Las dudas tras la disolución de la Secretaría Técnica de Presidencia

Por Andrés Dimas

El nuevo presidente de la República, Nayib Bukele, decidió eliminar del organigrama del Ejecutivo a, las secretarías de Inclusión Social; Transparencia y Anticorrupción; Gobernabilidad; Vulnerabilidad; y la Secretaría Técnica y de Planificación de la presidencia (Seteplan).

La Secretaría Técnica  funcionó en cinco de las seis últimas administraciones de la posguerra. Nació en 1999 tomando los vacíos dejados por el  Ministerio de Planificación que fue eliminado por el expresidente Calderón Sol cinco años antes.

Según el artículo 53-D del Reglamento Interno del Órgano Ejecutivo, la Seteplan vela por la viabilidad técnica de las principales acciones gubernamentales y coordina el gabinete económico y social.

De acuerdo con Juan Meléndez, exdirector de política social de la Secretaría, la función más importante de la Seteplan es la elaboración del plan general del Gobierno, un documento que plantea la Constitución, y  que agrupa las políticas públicas estratégias que el Ejecutivo se compromete a implementar. Es decir, establece los puntos de partida del nuevo Gobierno con una estrategia y rumbo definidos.

Esto pasa por hacer compatibles  los compromisos y metas del plan de gobierno presentado en campaña electoral en un plan general nacional. Para el caso de Bukele, significa traducir el “plan Cuscatlán” en acciones económicas, sociales y políticas concretas.

Meléndez plantea, por ejemplo, que si en campaña se prometió un aeropuerto en La Unión ahora el Ejecutivo debe solventar estas interrogantes: ¿dónde y cómo se va a implementar?, ¿en qué estrategia se enmarca? ¿con qué fines se construirá?

Según el exdirector, esta función es clave porque el plan general de Gobierno es el documento que los organismos internacionales solicitan al Ejecutivo para brindar cooperación.

Una segunda atribución importante es la coordinación de la política social establecida en la Ley de Desarrollo y Protección Social, documento que brindó protección legal a los programas sociales creados en las administraciones anteriores, como Ciudad Mujer, el vaso de leche, paquetes escolares y agrícolas, entre otros.

La Secretaría Técnica también era responsable del seguimiento del sistema de indicadores y estadísticas que miden la pobreza multidimensional, el impacto de los programas sociales y subsidios y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En años anteriores, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo capacitó al personal en el seguimiento de estos indicadores.

Otra de las funciones de la Seteplan es verificar la ejecución presupuestaria, es decir, cómo se están gastando los fondos del Estado, en los proyectos de infraestructura, programas y políticas públicas.

Finalmente, de la secretaría Técnica dependía la recién creada Escuela Nacional de Formación Pública (ENAFOP) que se encarga de la mejorar la eficiencia de la administración del Estado y profesionalización de los empleados públicos.

Para el exdirector Meléndez, la supresión súbita de la Seteplan crea mucha incertidumbre sobre la continuidad de esta funciones vitales para el desarrollo de las políticas de Estado.

Estas dudas sumadas a la ausencia de una etapa transición entre el gobierno saliente y el entrante plantean ahora la pregunta ¿cómo solventará el gobierno Bukele los vacíos en planificación dejados por la eliminación de la Secretaría Técnica?

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar