TSE suspendió nombramiento de jefe informático vinculado a Bukele, asegura magistrado Olivo

Cuatro de los cinco magistrados que conforman el TSE votaron por la suspensión del nombramiento de Portillo.

El nombramiento de José Cristian Portillo Portillo como jefe de la Unidad de Servicios Informáticos (USI) del Tribunal Supremo Electoral (TSE) quedó suspendido seis días después de haber sido presentado al personal de la institución en su nuevo cargo, afirmó Julio Olivo, magistrado propietario del organismo colegiado.

El funcionario dijo que la decisión estuvo motivada por la ausencia de Portillo en las oficinas del Tribunal y porque el pleno conoció que estaba fuera del país en una misión oficial del gobierno. “Él había comentado con su personal que regresaba el día 11 de octubre, pero no era misión del TSE, sino del gobierno”, explicó el magistrado. 

Focos no pudo confirmar esta última afirmación del magistrado, pero dos personas cercanas a la USI, quienes pidieron el anonimato, dijeron que desde el 1 de octubre, fecha en que inició sus labores en el TSE, Portillo informó al equipo bajo su cargo que estaría ausente durante los próximos días y no se ha presentado desde entonces.

Este medio intentó comunicarse con el resto de magistrados del Tribunal para obtener sus explicaciones, pero ninguno atendió las llamadas realizadas.

Olivo dijo que desconoce si el nombramiento se retomará una vez Portillo regrese al país, pues eso depende de la decisión que tomen sus compañeros. 

El jueves 7 de octubre, Focos reveló que Portillo fue nombrado jefe de la USI del organismo electoral, a pesar de ser un funcionario de confianza del presidente Nayib Bukele, desde su administración en la alcaldía de San Salvador (2015-2018). Hasta septiembre de este año todavía fungía como director general de Modernización del Estado de la Secretaría de Innovación de Casa Presidencial. Su cargo sigue vigente en la página de la institución, pero se desconoce el estatus actual de su contrato con el Ejecutivo.

Portillo también es miembro fundador del partido Nuevas Ideas y financió al instituto político en 2020.

El nombramiento de Portillo fue revertido con el voto de cuatro de los cinco magistrados propietarios del pleno, en la sesión ordinaria del jueves 7 de octubre. “La reunión inició a las 9:00 de la mañana pero se tomó la decisión a las 4:00 de la tarde”, dijo. 

El magistrado Julio Olivo decidió abstenerse de la votación, ya que, a su criterio, Portillo debió ser despedido por abandono de trabajo, luego de estar por más de tres días fuera del cargo en una misión ajena a sus labores en el TSE. 

Olivo fue el único magistrado que votó en contra del nombramiento de Portillo en la sesión en que la magistrada presidenta, Dora Martínez de Barahona, impuso su nombramiento, según aseguró una fuente interna a Focos.

Cuatro fuentes que hablaron con Focos, pero que prefirieron no ser citadas por temor a perder su trabajo, expusieron su preocupación por la injerencia que podría representar la llegada de un hombre de confianza del gobierno de Bukele al organismo electoral. Olivo reiteró esta preocupación señalando que Portillo solicitó los accesos al registro electoral y servidores del TSE. “Imagínese que no se le vuelva a contratar y regrese a su anterior trabajo…él ya tuvo acceso a los códigos fuentes del TSE”, advirtió.

Contenido relacionado

Un comentario

  1. Sabia, valiente y honrosa decisión. Cuando todos los organismos estatales sobren así, nuestro país cambiará para bien. Feliz edades Señores Magistrados.

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios