«Yo no veo las posturas políticas del personal», dice presidenta del TSE sobre la contratación de funcionario de Bukele

La magistrada presidente del TSE, Dora Esmeralda, dijo a Focos que para los nombramientos del TSE no toman en cuenta la postura ideológica de sus funcionarios. Foto: TSE

Dora Martínez de Barahona, magistrada del Tribunal Supremo Electoral (TSE), dijo que no se puede “discriminar” por su “postura ideológica” a los trabajadores de esa institución.  La presidenta del órgano emitió esta declaración al ser cuestionada sobre el nombramiento de José Cristian Portillo Portillo, un funcionario de confianza de la Casa Presidencial de Bukele, como nuevo jefe informático del TSE. El pasado 7 de octubre, Focos publicó una investigación que revela que Portillo también es fundador y donante de Nuevas Ideas, el partido del presidente.

Este medio consultó a la magistrada sobre la situación laboral de Portillo en la Unidad de Servicios Informáticos del TSE y sobre el conflicto de interés que podría significar su vinculación al Ejecutivo.

 La magistrada presidenta evitó hacer referencia a Portillo, mencionando de manera general a “las personas que se van a contratar”. Sin embargo, Martínez se defendió de los cuestionamientos sobre la relación del funcionario con Nuevas Ideas y dijo que la postura ideológica no es una limitante para acceder una posición en el órgano electoral.

“El perfil es técnico, no se ven posturas ideológicas que, como todo ser humano, creo que tenemos acá, pero que no por eso se va a estar aplicando o estar discriminando a las personas para optar a cargos públicos de diferentes profesiones”, indicó.

Martínez restó importancia a la independencia partidaria que deben tener las contrataciones del personal técnico dentro del tribunal electoral, a pesar de que ella misma reconoció la relevancia que tienen esos nombramientos en la imagen y resultados de la institución.

La magistrada respondió a la pregunta de Focos durante su participación en la mesa redonda “Avances y Desafíos de la Reforma Electoral”, un evento organizado por la Misión de Seguimiento Electoral de la Unión Europea en El Salvador, que tuvo lugar en un hotel capitalino el pasado 27 de octubre.

“Yo le he apostado a ser institucional; desde que llegué a la institución ese ha sido mi lema. Yo no veo posturas políticas en el personal, yo veo resultados, resultados de las personas que están laborando”, enfatizó Martínez, ante los cuestionamientos sobre la contratación Portillo, un nombramiento que, según dijeron fuentes internas a Focos, fue “impuesto” por la magistrada presidenta.

Pero la opinión de los especialistas internacionales difiere a la expuesta por Martínez. En el Informe Final de la Misión de Observación Electoral elaborado por la Unión Europea (MOE UE), luego de las elecciones presidenciales del 3 de febrero de 2019, se destaca:

“La MOE UE recomienda seguir desvinculando el TSE de influencia partidista mediante la despolitización de sus estructuras temporales y unidades administrativas para garantizar su neutralidad e independencia de los partidos políticos”.

La Unidad de Servicios Informáticos en la cual fue nombrado Portillo es una unidad administrativa que, según el Manual de Descripción de Puestos de Trabajo del TSE, tiene la responsabilidad de dirigir la utilización, desarrollo e introducción de tecnologías de información; así como definir y dar seguimiento a las políticas relacionadas con su uso y administración, aportar soluciones a problemas de carácter técnico en la ejecución de programas y aplicaciones, y administrar el uso de sistemas para procesar adecuadamente los datos.

Seis días después de la publicación de Focos en la que se reveló el nombramiento del fichaje cyan al frente de la unidad encargada de ofrecer las soluciones informáticas para las elecciones generales del año 2024, Julio Olivo, magistrado propietario del TSE, dijo a Focos que el ente colegiado suspendió temporalmente su contratación, luego que él y el resto de magistrados conocieran que Portillo se encontraba ausente de sus funciones dentro del Tribunal por atender una misión oficial de Casa Presidencial.

El magistrado Olivo expuso a Focos su preocupación sobre la situación laboral de Portillo, señalando que después de su nombramiento al frente de la USI, el nuevo jefe informático tuvo acceso al registro electoral y a los servidores del TSE.

Focos preguntó sobre este asunto a Gabriel Mato, jefe de la Misión de Seguimiento electoral de la Unión Europea, quien visitó El Salvador entre el 24 y 28 de octubre con el objetivo de evaluar el cumplimiento de las recomendaciones vertidas por la comunidad europea en sus misiones electorales de los años 2018 y 2019.

Al consultarle sobre las declaraciones de Martínez de Barahona, en las que asegura no valorar “posturas políticas” ni “posiciones ideológicas” del personal técnico a ser contratado en el TSE, Mato aseguró que, si bien el hecho de tener ideas políticas no impide ser “absolutamente ecuánime”, es cierto que se debe proteger la independencia del organismo electoral.

“Si cumple con los requisitos para ser elegido miembro del Tribunal, o de lo que sea,  y cumple fielmente con lo que ha jurado o prometido cumplir, yo creo que no hay inconveniente. Pero es verdad que cuanto más despoliticemos esos órganos, creo que menos pie a sospecha daremos”, afirmó. 

Las elecciones de 2024 representan un doble desafío de organización, no solo porque se trata de una votación en la que se elegirá simultáneamente al presidente, a los concejos municipales y las diputaciones a la Asamblea Legislativa y el Parlamento Centroamericano, sino también por el reto tecnológico que implicará ofrecer soluciones informáticas para ejecutar el voto desde el exterior para la personas salvadoreñas migrantes, quienes podrán ejercer sufragio por primera vez en una elección general. 

Organizaciones de la sociedad civil como Acción Ciudadana han reiterado la importancia de la transparencia en la implementación de tecnologías para garantizar el desarrollo de una elección confiable que respete la decisión final de los ciudadanos.

“Sabemos, por cómo ha venido la conformación del Tribunal, que ha estado conformado con personas que tienen alguna vinculación a un partido político, un determinado director o un determinado jefe; no por eso pueden decir que no pueda desarrollar con capacidad una función de trabajo que reúna el perfil del puesto”, concluyó la magistrada presidenta ante el cuestionamiento de Focos.

PUBLICIDAD

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios