“Esperaría mantener los diputados que tenemos en el FMLN, sino es que más, para el 2021”

Anabel Belloso, diputada del FMLN

(Transcripción editada de la entrevista realizada por Karen Fernández transmitida el domingo 2 de julio de 2020)

LPG Datos midió en febrero la intención de voto para las elecciones legislativas y municipales de 2021 y el FMLN en ese momento solo tenía un 3.3 % de la intención. La encuesta más reciente, la del Instituto Universitario de Opinión Pública (Iudop), dijo que solo un 3.8 % de los encuestados tiene preferencia por el FMLN. Bajo este escenario, ¿cuál es la proyección del partido en cuanto a los diputados que podría perder en 2021?

Nosotros retomamos con mucha responsabilidad los datos que arrojan las diferentes encuestas. Son herramientas para la toma de decisiones, sobre todo cuando ya estamos en pleno proceso electoral. Obviamente, luego de los últimos procesos electorales donde recibimos resultados no esperados, hasta se puede decir que han sido reveses electorales, pero sabemos que así son los procesos y por ello hemos venido trabajando en la toma de decisiones, ir al encuentro de la población, recuperar la credibilidad y la confianza de la gente.

Queremos que los salvadoreños identifiquen a ese sujeto político de transformación, que reconozcan que el FMLN sigue trabajando desde todos los espacios para poder traducir las aspiraciones de toda la población.

En el tema puntual de los resultados, obviamente uno puede tomar de base lo histórico. El resultado de 2019 puede dar una señal. Pero creo que la población ha visto la participación del grupo parlamentario del FMLN desde la Asamblea Legislativa durante los últimos meses, en un contexto político, social y económico complejo que atraviesa el país.

Hasta ahora tienen una fracción de 23 diputados, en el período 2021-2024, según los resultados de las encuestas, ¿cuántos diputados ustedes aspiran a tener?

Esperaría mantener lo que se tienen, sino es que más. Si uno mira los números fríos del 2019, por ejemplo, obviamente hay una disminución. Pero trabajamos día a día para que la población identifique que estamos actuando coherentemente con lo que definimos ser como partido, con lo que nos proponemos, lo que le ofrecimos a la población a través de nuestra plataforma legislativa y municipal. Creo que la población puede ir haciendo un balance y que poco a poco esa percepción que hubo en algún momento puede ir cambiando.

¿Qué define ser el FMLN, para que la gente observe ese comportamiento coherente?

En primer lugar nuestro partido se define sobre la base y nace de las luchas del pueblo, de las luchas históricas de diferentes banderas de lucha, que aún siguen vigentes hasta esta fecha. Cometimos errores pero hemos venido rectificando en el camino. Creo que la población también observa y valora esa capacidad de crítica y autocrítica, pero sobre todo de tomar acción para corregir esas acciones.

¿Qué han corregido?

En lo interno, después de los resultados de las elecciones de 2019, hubo una decisión de parte de la dirección, que fue muy madura políticamente: dar un paso a que hubiese una nueva dirección del partido. Fue así como hicimos un proceso de elección interna un año antes de lo previsto. Y desde la nueva dirección se tomaron medidas a nivel partidario: En cuanto al tema del actuar desde los espacios en los que estamos incidiendo en la toma de decisiones, pues se mantiene la firmeza y la coherencia de actuar conforme a las necesidades que la población transmite y no sustituir a la gente en sus luchas, pero sí acompañarle en la reivindicación de sus derechos. Seguir fortaleciendo el lazo con el movimiento social, que en algún momento nos reclamó que había una desvinculación.

Todo eso lo hemos venido tratando de fortalecer y de mejorar en estos últimos meses y desde la Asamblea Legislativa acompañar esas demandas, por ejemplo con el tema de la no privatización del agua; el tema de un nuevo sistema de pensiones. Así podríamos enlistar muchos, pero obviamente mantenerlos coherentes con los valores y principios y la naturaleza del partido. Eso es fundamental y creo que ahí es donde la población nos ve actuando según el discurso que damos, nos ve coherente. Y eso ha permitido que la percepción y la valoración de la gente cambien. Yo no digo que ahora es completamente a favor, tampoco vamos a engañarnos, somos conscientes del contexto que vive el país. Pero sabemos el rol que debe jugar el FMLN desde la Asamblea, siendo un partido de oposición, denunciando aquellas cosas que están mal. Y eso la gente lo ha reconocido en diversos momentos y hay ejemplos claros durante la pandemia. ¿Cuál partido actuó coherente cuando el actual gobierno cometió abusos de poder? Como fracción fuimos firmes.

El FMLN ha perdido votantes desde las elecciones de 2018 y los resultados de las presidenciales del año pasado indican que precisamente Nayib Bukele ha logrado robarle votos al FMLN. ¿Cómo esperan recuperar la confianza de esos votantes del FMLN, desencantados del partido, que decidieron no volver a votar por ustedes?

Creo que es una labor bastante grande. Sin embargo, la población que en algún momento dio su voto de confianza al FMLN, tuvo esa simpatía por nosotros y por “A” o “B” motivo vio en el actual presidente una opción, creo que con el actuar del presidente apenas en el primer año de su gestión se ha dando cuenta poco a poco que no es lo que dijo ser, según como planteó y vendió su proyecto político.

Cada vez vemos más acciones que lo que dan es muestra de todo lo contrario, que tiene tintes fascistas, dictatoriales, que desconoce las leyes, la constitución y los mismos derechos de las personas. Se trata a veces más del discurso que de la acción y la gente que se informa, analiza y crea su propio criterio poco a poco va identificando que lo que Bukele dijo que era no lo es, porque no lo está haciendo ahora, como tampoco lo es el actuar del movimiento político que él representa, que no es el que lo llevó al gobierno. Vemos cómo, de manera reiterada en ese partido, prácticamente comete acciones muy condenables que antes ellos criticaban y ahora ellos realizan y de manera más descarada.

La población poco a poco ha ido identificando que ellos no son coherentes con lo que dijeron que harían. Entonces no es que esa gente regresará automáticamente al partido (FMLN), pero en la medida que nosotros nos mantengamos con la firmeza, con nuestros valores y principios, entonces la población recupera la confianza y verán en el FMLN un partido político que es opción.

Ese escenario que } me describe, de las personas tomando en cuenta un discurso incoherente de presidente y tomando en cuenta más simpatía hacia lo que usted llama tomar como opción otra vez al FMLN, eso no es lo que muestran las encuestas hasta hoy. Es decir el presidente sigue con altos números y el Frente con números bajos…

Sí, pero también hay un reflejo de una disminución en la simpatía hacia el presidente de la república. La última encuesta de la UCA reveló que hubo una caída de las preferencias o por lo menos de la simpatía y creo que refleja el sentido general de la población, aunque no creo que sea algo que se pueda generalizar. Pero obviamente la población está cayendo en cuenta y eso le está pasando factura al gobierno en su primer año, por esas incoherencias, la falta de transparencia, el uso abusivo de las instituciones, el no dar claridad en el uso de los fondos. Vemos como la población demanda más información de parte del Ejecutivo, quien ha estado peleado con Acceso a la Información y con la transparencia, con el mismo gremio de los periodistas, con quien hay una confrontación sin sentido. Pero como dije, no es que la gente que deje de sentir simpatía por la gente la sentirá automáticamente por nosotros, pero está en nuestras manos poder demostrarle a esta población que somos opción, y ese es el rol que hacemos desde la Asamblea Legislativa. Es complejo porque también hay un ataque sistemático en plena campaña electoral para el 2021 del presidente de la república y de su partido. Eso es un desgaste permanente sin fundamentos y argumentos contra la Asamblea.

Pensando en el 2021, ¿a qué votantes le habla el FMLN?

Nosotros siempre hemos aspirado a un voto consciente, un voto que esté informado. Nosotros día a día tratamos de desarrollar nuestro trabajo y llegar a toda la población con todo lo que estamos haciendo. Aspiramos a que la gente pueda informarse, no solo a través de una red social, porque hay mucha desinformación, mucha noticia falsa. Pero la gente que analiza, que es más crítica, obviamente identificará en el FMLN una opción de voto para 2021, para sentirse representada en la Asamblea Legislativa. Obviamente sabemos del rol de pesos y contrapesos que debe existir entre los Órganos del Estado y actualmente hay uno de esos Órganos que sistemáticamente está tratando de desconocer al resto e imponer sus decisiones y sus actos incluso al margen de la ley. Entonces tenemos a esa persona que analiza, sin descartar a las grandes mayorías. Nuestra plataforma representa los intereses y aspiraciones los compromisos con las grandes mayorías de la población.

Usted como un rostro joven dentro del partido, ¿cuál es la autocrítica que hace sobre el partido FMLN y sobre la gestión que en los últimos años han tenido en el Legislativo y el Ejecutivo?

Creo que en el tema del Ejecutivo hubo muchos avances, no solo reconocidos por nosotros como partido de gobierno, sino por las instituciones internacionales que identificaron esos avances. Obviamente hubo muchas expectativas de parte de la población que no llegaron a concretarse.

¿Por qué no pudieron cumplir las expectativas de la población?

En algunos casos, aunque yo no estuve dentro del Ejecutivo, pero me imagino que por falta de acción, pero en otras también, y sin afán de oírme poniendo una excusa o justificar, fue porque no todo depende siempre del Ejecutivo. En aquellos momentos hubo también mucha limitación de parte financiera. Todos sabemos que tenemos un país altamente endeudado y por cuidar ciertos aspectos en algún momento no se priorizó en otros. Esa limitante de recursos, a excepción de hoy que quiero decirlo, porque hay un discurso por parte del gobierno que asegura que la Asamblea no le aprueba los recursos, pero quiero aclararle a la población que esta Asamblea Legislativa le ha aprobado a este gobierno recursos como nunca antes en la historia. Son $3,000 millones de deuda que al final vamos a pagar todos. Eso por parte del Ejecutivo. En cuanto a la Asamblea creo que la población vio también en algunas decisiones acompañadas por el FMLN que no eran del todo beneficiosas, en temas puntuales que la población a veces nos señala, aunque haya partes buenas. Un ejemplo puntual es el tema de la última al sistema de pensiones en 2017. Tuvo elementos muy buenos que son reconocidos, como el hecho que una persona que ha recibido una pensión, cuando se le acaba su fondo, no tenga que recibir el mínimo, sino que se le mantenga la cifra asignada desde el inicio. Pero hubo un grupo de población que se sintió afectado y esa ha sido una crítica. Pero eso es solo un ejemplo, porque hubo otras decisiones en las que la gente seguro vio que acompañamos y no se sintieron representadas, a pesar que hay muchos logros. Nuestras plataformas y propuestas siempre se cumplen en un gran porcentaje, pero tenemos que saber que no siempre depende solo del FMLN, sino de tener todos los votos necesarios. En este período 2018-2021 hemos tratado de fortalecer ese lazo y vínculo para que cada acción impulsada en la Asamblea cuente con el respaldo de la población, porque es en respuesta a sus necesidades, anhelos y sus aspiraciones de un país mejor.

Usted hablaba de cómo los ejecutivos del FMLN no pudieron cumplir con las expectativas de los votantes por un tema de disponibilidad de recursos, ¿el FMLN descuidó la inversión social, desde su perspectiva, por priorizar cuidar el gasto?

No tanto así, hemos sido los gobiernos que más inversión en materia social hemos tenido en presupuestos de la república, sobre todo en el último período que prácticamente el 50% estaba asignado a asignaciones en los diferentes ramos para programas sociales.

Hago la pregunta más enfática, yo recuerdo que una de las promesas de campaña del presidente Salvador Sánchez Cerén, por ejemplo, fue llevar el presupuesto en educación al 6% del PIB, esa es una de las promesas que no se lograron cumplir.

El tema de las finanzas públicas fue bastante complejo, hubo momentos críticos, la población podrá recordar 2016 – 2017 además de bloqueos a financiamientos desde la Asamblea Legislativa desde muy buenas condiciones no lograron su aprobación para ejecutar diferentes programas, en el caso del presupuesto de educación, efectivamente no logró alcanzar el porcentaje que se había propuesto al inicio del gobierno del compañero Salvador Sánchez Cerén, sin embargo, es la cartera de estado a la que siempre se le asignó el mayor porcentaje del presupuesto general, llegando digamos, casi que se duplicó. Desde cuando empezamos, se fue incrementando, incrementando, incrementando, hasta alcanzar alrededor del 3%, no hemos llegado al 6, obviamente era la aspiración, pero siempre el tema de la limitante de los recursos fue uno de los impedimentos, pero no hizo que en las asignaciones de año con año siempre se le fuera incrementando y fuera el rubro o el ramo de ministerio que más asignación tuvo, lo dejamos en un millón el año pasado. Hoy hubo un pequeño incremento nada más.

¿Las promesas del FMLN eran entonces muy altas?

Tal vez no las promesas, yo creo que nosotros llegamos al gobierno del 2009 donde la población obviamente tenía altas expectativas. Sin embargo, hay problemas de carácter estructural en nuestro país que para cambiarlos en su totalidad, requiere tiempo, una sistematización de acciones y hubo cambios importantes que también en su momento por el tema de la austeridad, de no gastar en la comunicación o de dar a conocer los avances y logros, prácticamente pasaron por desapercibidos, a excepción del gobierno actual donde vemos que hay una fuerte inversión en publicidad, que los grandes anuncios, que hasta de tres minutos en la televisión cuando sabemos que es una inversión bastante alta, nosotros durante nuestros gobiernos eso no lo hicimos, pero tampoco quiero justificar y decir que se solucionaron todos los problemas, no. Pero tampoco sería honesta si digo que no se hizo nada porque al final hubo avances significativos en materia de salud, se impulsó la reforma que permitió un mayor acceso a la salud, se duplicaron las unidades de salud, se construyeron hospitales, a diferencia de lo que se dice hay un nuevo hospital de la mujer, el nuevo hospital de La Unión, unidades médicas del Seguro Social en San Miguel, en Apopa, el Centro de Radiología, el Centro Oftalmológico en San Vicente que por el actual gobierno han sido desaparecidos.

Quería preguntarle un poco sobre las internas, celebraron internas el fin de semana pasado, la comisión electoral dijo que había participado el 60% del padrón, pero justamente mi pregunta es, ¿cuántas personas tiene el padrón del FMLN?

El último padrón quedó arriba de 39 mil compañeros y compañeras afiliados de todo el país y también residentes en el exterior hemos tenido una participación, para mí, bastante positiva porque sabíamos y había un poco de temor porque fue presencial la elección de que por el tema de la pandemia hubiese temor de los compañeros y compañeras, que es válido, de salir y exponerse, sin embargo, hubo bastante certeza por la preparación y el cuidado que tuvo cada uno de los municipios en los centros de votación que se habilitaron de cuidar las medidas, en mi caso particular, me toca votar en Mejicanos y hubo distanciamiento, los compañeros marcaban los espacios, el alcohol gel, mascarillas a disposición por si alguien, aunque todos debo reconocer la responsabilidad de nuestra militancia de asistir cuidándose también que es una prioridad y haciendo uso de ese derecho como militante pero además cumpliendo con un deber que nos corresponde de poder elegir a quienes nos van a representar en las candidaturas de cara al 2021, ha sido un proceso exitoso.

Las encuesta de las que hemos estado hablando, indican que Nuevas Ideas, el partido del presidente va a obtener una bancada muy grande en el próximo período, en este escenario, ¿qué entiende el FMLN por ser oposición?

Bueno, nos hemos planteado y lo seguimos haciendo en la Asamblea Legislativa, el año pasado incluso, luego desde el mes de junio, empieza el nuevo gobierno, de ser una oposición firme, actuar con firmeza, con coherencia, con mucha responsabilidad, obviamente también ser propositivos, porque no se trata de ser una oposición solo por oponerse sin fundamento, sin argumentos, ya vivimos lo que es estar en el Ejecutivo y enfrentarse a oposiciones que no tienen argumento.

Cuando dice “firme”, una “oposición firme”, ¿firme con respecto a qué?

Actuar con firmeza en el sentido de hacer cumplir lo que nosotros obviamente identificamos que es para el bien de toda la población y pararnos firmes también cuando vemos que algo, que el gobierno está haciendo o está solicitando, va a ir en contra de los derechos de la población en general, en contra de los intereses de las mayorías del país. En eso es la firmeza, mantenernos firmes en nuestro actuar, coherentes, propositivos y de siempre tener los argumentos necesarios cuando identificamos que algo no es correcto, que no es para beneficio de todos y todas y creo que hemos dado muestras de ello.

El presidente Bukele que tiene niveles muy importantes de popularidad utiliza el discurso de que justamente la Asamblea en esa oposición firme que usted plantea es la que no deja que el Ejecutivo trabaje, ¿cómo sopesan desde su fracción el costo político de ser oposición a un presidente tan popular?

Es complejo, sobre todo cuando hay un ataque visceral permanente que viene de parte del presidente y de sus funcionarios del gobierno; y es sin argumentos, con mentiras y es algo que estamos dando batalla día a día. La verdad debe imponerse al final, aunque sea un camino largo y que cueste. Digo que la población poco a poco va a ir identificando esas acciones de parte del presiente que son totalmente incoherentes y basadas en mentiras, en ataques sin fundamento. Es complejo, pero eso no ha sido limitante en los momentos que ha tocado tomar posturas, aunque parezcan antipopulares; en ese sentido, porque obviamente el presidente las usa en contra de las voces opositoras, si sabemos que es por el beneficio del país, de nuestro proceso democrático, de la vida de la población, de los derechos, lo vamos a seguir haciendo. Creo que eso es parte de la coherencia y esa población que analiza, ve más allá, identifica que uno actúa sobre la base de valores y principios y sobre todo en la defensa del proceso democrático del proceso de nuestro país.

Ideológicamente, Arena siempre fue el contrario del FMLN, pero ahora vemos a una fracción del FMLN mucho más dispuesta a hacer alianzas con Arena, ¿cómo le explica usted esas nuevas alianzas legislativas a los electores del FMLN?

Quiero decirles a los votantes del FMLN y a la población en general que para cada aprobación se requiere en realidad que existan consensos entre diferentes grupos parlamentarios, así como a veces se vota o se tiene que votar con Arena, se ha votado con GANA, con el PCN, con todos los partidos que están representados en la Asamblea porque obviamente necesitamos para la mayoría al menos 43 votos, obviamente en el marco ideológico y como nos definimos como partido, qué somos como partido, somos antagónicos, obviamente con Arena, sin embargo en aspectos que se identifican que van en beneficio de la gente a veces hay coincidencias en la defensa del proceso democrático.

Sabemos de dónde hemos venido, cuánto ha costado llegar hasta donde estamos, tal vez nuestro ideal de democracia no es el mismo que Arena tiene, puede ser, sin embargo reconocemos y valoramos todos los avances que ha tenido nuestro proceso después del conflicto armado, de la firma de acuerdos de paz, aspiramos a una democracia más participativa donde la población tenga más participación en la toma de decisiones, por ejemplo. En ese lado siempre hemos visto a Arena en una postura más conservadora.  Pero cuando hay serias amenazas por parte del presidente actual, donde se militariza la Asamblea Legislativa, el 9 de febrero, y se escuchan discursos donde se dice prácticamente que solo él tiene la razón, ahí creo que todos aquellos que valoramos el proceso democrático y respetamos la diversidad de pensamiento, de posiciones, vamos a coincidir y no quiere decir que en eso vamos a coincidir siempre en otros temas, por ejemplo en materia económica, siempre hay diferencias, pero hay puntos que desde la Asamblea obligan a tomar posiciones comunes, no es que sea Arena o el FMLN, también se suman otros partidos y así como a veces coincidimos con ellos, coincidimos con otros y ellos no, o ellos coinciden con otros, por eso ese discurso de los mismos de siempre o de Arena y el FMLN, no es cierto, porque el que acompañó votaciones en el marco de esta pandemia al ejecutivo fue Arena al Ejecutivo con los mil millones de dólares más de deuda cuando nosotros coincidimos que no era necesario.

Hablando de deuda, el crecimiento económico y los ingresos fiscales en nuestro país siempre son insuficientes para suplir el gasto y las necesidades de inversión que tenemos, nuestra dependencia del endeudamiento cada vez es más preocupante, ¿cuál es la propuesta del FMLN para hacer frente a esta delicada situación fiscal?

Nosotros desde el mes de abril presentamos un plan en la Asamblea con diferentes medidas justamente para poder apalancar un poco el impacto económico, el impacto que a raíz de la pandemia normalmente se agudiza, hemos visto como las proyecciones son bastante alarmantes, como el tema del decrecimiento económico en esta ocasión va a alcanzar los 8 puntos de diferencia, abismal con lo que se vivió en la última crisis 2008-2009, hemos venido proponiendo medidas puntuales de alivio, principalmente en un momento para la economía familiar, que sabemos que por cumplir muy bien las medidas, obviamente vio afectados sus ingresos y las políticas públicas del Ejecutivo, aunque tuvieron el voto de confianza desde la Asamblea, no alcanzaron para todos y todas…

A nivel estructural fiscal…

A nivel estructural obviamente nosotros tenemos una posición también firme de no permitir que el ajuste fiscal que aparentemente vendrá en los próximos meses y del cual incluso hay acuerdos entre el gobierno y el Fondo Monetario, tenga a la base la implementación de medidas fiscales o impuestos regresivos, que sea la población, las grandes mayorías las que tengan que pagar.

¿Hay acuerdos del FMI con el gobierno orientados a impuestos regresivos?

No exactamente, hay una carta de compromiso que se firmó en el marco de los $389 millones que establece que habrá que hacer un ajuste fiscal. Esperaríamos que sea a través de la vía del gasto, hemos reiteradamente señalado cómo todavía permanece desde los presupuestos actuales gastos superfluos que no son necesarios y que perfectamente podrían disminuir, ser asignados a aquellas prioridades dentro del presupuesto, eso nosotros lo hemos señalado, obviamente no hay nada así, no hay nada concreto más allá de declaraciones del exministro de hacienda que dijo que no se iban a tomar esas medidas, sin embargo no vemos qué otras alternativas hay, algo que ha caracterizado a este gobierno, más en el marco de la pandemia es la improvisación y la falta de planificación por más que se ha requerido un tema de cómo ven al corto, mediano y largo plazo la situación fiscal, lo único que hemos recibido es informe de cuánto proyectan que van a caer los ingresos este año, pero no qué alternativas o medidas van a tomar. Nosotros en los próximos días, además de eso que ya presentamos en abril, habrá por parte nuestra presentación de algunas medidas fiscales que obviamente vayan en la ruta de establecer nuestro sistema fiscal, tributario, con una progresividad, donde las aportaciones tengan de quienes tienen más oportunidades obviamente, quienes reciben más ingreso y que eso permita ir saliendo un poco de la crisis, que no va a ser fácil, hemos llegado a niveles de endeudamiento históricos, el 90% donde de cada dólar que va a ingresar, 90 centavos van a ir para pagar deuda y solamente 10 van a quedar para poder invertir en la población.

Aquí puede ver la entrevista completa con  Anabel Belloso, diputada por el FMLN en el departamento de San Salvador y candidata a la reelección para los comicios de 2021. Miembro de la Comisión Política del partido. y otras materiales de Focos en nuestro canal .
Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba