“Hay que hacer uso de las facultades constitucionales de la Asamblea para hacerla un órgano contralor del Ejecutivo”

Fotografía: Cortesía. Diseño: Elisa Hernández.

Bertha María Deleón (Ilobasco, Cabañas, el 22 de noviembre de 1978), Es abogada de profesión y no cuenta con experiencia en cargos públicos. Actualmente, es aspirante a la Asamblea Legislativa por San Salvador, bajo la bandera del partido Nuestro Tiempo.

¿Por qué meterse en política pública partidaria en un órgano tan desprestigiado popularmente?

Porque pienso que hay que hacer política de forma distinta y una de ellas es tratar de involucrarse y buscar una diputación, no solamente criticar que es un órgano desprestigiado, sino que tratar de ser opción para cambiar esa realidad.

¿Por qué participar con el partido Nuestro Tiempo?

Porque me dio la oportunidad de hacer mi plataforma legislativa con libertad; no nos han impuesto posturas sobre los temas como, por ejemplo, el aborto, que es parte de mi plataforma. El partido me ha dado la libertad de que así sea y, bueno, porque conozco a varios de los miembros del partido y sé que son personas honestas y muy capaces.

¿Cuáles son los tres elementos esenciales que destacaría para la defensa de la democracia en nuestro país?

Primero, hay que hacer uso de todas las facultades constitucionales de la Asamblea para hacerlo un órgano contralor del Ejecutivo. Por ejemplo, hay que potenciar el tema de pedir informes sobre los gastos e informes previos a la autorización de préstamos; las interpelaciones pueden ser también otro elemento que los diputados y diputadas pueden utilizar para controlar la corrupción que se está viendo desde el presidente y del Ejecutivo.

Si tuviera el poder, ¿cuál sería el principal cambio que haría en la Asamblea?

Pienso que es importante que diputados y diputadas no tengan tantos privilegios; por ejemplo, esta gente que tiene seguridad, teléfono celular… privilegios que son pagados por fondos públicos y que no deberían de darse.

Otra de las cosas importantes es decidir quién va a ocupar la Presidencia de la Asamblea. La persona que ocupe la Presidencia, ya sea hombre o mujer, debe ser una persona capaz, valiente, que no vaya sólo a levantar la mano para lo que diga el presidente (de la República). Eso pienso que es fundamental.

De ser electa, y si sólo pudiera hacer una cosa, ¿qué reforma o aprobación de ley sería su principal apuesta?

La reforma del Código Penal para despenalizar el aborto, en los casos en los que peligra la vida de las mujeres y en los casos de violación de niñas y mujeres. Este es un tema en el que está en deuda la Asamblea y que ha causado muchas muertes de mujeres, encarcelamiento de otras mujeres y ha permitido que muchas niñas, incluso menores de 14 años, tengan que asumir una maternidad impuesta, para la que no están preparadas.

¿Cree que existirán los votos para ello?

Creo que es un gran trabajo de consenso y de diálogo, pero creo que soy capaz de hacerlo.

¿Su plataforma legislativa difiere o no de la plataforma de su partido?

No, no difiere. Está en concordancia con los estatutos y sí, obviamente, hay temas que la plataforma del partido no incluye, pero no son contradictorias mis propuestas con las del partido.

¿Para usted, los/as diputados/as son autónomos de las decisiones de su partido o no?

Para mí sí. De hecho, la Constitución establece que los diputados, una vez electos, no están ligados al mandato imperativo de sus partidos, sino que pueden votar de acuerdo a su criterio y pensamiento. Entonces, yo sí creo que es fundamental la autonomía y no votar en bloque.

¿Cómo defendería su voz propia y su decisión de voto, si es contraria a la de su partido?

En primer lugar, me prepararía con datos, con argumentos para sustentar mi posición y, obviamente, la haría pública; dar a conocer cuáles son las razones por las que yo estoy en disenso con mi partido, para que también la gente comprenda y no lo vea como una traición al partido, porque en nuestra sociedad es muy común eso. Me prepararía bien para defender mi posición del porqué no estoy apoyando lo que el partido ha decidido.

El Gobierno, a través del vicepresidente, estudia una reforma constitucional. ¿Estaría dispuesta a apoyar la ampliación a seis años del ejercicio presidencial y reducir el período que debe esperar un presidente para volver a postularse (reelección no continua)?

No, absolutamente no. Y menos si está gestándose desde el gobierno de Nayib (Bukele). Considero que, en un año y medio, han demostrado que no tienen nada nuevo qué aportar y que no buscan un cambio en las prácticas corruptas, sino que son más de lo mismo. Entonces, si bien es cierto que algunas reformas constitucionales deben discutirse, pero no el tema de la duración del mandato presidencial. Esa no es una prioridad.


De ser electa, ¿apoyaría la aprobación de…?

a. Ley general de agua: Sí, bajo el enfoque de que el agua es un derecho humano.

b. Ley de identidad: Sí, la aprobaría.

c.  Despenalización del aborto en causales específicas (“las 4 causales”): Sí, la aprobaría.

d.  Acuerdo de Escazú: también, lo aprobaría.

e. Ley de la Función Pública: También. Creo que es fundamental para luchar contra la corrupción y que la gente que entre a trabajar en el Estado esté capacitada, tenga méritos propios, verdad; eso va a mejorar, también, las capacidades de respuesta del Estado.

f.  Reforma integral de pensiones: Sí, creo que es urgente dignificar las pensiones.

g. Reforma integral al transporte público: . Pienso que es fundamental discutirlo, pero previo a eso, es necesario estudiar y escuchar a todos los actores. Pienso que el tema del transporte está íntimamente relacionado con medioambiente, por ejemplo, y si lográramos articular un sistema de transporte público, eficiente y seguro, impactaría bastante y reduciría el número de personas que andan en vehículos particulares. Ese sería un gran avance como país, en términos medioambientales.

h. Reformas a la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP): Sí, siempre y cuando esas reformas busquen darle mayor autonomía al IAIP y potencien el derecho de acceso a la información pública y el principio de máxima publicidad, como está en la ley desde un inicio.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios