La crítica a una “cuarentena de verdad”

Rolando Cedillos es el jefe del Servicio de Infectología del Hospital Nacional Rosales. / Fotografía: captura de entrevista realizada el jueves 25 de junio de 2020.

El doctor Rolando Cedillos es el jefe del Servicio de Infectología del Hospital Nacional Rosales. En su carrera ha enfrentado cuatro pandemias: la del VIH, la del cólera, la influenza H1N1 y esta, la del COVID-19. Focos buscó una entrevista con el doctor Cedillos para la emisión semanal, limitada por el tiempo al aire y la temporalidad. Al concluir la grabación, Cedillos se acomodó en el sillón de su estudio. Para él, la entrevista no ha terminado, está listo para exhibir su elocuencia, todavía tiene mucho que decir. “A ver -nos reta- en tan poco tiempo no pudo haber hecho todas las preguntas, ¿qué quedó sin aclarar? ¿Qué preguntas quedaron pendientes?”

Entonces Cedillos se extiende y reconoce que las primeras medidas que tomó el presidente Bukele eran acertadas, pero fallaron en su implementación. El infectólogo, además, insiste en que el problema es que los mensajes del gobierno no fueron ni son claros, coherentes ni competentes. Cedillos es agudo en la crítica a la comunicación presidencial. “Si la cadena nacional solo es una oportunidad para que el presidente estrene gafas, no está haciendo su trabajo”, señaló.

El infectólogo afirmó que el actual colapso de los hospitales frente a la demanda de pacientes de COVID-19 es producto del mal manejo de la emergencia sanitaria. “El gobierno ha vendido demasiadas ilusiones, vendió la ilusión de que esto se podía parar en el aeropuerto, no fue así”. Para Cedillos, el gobierno “no preparó a la población para lo que iba a suceder después y sucedió. Vendieron la ilusión de que se podía manejar con albergues, que manejaron mal y que convirtieron en centros de contagio. Demasiados salvadoreños han pagado las consecuencias de ello. Luego, estamos en el momento actual en el que ya no es posible, y nunca lo fue, atender a todos los pacientes en hospitales. Y la población no está preparada para quedarse en casa con el COVID-19”.

Imagen del Centro de Contención de  centro de contención Nuestra Señora de Monte Carmelo, en Ciudad Delgado. Fotografía: Focos.

El país inició con la reapertura gradual de la economía el 16 de junio, a dos semanas de la primera fase y ante el aumento de casos de COVID, la propuesta del Ejecutivo para enfrentar la pandemia es implementar “modelos híbridos” que combinen periodos de apertura con periodos de cuarentena estricta. El sábado 27 de junio, el ministro Francisco Alabí dijo en una conferencia de prensa que “esta es la única manera que permite que esa tendencia de crecimiento de casos encuentre una estabilidad y de esta manera se pueden tomar intervenciones para que la capacidad del sistema de salud sea suficiente”.

El 24 de junio pasado, el gobierno presentó a la Asamblea una propuesta de régimen de excepción que durante 15 días le permitirá al Ejecutivo implementar una nueva cuarentena domiciliar en todo el país.

Mientras la Comisión Política del Legislativo estudia la solicitud, el infectólogo del Rosales advierte que “es una burla decirle al país que necesitamos una cuarentena ‘de verdad’ porque la que hemos tenido fue de mentira, eso es una obscenidad. Tal vez ellos no han sentido la cuarentena como el resto de la población sí la ha tenido que padecer. Escuchar al Ministro de Salud autodescalificarse como someramente entendido en salud, diciendo que con una ‘cuarentena de verdad’, en 15 días, si nos quedamos en las casas el virus desaparece, esa es una de las cosas más lamentables pronunciadas por un ministro.”

Para Cedillos el país debe seguir el camino de países como Estados Unidos, Italia, Corea del Sur, que han combatido el virus por medio de medidas epidemiológicas: testeo, búsqueda de contactos, aislamiento, control de brotes y educación para la salud.

Otra de las preocupaciones de Cedillos es que en esta reapertura se ha dejado de lado la salud emocional de las personas, especialmente la de la niñez. “Es lamentable el absoluto desprecio de las autoridades gubernamentales por la integridad psíquica de las personas, en el norte de Italia, en lo peor de la pandemia, se le permitió a un adulto y a un niño salir a un espacio público. Italia lo primero que abrió, ¿saben qué fue? Las librerías y las jugueterías pensando en todos esos niños que están perdiendo los más preciosos años de su vida escolar, donde necesitan interacción humana”.

En el plan de reapertura económica que anunció el gobierno de Bukele está contemplado que las personas puedan salir a caminar a partir de la fase 2, inicialmente contemplada para el 7 de julio. La apertura de espacios al aire libre está considerada en la fase 3, a partir del 22 de julio. Sin embargo, el gobierno ya advirtió que un incremento en las cifras podría retrasar la implementación de estas fases.

“Esto no le sirve de nada a niños en crecimiento que necesitan interacción humana. Aquí en la primera fase qué decidieron abrir, los salones de belleza y las barberías con cita. Eso solo puede venir de un gobierno preocupado más por las apariencias que por las realidades”, dice Cedillos.

En la entrevista televisada, Cedillos señaló también errores en la selección de los hospitales públicos que atienden COVID. Para él convertir hospitales que atienden otras enfermedades o condiciones de salud de los salvadoreños en hospitales exclusivamente para tratar COVID es un desacierto. “Error es hacer el San Rafael hospital COVID es que es la tercera maternidad del país (…) Nadie ha escrito sobre eso. ¿De qué manera está afectando que el COVID -19 haya absorbido de manera completa a un hospital que tenía la obligación de atender maternidades?”.

Finalmente, Cedillos se pregunta ¿dónde está la Universidad de El Salvador (UES)? “No tenemos estudiantes de medicina ni para tomar temperatura (…) Soy profesor de la UES, ¿Dónde están los voluntarios organizados y capacitados para apoyar todo lo que se necesita hacer que no es atender a las personas directamente?”, critica el especialista.

(*) Nota escrita por Claudia Palacios y Karen Fernández.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba