“El gobierno no está pensando en reabrir el transporte público el 21 de julio.”

René Velasco, presidente de la Asociación Nacional del Transporte (ANET)

(Transcripción editada de la entrevista realizada por Karen Fernández transmitida el domingo 12 de julio de 2020)

René Velasco, presidente de la Asociación Nacional del Transporte ANET y  Miembro de Mesa Nacional de transporte.

René Velasco, presidente de la Asociación Nacional del Transporte ANET y  Miembro de Mesa Nacional de transporte analiza ahora, como ya lo han hecho notar otros empresarios del sector en el pasado, que la principal dificultad es que el sistema de transporte público es que no se ha aumentado la tarifa  desde hace 16 años y que si bien en la actualidad la discusión es por reiniciar las operaciones con un margen de ganancias económico que salde costos operativos y los incrementos por las medidas contra el COVID-19.

“Para nosotros, así como es de importante esa parte de la salud, también es importante el tema de los costos, porque nosotros queremos cumplir, de hecho hemos venido cumpliendo de tal manera que, bueno estamos parados  y no hemos hecho por trabajar por varias razones, estamos esperando que esos protocolos podamos aplicarlos que las autoridades nos establezcan y hay que buscar la forma de donde se va a costear esos protocolos”, dice Velasco, quien adelanta que en un futuro próximo se deberá discutir también el aumento de la tarifa y/o la redistribución del subsidio al transporte hacia los pasajeros sin afectar a los empresarios.

El ejecutivo reprogramó la reactivación del transporte público para el 7 de julio, pero se retrasó hasta el 21 de julio, ¿les ha comunicado el Ejecutivo sobre cuáles son las condiciones bajo las cuales les permitirán volver a operar?

Es importante en toda esta situación mencionar que  el transporte público ha atravesado situaciones muy difíciles como muchos otros sectores por causa de esta pandemia y también por diferentes decretos que se han establecido por la Asamblea Legislativa y por  el Ejecutivo. En el caso nuestro del transporte público, hemos hecho todo lo posible por cumplir con todos los requerimientos que se han establecido en estos decretos, de tal manera que, desde allá por el 11 de marzo, venimos en una situación difícil que se inició con la suspensión de las clases a nivel nacional, ya sea de educación básica y todo eso, pero también de universidades, luego iba avanzando toda esta situación de la pandemia, llegó el momento en que el transporte público solo podía trasladar a una persona por asiento. Total que ha sido bastante caótica la situación, de tal manera que así vino avanzando este proceso y el 7 de mayo se nos suspende definitivamente a través del Decreto Ejecutivo 22. Ya más de dos meses de estar suspendidos como transporte colectivo en el país y solo hemos prestando servicio al personal de salud, MOP y otras instituciones del estado a partir de ese día.

Para otros sectores empresariales ya hay protocolos para que puedan volver a funcionar, ¿están claras las medidas para que el transporte público opere de nuevo?

En toda esta travesía hemos aplicado algunos protocolos, como por ejemplo: la mascarilla para los conductores, alcohol gel para los usuarios, también la limpieza, la sanitización para las unidades, eso lo hemos aplicando en el tiempo que trabajamos y en esta oportunidad que estamos prestando el servicio al personal de salud y otras instituciones del estado, de igual manera.

«estamos esperando que ellos nos planteen cuales van a ser los protocolos a implementar en el transporte público en el reinicio de operaciones, aún no hemos hablado específicamente de cuáles serán estos para el 21 de julio.»

René Velasco, presidente de la Asociación Nacional del Transporte.

Ahorita para el reinicio de las operaciones, la verdad que no hemos hablado, o hemos hablado muy poco de eso con las autoridades de gobierno, nosotros estamos esperando que ellos nos planteen cuales van a ser los protocolos a implementar en el transporte público en el reinicio de operaciones, aún no hemos hablado específicamente de cuáles serán estos para el 21 de julio que hasta cuando  han postergado el reinicio de operaciones. Pero ahí estamos viendo nosotros que hay transporte de personas en pick-up que por cierto muy hacinados, cobrándoles dos, tres, cuatro y hasta 10 dólares a la población por andarse trasladando pero bueno, esa es una responsabilidad también de ellos y de las autoridades correspondientes que deben ponerle atención. Nosotros estamos esperando seguir las pláticas con el gobierno en la mesa técnica que se ha creado, para poder abordar todos estos temas que tienen que ver con el reinicio de operaciones.

Con la fecha del 21 de julio, estamos de nuevo a menos de dos semanas para la reapertura del transporte público, ¿no le parece que el tiempo es insuficiente para hablar de las medidas que deben implementar?

Hemos venido viendo esa dilatación para hablar de estos temas, que sí son importantes, la salud es importante, reconocer los esfuerzos que el gobierno ha estado haciendo, también la Asamblea Legislativa y mucha gente, muchos sectores, el gremio médico, el personal de salud y muchas otras instituciones, como la Fuerza Armada y la policía que andan esforzándose para la contención de la pandemia y salvaguardar las vidas es muy importante. Para nosotros, así como es de importante esa parte de la salud, también es importante el tema de los costos, porque nosotros queremos cumplir, de hecho hemos venido cumpliendo de tal manera que, bueno estamos parados, estamos suspendidos y no hemos hecho por trabajar por varias razones: estamos esperando que esos protocolos podamos aplicarlos que las autoridades nos establezcan y hay que buscar la forma de dónde se va a costear esos protocolos.

Y, ¿cómo explica usted esa dilatación o demora en el acuerdo con el gobierno sobre las medidas que deben aplicar?

Bueno, nosotros le encontramos algunas razones de repente pues ya hemos visto que se ha postergado hasta el 21 de julio el reinicio de operaciones del transporte público, ese es uno de los puntos nosotros creemos que el gobierno ha venido viéndola un poco frío este tema porque, creería yo que están pensando quizás en no reiniciar las operaciones del transporte público para el 21, yo me atrevería a decir que no están pensando en esa fecha, están pensando en más allá, es lo que podemos oler, más cuando se ve que hay muchos más casos que están dando y esto es preocupante pues porque la economía también se necesita reactivar y el transporte público juega un papel importante en ella.

Ustedes han pedido a la Asamblea un subsidio adicional para adoptar medidas sanitarias por el COVID-19, este subsidio podría llegar hasta 19 dólares diarios por autobús, ¿cuáles son las medidas que ustedes se comprometen a adoptar para proteger a los pasajeros?

Sí, nosotros hemos presentado una propuesta de decreto a la Asamblea Legislativa, esperando que esta se discuta, entiendo que esta semana, vamos a ver si tiene los votos necesarios para que se apruebe. Siempre hemos dicho que la compensación económica al transporte público no es una mejora sustancial de las unidades, sino para sufragar un poco el costo de la tarifa que debería de ser más alto, definitivamente este es una compensación para no cobrar la tarifa que corresponde a los usuarios definitivamente.

Hemos propuesto este decreto transitorio para que nos dé tiempo de seguir en las pláticas, en el diálogo con el Ejecutivo y abordar todos los temas, tanto la agenda que tiene el gobierno pero también nuestra agenda como empresarios de transporte que estamos día a día tratando de mejorar el servicio a la población. Como empresario nos toca ir mejorando cada día pero para eso se necesita ese concurso, ese diálogo con las autoridades y que ambos podamos poner sobre la mesa los temas que creemos se necesitan abordar y ver la viabilidad y así poder avanzar estamos esperando que las autoridades de la Asamblea Legislativa puedan avanzar sobre los temas y reiniciar operaciones.

Pero, ¿por qué están pidiendo que se les financien los protocolos para operar?

Porque definitivamente sí se andan solo personas sentadas en un autobús o microbús, la tarifa debe doblarse o más, entonces, se usan masivamente acá y más en nuestro país porque la tarifa es muy baja. Si ya no se utiliza la unidad de transporte, un microbús en esas condiciones, o sea masivamente, aglomerada, ya no es rentable. No se sacan ni los costos, para que nosotros podamos cumplir los protocolos debe de modificarse la tarifa definitivamente o una compensación mucho más alta que la que estamos solicitando, esa reitero que no es para solventar el problema. Es transitoria para que nos dé tiempo de ir hablando con el Ejecutivo e ir buscando algunas alternativas que nos permitan hacer sostenible el transporte y mejorarlo, definitivamente. Si nosotros estamos claros que la población necesita un mejor transporte.

¿Cuál es la agenda de temas prioritarios para el gobierno sobre el transporte público?

Uno de los puntos que el gobierno tiene de agenda es la instalación del GPS, es un tema que ellos tienen y también han mencionado el cobro electrónico, que ese no podía ser a corto plazo, lo ha dicho el ministro de obras públicas, pero que sí es un tema que ellos lo tienen en agenda, entre otros temas, nosotros estamos abiertos a discutir cualquier tema que sea de beneficio para todos.

En la agenda prioritaria del gobierno está la instalación de GPS y el sistema de cobro electrónico ¿estas medidas están asociadas a la seguridad por el Covid-19?

No, esas son propuestas que ya traía el gobierno antes de la pandemia. Esas son agendas que ya tienen ellos establecidas desde el año pasado y que  son aspecto en los que no nos hemos podido poner de acuerdo con ellos. Lo hemos abordado en algunas reuniones. El cobro electrónico podría ser que tenga que ver con la bioseguridad, pero no se está viendo en ese marco ahora. Con los protocolos, nosotros estamos esperando que se puedan conocer para que también podamos hacer un presupuesto para ver los costos que eso va a tener. Estamos claros de que hay que establecer mecanismos que puedan dar seguridad a la población, eso la población lo tiene que tener bien claro: vamos a establecer mecanismos que permitan la seguridad que no va a ir a infectarse en el transporte público; así como también salvaguardar a nuestros empleados.

Volviendo a la discusión en la Asamblea, ustedes piden hasta $19.00 dólares diarios por subsidio COVID. ¿Qué medidas implementarán a cambio de este subsidio adicional?

Al conocer nosotros el plan del gobierno, los protocolos a establecer en el transporte público; obviamente hay que ver que va a contener este plan. Tendremos que utilizar alcohol gel para las personas que utilicen el transporte; lo otro es el proceso de sanitización, que si contratamos personas que puedan hacerlo no es tan cómodo, tan barato, que se diga. Tenemos que buscar los mecanismos para que eso pueda ser factible para que las personas estén confiadas de que no tendrán mayor riesgo en las unidades; por el otro lado tenemos que ver cómo será el protocolo en cuanto a la cantidad de personas que el autobús o microbús puede transportar, hasta cuánto será permitido. Esto tiene que ver con los costos que esto tendrá para el reinicio de operaciones. Así que nosotros estamos previendo definitivamente que este decreto se apruebe y no tengamos mayores dificultades para el reinicio. Recordemos que el sistema de transporte viene con una dificultad desde hace 16 años, desde que no se aumenta la tarifa. Esto ha frenado el desarrollo del transporte público a nivel nacional. Eso parece hasta injusto porque todo en el país no vale lo mismo que hace 16 años, incluso el salario mínimo que andaba por $175 dólares y ahora vale $304.50. Así que esperamos nosotros que estas pláticas con el Estado, específicamente con la Asamblea y el Ejecutivo, funcionen, se pueda avanzar, para poder reiniciar pronto operaciones.

¿Cómo planean enfrentar el riesgo del hacinamiento dentro de las unidades?

En la última reunión que sostuvimos con autoridades del Viceministerio de Transporte, nos planteaban parte de esto. Ellos proporcionarán un plan en donde puedan tener un control, según mencionaban, un control sobre la operatividad de las unidades, de tal manera que puedan cerciorarse. Al menos eso entendí yo: cerciorarse que no exista hacinamiento y nosotros también  trabajaremos de cerca con nuestros empleados de que eso no se permita, porque es parte de nuestra responsabilidad, de tal manera que no se den más contagios y arriesgar lo menos posible a las tripulaciones.

Me llama la atención en el anteproyecto que ustedes piden el subsidio adicional pero no se comprometen en ninguna medida. ¿Por qué no?

No, lo que ocurre es que este subsidio es una compensación. Nosotros quisiéramos que fuera subsidio pero que se le dé directamente a la población. Hemos incluso sufrido muchos señalamientos por diferentes personas, incluso funcionarios, en cuanto que han dado hasta montos de que en tantos años tantos cientos de millones de dólares se han dado al transporte público. Pero realmente no es al transporte público, es a la población porque hace 16 años no se aumenta la tarifa en el transporte público. Y usted sabe que un minuto de telefonía celular vale hasta 16 centavos, similar a lo que vale el transportarse en un autobús o en un microbús de San Martín hasta el centro de San Salvador, que vale 20 centavos de dólar. Es una disparidad, es una injusticia también hasta cierto punto, sí lo queremos ver así.

Por eso, creemos que este subsidio debería de ir a cada uno de los usuarios y que el transporte público que cobre la tarifa que debe de cobrar, así como el gas propano. El gas propano vale “tanto”, el gobierno dice: “no vas a pagar $12.00, vas a pagar $7.00 nada más, voy a subsidiar un 40% más o menos” y el que vende el gas recibe lo que es, el precio con base a costos y utilidades que debe de tener. Así debe quedar establecido.

Y en este escenario ¿ustedes incrementarían la tarifa?..

El transporte público tiene una realidad como cualquier otro sector: para operar tiene costos. Entonces, sí queremos un carro nuevo o una unidad nueva, alguien tiene que pagar más. Definitivamente esto no debería de sorprender o de causar mucho morbo, en cuanto a que el pasaje, por ejemplo, puede aumentar en el transporte público. Sí ahorita las personas están pagando entre cinco y siete dólares diarios por transportarse, lo que antes le costaba a una persona, por ejemplo, en ir y venir de Apopa.

Vaya, pero ese escenario que los pasajeros reciban el subsidio y se libere la tarifa no es lo que presentaron a la Asamblea legislativa.

No es ese…

… Y esa propuesta que menciona, ¿de dónde viene?

En el futuro debemos verlo así, para que la población reciba ese subsidio directamente como es lo del gas. Creo que eso es posible y sería una forma mucho más eficiente para que la población sea beneficiada de otra manera, hoy es beneficiada porque la tarifa no se ha visto afectada. Ahora no tenemos ley porque venció  el 30 de junio pasado y en el futuro creo que es posible seguir hablando de estos temas con las autoridades, para que la población pueda recibir ese subsidio directamente, hay mecanismos que se pueden utilizar y de esa manera el transporte público pueda mejorar.

En la medida que el transporte público cobre la tarifa técnica que debe ser, porque es lo justo, en esa medida podríamos andar vehículos nuevos, como muchos ya lo adquirimos. Hay más de 115 millones invertidos solo en unidades nuevas.

El ministro de Hacienda dijo que no habrá incremento del subsidio. ¿Cuál es su alternativa ante esto?

Bueno el ministro de Hacienda sabe. El daba declaraciones, que le parecía que se han desembolsado 40 y algo millones de dólares en subsidio. Y yo lo que sé es que $46 millones presupuestados para la compensación al transporte público para el 2020. Lo que se ha desembolsado son alrededor de $19 millones hasta el mes de abril, que aún hay compensaciones que no se han pagado aún. O sea, están pendientes de que pague, pues.

El señor ministro, que es el tesorero del Estado, está mencionando esto pero definitivamente no sé en qué se basa porque lo cierto es que hay una operación que debe cubrir sus costos y obviamente debe tener una utilidad el empresario, porque para eso es empresario. Sí él manifiesta que no habrá compensación, habrá que buscar otra alternativa. Las autoridades del VMT, Economía y todos los relacionados a este tema deben de estar conscientes de que hay que reiniciar las operaciones del transporte público y que el sector ya en sus ingresos dejó de percibir ya alrededor de $160 millones de dólares que son distribuidos en un promedio de 245 mil personas de dependen directa o indirectamente de este sector.

Aquí puede ver la entrevista completa con René Velasco, presidente de la Asociación Nacional del Transporte (ANET) y Miembro de Mesa Nacional de transporte. , y otras materiales de Focos en nuestro canal de Youtube.

Etiquetas
Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar