“Hay intimidación y persecución política en el país”

Rodolfo Parker, diputado y secretario general del PDC

(Transcripción editada de la entrevista realizada por Karen Fernández transmitida el domingo 13 de septiembre de 2020)

Rodolfo Parker, diputado miembro de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa y secretario general del Partido Demócrata Cristiano (PDC). Fotografía / Cortesía.

En una entrevista en 2018, usted decía que, aunque el PDC tuviera una fracción pequeña, el rol del partido era acercar posiciones y construir consensos. En los últimos meses lo hemos visto a usted asumiendo una posición de confrontación y oposición con el Ejecutivo, ¿por qué ha cambiado su visión y posición del rol del PDC en la Asamblea?

En lo absoluto, primero, es difícil hablar en primera persona, pero nuestro ADN es de diálogo, de construcción, de franca concertación, sobre todo cuando se trata de cosas de Estado. Así nos hemos visto desde que tenemos memoria en cuanto a participación individual, personal en las cosas de país y no digamos en la Asamblea. Lo que ha ocurrido en este último año desde que Nayib Bukele asumió la presidencia, no sé, yo me miraba un día de estos, en forma surrealista, como que, si estaba en una cancha de fútbol, cayendo una gran tormenta, con la pelota en mis pies y teniendo que jugarla, pues con un equipo agresivo queriendo venirse encima, con golpes y zancadillas y teniendo que jugarla y por ratos hasta solo.

No es un espíritu confrontativo lo que invoca nuestro trabajo el último año, ha sido una conducta, una actitud muy lejana a los procesos de construcción y la búsqueda de someter a los adversarios y que conste, no viéndolos como adversarios, sino viéndonos, para hablar más concretamente de cómo nos ven ellos a nosotros, como enemigos. Hemos tenido que actuar en defensa de la institucionalidad, hemos tenido que actuar en defensa de la transparencia ante conductas y acciones concretas en dirección a no ser transparentes, a imponer ideas, a destruir lo que hay en materia de institucionalidad. No hemos tenido opción, ¿qué yo me he sentido cómodo? No, en lo absoluto. Es más, nosotros no acompañamos al candidato en ese entonces Nayib Bukele, teníamos claro que la mejor alternativa era otra, pero en el momento que ganó, dijimos “bueno vamos a hacer todo a nuestro alcance por trabajar país”, estábamos y estamos prestos a ello. Pero cuando él desarrolló una conducta agresiva permanente a sus adversarios, convertidos en enemigo. Hay que decir que Nayib Bukele desarrolló su campaña aprovechando la frustración y el desencanto acumulado de los salvadoreños en general y de eso creó su plataforma para ganar la elección: polarizando, golpeando, insultando.

El problema es que sigue exactamente con la misma plataforma. Como que su idea era no construir, sino que él crecía según su propia medición, conforme él golpeaba a los mismos de siempre, etcétera. Eso es lo que marcó el camino, de tal manera que no ha sido que como Democracia Cristiana hayamos cambiado de actitud. Nos ha tocado jugar el rol que estamos jugando en defensa del país, no con la intención de bloquear o de obstruir, no es nuestro ADN y tenemos muestras claras, por ejemplo, cuando salió aquél espacio del período de negociación de la ley de lo que pudo haber sido una muy buena ley para el combate de la pandemia y salir unidos como país, hacerle frente, el país entero fue testigo de qué fue lo que frenó esa iniciativa que era buena para el bien común: no querían rendir cuentas, no querían ningún proceso de fiscalización en su gobierno.

«¿Cuál es la primera responsabilidad de un presidente?, leamos la Constitución: promover la armonía social como fundamento para la familia, para la sociedad. ¿El presidente Bukele promueve la armonía?»,
Rodolfo Parker, diputado y Secretario General del PDC.

El presidente Bukele, en su discurso público, defiende algunas posiciones que parecen conservadoras y que podríamos decir, coinciden con el ideario del PDC. Por ejemplo, la defensa de la familia, la defensa de la libertad económica, si hay coincidencia en estas posiciones, ¿en qué están fundamentadas las diferencias entre el PDC y el presidente Bukele y su proyecto político?

 “Por sus obras, los conoceréis”, no me estoy refiriendo al discurso del presidente Bukele, me estoy refiriendo a sus actuaciones, ¿qué tiene que ver su discurso con el bien común o con respeto a la familia y a la vida? ¿Cuál es la primera responsabilidad de un presidente?, leamos la Constitución: promover la armonía social como fundamento para la familia, para la sociedad. ¿El presidente Bukele ha promovido la armonía? Para que los habitantes vayamos teniendo un nivel de convivencia y de responsabilidad mayor. La respuesta es no, aquí no podemos hablar con eufemismos, el presidente no ha hecho nada en dirección a unir a la sociedad salvadoreña, a unir a las familias salvadoreñas, es decir, ha hecho todo por mantenerla dividida, por transmitir odio. Ahorita se vive estrés, tensión y presión como quizás nunca se había vivido en la historia.

En todos estos años, usted está en la Asamblea desde el 2003, nunca lo habíamos visto asumiendo un discurso tan confrontativo en la Asamblea

Tengo que interrumpir, ¿cómo define confrontativo?, para poder tener interlocución contigo.

En este caso, un discurso que marcadamente está siendo contestatario de las posiciones del Ejecutivo

Contestatario en el sentido que, si ellos no son transparentes, ¿me he de quedar callado o de salir en defensa de la transparencia? Si a eso le vamos a llamar confrontativo, estoy de acuerdo. He sido confrontativo sí esa es la definición de aquí en adelante.

A lo que voy es que nunca lo habíamos visto en este rol.

No siento que ha sido una conducta confrontativa, ha sido una conducta consecuente con lo que me manda la Constitución, los principios de mi partido y el ejercicio de mi cargo. Lo que menos podía hacer es quedarme callado, sobre todo después de hecho de ruptura de la República como ocurrió con los sucesos del 9 de febrero. Es decir, alguien como yo, viniendo de dónde vengo, con los bagajes de responsabilidad acumulada, ¿me iba a quedar callado?, ¿iba a ser esa la actitud decorosa de mi parte? Absolutamente no, tenía que salir en defensa de los intereses del país, de tal manera que no ha sido una actitud confrontativa, sino que me he visto obligado a accionar a partir de la conducta de Nayib Bukele y su gabinete.

Hablemos sobre la postura institucional del PDC, hemos visto que el diputado Reynaldo Carballo sí ha acompañado algunas posturas del Ejecutivo. Esta postura del PDC, de exigir cuentas al Ejecutivo, ¿es compartida institucionalmente por su partido?

Absolutamente, partamos de que la institucionalidad partidaria no es nada más la fracción legislativa, tenemos una comisión política y una institucionalidad con personas con mucha experiencia y son discusiones permanentes, cuando adopto una posición es porque esa es la postura del PDC. Quiero recordar algo, el partido podrá tener ahora determinado número de diputados, pero a nivel mundial es un movimiento bastante grande, también mantenemos permanentemente contacto con colegas de otras latitudes, estamos en Internacional Demócrata Cristiana, nos mantenemos en permanente contacto, todo esto representa la postura del partido. Si un diputado, tiene sus propias posiciones, serán posiciones individuales, nosotros las respetamos como es hecho notorio, no significa que la institucionalidad esté comprometida por la postura de una persona, nosotros representamos la institucionalidad del Partido Demócrata Cristiano con todas esas características, matices, principios y relaciones.

En 2018, usted no descartaba una alianza con el presidente Bukele para el 2019, finalmente se sumó el PDC para la candidatura de Carlos Callejas en ARENA, ¿se equivocó el PDC en esta decisión?

Si me hubiera preguntado una semana después de la elección, hubiera tenido que contestar que no estaba tan seguro. Ahora puedo asegurar en un 100% que nuestra decisión fue la correcta al momento de acompañar una candidatura distinta. Aun cuando perdimos, al interior del partido lo discutimos, “bueno, es un joven que esperemos pueda caminar”, le dimos el beneficio de la duda, con el deseo que se pudieran hacer cosas por el país y cerrar cosas no resueltas, pero ¡qué fiasco el que nos hemos llevado! Esa esperanza que teníamos, aunque hubiéramos perdido, de que podía rodearse de buenas personas y hacer lo que otros no, pero nada de eso se ha dado. Si iban a hacer historia, fue un engaño para el país; el presidente Bukele ofreció mucho, pero igual mintió muchísimo y esta hora que se fue al traste cuando ha demostrado que lo que quiere es más y más dinero y poder, no tiene nada que ver con un partido que defiende la vida y la familia desde un estado de derecho.

Uno de los hechos que más se ha discutido en este año son los sucesos del 9 de febrero. Usted, que ha colaborado como profesional con la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) y que la conoce, ¿hay dentro de la Fuerza Armada elementos que apoyen esto que ustedes señalan como tendencias autoritarias del presidente Bukele?

Lo que ocurrió el 9 de febrero es a todas luces objetable. Es decir, podría no haberse roto un plato porque no debió nunca haber sido la discusión si se rompió la chapa o que si la llave del cerrajero. Se pudo no haber roto un vidrio, pero se rompió la República. Y sí conozco muy bien la Fuerza Armada, trabajé como asesor del Alto Mando por 10 años. Trabajamos en el proceso de paz. El tema Fuerza Armada también fue un tema de fondo. Provocó reformas constitucionales, incluso. Entonces, quedó re definido el marco de actuación de la Fuerza Armada para el proceso de paz y la reforma constitucional. Esa Fuerza Armada costó sangre a los salvadoreños y el que sea permanente costó un ejercicio de muchísima racionalidad y mucha vocación democrática. Este ministro Merino Monrroy la ha venido a botar con su actuación servil.

¿Está botando qué?

El ministro de Defensa en la interpelación llegó a mentir de que se había tratado de un operativo de seguridad personal al presidente de la República. Es decir, después de semejantes sucesos, tener la desfachatez de llegar con cara dura a afirmarle al país de que era un operativo de seguridad personal. Además, si nos vamos a los cimientos de lo que es la Constitución, la norma básica, las leyes de la República, hay una sentencia de la Sala de lo Constitucional que prohíbe de forma explícita que el Ejército sea utilizado para darle seguridad personal al presidente de la República.

Vuelvo a mi pregunta. A pesar de las reformas y a pesar del paso de los años, ¿hay entonces elementos dentro de la Fuerza Armada que sí apoyan estas tendencias de carácter autoritario?

Yo no voy a trastocar la naturaleza no deliberante que debe de observar en todo momento el Instituto Castrense, fui artífice de reafirmar esos conceptos en la negociación de la reforma constitucional que está ahorita latente. De tal manera que no voy a ser yo quien fomente o incentive ese tipo de afirmaciones, pero sé a ciencia cierta lo que tienen que estar sintiendo y deben estar sintiendo muchísimos profesionales del Instituto Castrense, porque no puede ni debe ser de otra manera. La actuación del ministro de Defensa es una actuación que le es reprochable a él, no tiene absolutamente nada que ver con la Fuerza Armada, no tiene absolutamente nada que ver con la institución.

«Hemos tratado de presentar candidaturas que realmente enuncien en por sí mismas el nivel de compromiso por su patria, el nivel de compromiso por el bien común y por el futuro del Salvador.»
Rodolfo Parker, diputado y Secretario General del PDC.

Hablemos de las perspectivas del PDC para el 2021. Hoy el PDC tiene tres diputados en la Asamblea Legislativa y las elecciones presidenciales de 2019 se caracterizaron por una pérdida de apoyos a los partidos tradicionales como ARENA y el FMLN. Con este escenario, ¿cuántos diputados aspiran a conseguir la fracción del PDC en el 2021?

Ya hemos hablado en otras ocasiones de esto, de las proyecciones. No somos gente de apuestas, es decir, estamos preocupadísimos por lo que está ocurriendo en el en el país. Estamos aquí en este instante, presenciando pactos con la o las pandillas por parte del presidente Bukele; fuertísimos niveles de corrupción en las compras públicas. Tengamos presente que esto ha sido una situación que ha llevado a que los Estados Unidos de América en cuanto a la Corporación del Fondo del Milenio (Fomilenio) diga, “no podemos seguir pensando en prorrogar estos recursos y apoyo al pueblo salvadoreño”. Lamentablemente, a partir de la administración de Bukele, no se está cumpliendo con dos metas que son fundamentales para la corporación Fomilenio: la primera, en cuanto a la transparencia, Bukele no ha pasado en la prueba; y la segunda, el respeto a la democracia y a la institucionalidad republicana.

Pero también estamos viendo los ataques sistemáticos en contra de la libertad de expresión. Estamos viendo también porque no podemos dejar denunciar la constante intimidación y persecución a los adversarios políticos que hoy día ellos lo consideran sus enemigos. Hay intimidación y persecución política en el país. ¿Podemos dejar pasar la instrumentalización de la Fuerza Armada y de la misma Policía Nacional Civil (PNC)?. No, no podemos dejar pasar la adquisición de datos y la configuración de medios para desinformar oficialmente. Incluso partiendo de la institucionalización de los troles, no podemos dejar de mencionar y de destacar el repunte del ocultamiento de la información pública. Pero es que en este no podemos dejar de destacar. Y con esto, con esto termino, pero podría seguir denunciando que el presidente Bukele ha pretendido incluso vaciar hasta el mismo texto de la Constitución y de las leyes a través de reglamentos del Órgano Ejecutivo.

Eso es lo que estamos viendo ahorita y es lo que nos lleva como Democracia Cristiana, claro que ser combativos en dirección a que estas cosas no ocurran en nuestro país no pudo haber existido tantos muertos o pagado un precio tan alto por la democracia porque nos podamos expresar con libertad. Hombres y mujeres libres en nuestro país para que venga el presidente Bukele y esta gente que lo que han llegado es a asaltar las arcas públicas, a asaltar la democracia, a romper la República. No podemos andar con eufemismos. Y eso nos compromete como Democracia Cristiana, a hacer los mejores esfuerzos. Y hemos tratado de presentar candidaturas que realmente enuncien en por sí mismas el nivel de compromiso por su patria, el nivel de compromiso por el bien común y por el futuro del Salvador.

Este este balance negativo que hace, también contrasta, por otro lado, con los altos número de aprobación que tiene el presidente Bukele y su partido Nuevas ideas entre la opinión pública, si es que en ese escenario esa preocupación que expresa, ¿implica la posibilidad para el PDC de perder votos en 2021?

Acabas de hacer una afirmación que quisiera relativizar. Dices los niveles de aprobación, los niveles de aprobación, por lo que como presidente habría sido el 25 por ciento de los votantes en el país frente a una abstención de arriba del 50 por ciento. Los niveles de aprobación que en algún momento pudo haber tenido, y ante los sucesos que ha venido ocurriendo a partir de cierto momento los sucesos que ocurrieron el 9 de febrero. Sólo déjame hacerte ver lo siguiente, cuando llegamos el 9 de febrero y nosotros veníamos revisando el ranking de credibilidad que tenía el país, estábamos bien, estábamos muy bien. Después del 9 de febrero miras una curva de declive terrible, de tal manera que la situación de riesgo país cayó de tal manera que las tasas de interés que nosotros tendríamos que pagar al salir a los mercados internacionales y para muestra un botón, fuimos a colocar en el marco de la pandemia una tragedia nacional y del mundo, mil millones de dólares a pagar la tasa de interés más fuerte de toda la América Latina y más fuerte de toda la historia de nuestro país. A eso nos ha llevado la popularidad del presidente. Eso es un presidente popular, que ahora es el pueblo más pobre, nuestra gente más vulnerable. Es la que termina pagando los platos rotos de esos altísimos, entre comillas, niveles de popularidad.

Es tan popular el presidente que ahora es conocido en todas partes del mundo como una persona autocrática. Es tan popular el presidente que ya empezaron a pronunciarse a diestra y siniestra. Es decir, tanto personas de izquierda como personas de derecha de las distintas latitudes del mundo, de que es una persona que está violentando la libertad de expresión. Es una persona que está mostrando actitudes de intolerancia y que es una persona que no sólo está generando regresiones democráticas, sino que además está dando muestras claras que va en camino a la tiranía tan popular es entonces el presidente Bukele. Pues hombre, más compromiso tenemos nosotros como partidos políticos. Pero quiero decir lo siguiente, no sólo los partidos políticos, los ciudadanos en general. Yo quiero ponerme mi sombrero primero es ciudadano. Como ciudadano me siento más que nunca comprometido para que esta lucha realmente haga lo propio y vaya abriendo los ojos allá donde sea necesario que se terminen de abrir. El propio 28 de febrero, tendremos entonces la fotografía completa de lo que el país necesita.

La encuesta del IUDOP de medio año de este 2020, si bien registra algunos niveles de pérdida de popularidad, le sigue dando la población de acuerdo con la encuesta delIUDOP, una nota positiva. Y en esa misma encuesta se le pregunta por quién votaría.

Sería bueno que hagamos de la publicidad importante la fecha de la encuesta y de la fecha de esta encuesta de la UCA, donde el presidente Bukele habría caído 20 puntos. Hemos tenido anuncios, por lo menos cada 24, cada 48 horas de actos de corrupción por parte de la gente allegada al presidente Nayib Bukele. A partir de la encuesta de la UCA se han venido dando sucesos de agresión, de intimidación y de ataques a la libertad de expresión que también no se habían dado con anterioridad. Después de la encuesta de la UCA, se ha dado una gran cantidad de sucesos que van a ir permitiendo que los salvadoreños, en defensa de los intereses de su país y de su familia, vayan abriendo cada vez más los ojos.

Como líder político, ¿no prevé que en la configuración de la Asamblea Legislativa 2021- 2024 es altamente probable que Nuevas Ideas obtenga un número muy grande de diputados? No estoy hablando de mayoría por sí solos, pero no prevé esa realidad, de que es probable que tenga muchísimos diputados en la Asamblea Legislativa.

He revisado a partir de las elecciones internas de los distintos partidos políticos, no sólo de la Democracia Cristiana, cómo se han ido configurando las candidaturas tanto a nivel municipal como a departamental, entiéndase candidatos, alcaldes, alcaldesas, diputados y soy franco, no voy a hablar de nombres de personas, pero no veo que la candidatura que está presentando el partido y llamado Nuevas Ideas, sean personas con compromiso de país. No lo veo. Esto lo va a calificar cada territorio. Pero, si tú comparas los perfiles de personas que están presentando otros partidos políticos distintos al que tú mencionas, definitivamente por sus perfiles o sus capacidades comprobadas, por su trayectoria de vida, por su capacidad técnica profesional, sus estudios llevan realmente mucho más altas calificaciones. Y yo quisiera pretender que también posibilidades de ser los verdaderos representantes de los salvadoreños en los distintos 14 departamentos.

De nuevo volvamos al escenario legislativo en 2021, entonces usted me decía bueno, el PDC no es un partido de apuestas, pero pensando en el 2021, pues alguna información tendrá y parte del trabajo justamente es ése, visualizar el rol del PDC de la fracción del PDC en el Legislativo.

Si la intención es que las personas que está presentando el PDC como representantes, tanto a nivel municipal, como a nivel parlamentario, se hizo un gran esfuerzo por llevar propuestas que representen lo que se considera necesario, personas de principios, personas de valores, personas de capacidades comprobadas. Y para mí fue un ejercicio intensivo, pero además de estimulante, porque el resultado habría sido que personas valientes dijeron pues: no tenía en mi radar, en mi proyecto de vida, en participar en política y menos en política partidaria con todo el descrédito que acumula los partidos políticos. Pero por mi país, las circunstancias que se están viviendo, yo voy a dar el paso. Para mí fue emocionante, también ha sido una etapa aleccionadora, pero también que me ha generado en lo personal, con todos los ataques que estoy recibiendo, pero me genera mucha esperanza que estas personas con esa característica y esos atributos hayan tomado la opción de hacerle frente a todos esos ataques de los que ya también están siendo sujetos, porque es terrible, por lo que hay que pasar para venir a decir estoy inscrito por mi país, pero para mí ha sido esperanzador. Y parte de que si esas personas han dicho estoy dispuesto, o como han sido varias personas, hombres y mujeres que han optado por una candidatura a través del PDC, esos son ciudadanos que vienen y acogen una plataforma partidaria, o que también esa plataforma partidaria les dijo miren, queremos que Ciudadanos vengan aquí. Ya no solo es una elección donde vamos a hacerle frente como partido político a lo que hay que realmente enfrentar. Se necesita que sean los ciudadanos y nos parece que ustedes son dignísimos representantes de ellos y ellos tomaron la valiente decisión de adoptar el reto que aceptan ser diputados.

Para termina, el 11 de septiembre se conoció la condena a Inocente Montano en el caso de Jesuitas en Madrid. Usted fue mencionado por algunos testigos en el juicio, lo que también ha servido como base a una campaña muy alta de cuestionamiento en redes, ¿Este hecho podría pasarle un costo a su figura y al PDC en este contexto de las elecciones 2021?

He cargado con mucha dignidad, un señalamiento que no tiene un fundamento real que parte de mentiras materiales además no comprobables, porque no se puede comprobar lo que no existe. Yo jamás encubrí, como lo he afirmado desde el momento en que este señalamiento vino en marzo de 1993 con el informe de la Comisión de la Verdad. Desde ese momento hice las aclaraciones que tenía que dar y como repito, en nuestro caso, participamos en un esfuerzo por siete días como Comisión de honor, en donde en un período de siete días se determinó que la Fuerza Armada había participado y toda la información que se recogió fue hecha pública. Ya esos señalamientos que por un uno de los participantes en los hechos se me habían realizado, no tienen ningún, ningún asidero con lo que realmente ocurrió. Yo te diría antes lo contrario de lo que ellos han afirmado, de tal manera que mi conciencia la he tenido todo el tiempo tranquila. Repito, no se pueden comprobar hechos que realmente nunca existieron.

Y a partir de ello también decir que hubo una sentencia de la Sala de lo Constitucional en El Salvador que todos conocemos, que manda todo para que la Asamblea Legislativa preparase sea una ley en el marco de la reconciliación que se había previsto en el acuerdo de paz al terminar de cerrar ese círculo, independientemente de señalar si estamos completamente de acuerdo o no con lo que fue esa sentencia de la Sala, lo Constitucional la aceptamos. En la Asamblea Legislativa, después de un esfuerzo prolongado, se produjo la ley mandatada por la Sala de lo Constitucional. Esa ley fue vetada por el presidente Bukele y se encuentra ahorita en una especie de limbo, pero francamente, una ley que ante todo estaría buscando, conforme a los mismos parámetros dictados por la Sala, que se conozca plenamente la verdad de los sucesos que habían ocurrido en algunos casos para incriminar, en otro caso para reivindicar. Lo que es la verdad nos compete y nos interesa a todos. Y partiendo de ello se buscaría que también se haga justicia. Y partiendo de ello se dejaría abierta según el marco de esa normativa generada por la Asamblea para actividades en espacios de perdón en el gran propósito de la reconciliación nacional.

Aquí puede ver la entrevista completa con Rodolfo Parker, diputado miembro de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa y secretario general del Partido Demócrata Cristiano (PDC), , y otras materiales de Focos en nuestro canal .
Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba