Bonner Jiménez dice Arena buscó el mejor perfil para la PDDH

El diputado de Arena, Bonner Jiménez, aseguró en FOCOS que su partido buscó elegir al mejor perfil para dirigir la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) y defendió los votos que 32 legisladores tricolores dieron para José Apolonio Tobar Serrano, un abogado donante del FMLN, investigado por la Fiscalía General de la República (FGR). 

Jiménez, junto al diputado del Cambio Democrático, Juan José Martel, compartieron en el segmento MATICES sus valoraciones sobre la polémica elección de Tobar como titular de la PDDH, desarrollada durante la sesión plenaria del miércoles pasado.

El diputado de Arena afirmó que su partido buscó elegir al mejor perfil para la PDHH e instó a no “satanizar los acuerdos entre partidos”, porque los consideró necesarios para una votación. La elección de Tobar se realizó con 21 suplentes, 16 de ellos areneros, una maniobra que Jiménez se abstuvo de explicar.

“En Arena no hay lineamientos, en Arena hay una discusión. Nosotros nos reunimos cada semana como fracción legislativa. Asimismo, los jefes de bancada se reúnen para discutir (…). Como Arena no podemos elegir con 37 diputados a ninguna persona. Tenemos que llegar a acuerdos. Así hemos hecho en otras elecciones de segundo grado con otras fuerzas parlamentarias”, dijo Jiménez.

Tobar tiene tres investigaciones penales abiertas en su contra, según consta en los documentos que entregó a la Asamblea Legislativa cuando se postuló como candidato. También enfrentó dos denuncias en la Corte de Cuentas y otras dos en el Tribunal de Ética Gubernamental. 

El diputado Jiménez señaló que no hay una sentencia firme en contra de Tobar en ninguno de los procesos que se le señalan. Aseguró que revisó cada una de ellas y consideró que carecen de fundamentos. “El perfil del abogado Apolonio Tobar a mí me parece que reúne las condiciones, que reúne el perfil académico que puede acreditar un buen trabajo dentro de la PDDHH (…) y tiene algunos aspectos que no tenían otros candidatos, por ejemplo, el apoyo de otros grupos parlamentarios”, dijo. 

La ley de la PDDH también señala que el procurador debe tener una amplia trayectoria y formación en derechos humanos. No obstante, Tobar solo cuenta con dos cursos sobre derechos humanos y se impuso frente a otros aspirantes que incluso han desarrollado su carrera dentro de la procuraduría, dijo a FOCOS David Morales, activista de derechos humanos, el jueves pasado. 

Por su parte, el diputado Juan José Martel consideró que el proceso para elegir al procurador Tobar podría tener vicios de inconstitucionalidad, poniendo en riesgo la legalidad de su nombramiento.

Martel, miembro de la Comisión Política de la Asamblea, donde se analizan los perfiles de los aspirantes a procurador, aseguró que la votación se llevó a cabo sin que hubiera previamente una discusión y un dictamen dentro de dicha comisión. 

“La Comisión Política (…) tenía un mes de no reunirse (…). Es decir, nunca hubo en el seno de la Comisión Política una discusión, una exposición de razones, por las cuales cada partido político estaba proponiendo sus candidatos”, aseguró.

Martel añadió que el procedimiento de votación debería ser revisado por la Sala de lo Constitucional. “En primer lugar hay que garantizar que cada diputado es sustituido por su suplente. Ahora que las elecciones son por nombre (…), hay una persona específicamente designada para sustituirme. ¿Puede un diputado, aunque sea del mismo partido político, sustituir a otro diputado diferente del que fue designado? Lo tiene que dirimir la Sala”, afirmó.

El diputado ha denunciado públicamente que estas irregularidades se dieron en el marco de un pacto entre el FMLN y Arena, para nombrar un perfil afín al partido de izquierda. Esta elección sería una retribución por el apoyo que esa organización política dio a la elección de un Fiscal General vinculado a Arena, indicó.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar