para que la política realmente pueda generar su renovación. 

Revisando las listas de donante de Nuestro Tiempo y en el último trimestre de 2019, tiene donaciones de personas naturales de la familia Kriete, de grupos empresariales del país pero también domiciliados fuera del país, de su fundador Johnny Wright, ¿la estrategia dependerá esencialmente de las donaciones asociadas a grandes capitales a nuestro país?

A.B.: Para nada nosotros de hecho en los estatutos de nuestro tiempo hemos definido una contribución mensual obligatoria de parte de los miembros del partido, puede ir desde $3 hasta el monto que el donante desee, todo esto está publicado en nuestra sección de transparencia de la página web y creemos que aunque sabemos que va a ser un camino largo y algo que es fundamental cambiar las dinámicas de financiamiento de los partidos políticos, con énfasis en que la política cuesta, tener personas capaces, dedicadas a tiempo completo a hacer política, es costoso, queremos que todos los miembros del partido se sientan que son parte de este esfuerzo y es la forma en que nosotros concebimos el financiamiento en la medida en que el aumento de miembros del partido va creciendo y nos vamos acercando a campaña, también hay personas que se sienten identificadas con ciertos temas que queremos promover y que quieren apoyar la partido en ese sentido. 

Hasta ahora por ejemplo revisando las listas de donantes me daba cuenta que las cuotas de los miembros son realmente pequeñas y no superan lo que han recibido en donaciones de grandes donantes empresariales, por ejemplo, hasta ahora sí han dependido más de donaciones de familias por ejemplo

A.B.: Y eso ha habido una evolución y nosotros queremos alejarnos de tener un par de donantes grandes y tener una base amplia de donantes que sean contribuciones más pequeñas, sabemos que esto es un camino y cuando nosotros publiquemos las donaciones del 2020, ahí se va viendo la diferencia en el cambio de cual es lo que domina dentro del financiamiento del partido y cada vez más son las contribuciones de los afiliados que se sienten parte de este proyecto y que están contribuyendo todos con su esfuerzo a financiar a la fracción.

Aquí puede ver la entrevista completa con  Aída Betancourt, Nuestro Tiempo; y Claudia Ortiz, VAMOS El Salvador, y otras materiales de Focos en nuestro canal de Youtube.
Etiquetas
Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar