Exprocurador Morales: “El Ejecutivo no está acatando pautas de la Sala de lo Constitucional”

El exprocurador de Derechos Humanos y director de Litigio Estratégico de Cristosal, David Morales, afirmó a FOCOS que el Ejecutivo de Nayib Bukele no está acatando las pautas dictadas por la Sala de lo Constitucional en el marco de la emergencia nacional por la covid-19.

Morales se refirió a la admisión del hábeas corpus 148-2020, que ordenó retornar a sus residencias a las personas detenidas en centros policiales por supuestamente no cumplir con la cuarentena domiciliar.

La Sala estableció que si no hay pruebas médicas de que una persona representaba peligro de contagio, debe ser devuelta a su vivienda y no ser enviada forzadamente a los centros de cuarentena ni a bartolinas.

Tras la aprobación del segundo régimen de excepción en la Asamblea Legislativa, el Gobierno emitió el decreto ejecutivo 14 en el ramo de Salud; sin embargo, a juicio de Morales este no contempla las disposiciones del tribunal constitucional.

«Yo creo que las pautas de la Sala no han sido reguladas y atendidas en el nuevo decreto 14 y esto abre el riesgo a que sigan dándose situaciones como la de los pacientes muriendo», dijo Morales, en referencia a las tres personas que han fallecido hasta ahora mientras estaban bajo custodia del Estado en centros de cuarentena.

Para el exprocurador, las medidas de la Sala de lo Constitucional son pautas importantes para que la Presidencia de la República administre mejor la emergencia que ha generado la propagación del coronavirus.

El abogado David Morales dijo que acatar las medidas de salud es importante en esta pandemia, pero estas deben respetar los derechos humanos.

De acuerdo con Morales, las acciones atentatorias a los derechos humanos cometidas durante la emergencia nacen de la amplia discrecionalidad que establece el régimen de excepción, que traslada al Ejecutivo la restricción de los derechos constitucionales a través de normas y protocolos, pero que no se establecen en una ley formal. Esta disposición representa un viso de inconstitucionalidad.

Morales agregó que por eso son importantes las resoluciones de la Sala, porque el oficial operador en la calle no tiene el criterio suficiente de «cuándo detener, de cuándo no, de manera forzada».

El defensor de derechos humanos afirma que no es momento para que los poderes del Estado entren en conflictos; sin embargo, considera que el presidente Nayib Bukele está tomando una postura de confrontación frente al resto de órganos del Estado.

«Creo que eso sí es negativo, porque no está generando la armonía que debe operar en este momento y debería atender este tipo de controles constitucionales (…) para perfeccionar y mejorar lo que está ocurriendo», finalizó.

Contenido relacionado

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios