Cuatro de cada diez familias dudan si sus hijos volverán a la escuela

En el marco de la pandemia por Covid 19, Save The Children presentó un informe que revela que 4 de cada 10 tutores y 6 de cada 10 menores dudan sí volverán la escuela o creen que no lo harán.

Save The Children, organización internacional, hizo público un informe en el que revelan que las preocupaciones de la niñez giran entorno a las temáticas de protección de violencia, salud, economía y educación. En este último punto, los datos que arroja el informe muestran el aumento de la brecha educativa en el país producto de la pandemia por Covid-19. 

De las niñas y niños consultados, 7 de cada 10 dicen que el aprendizaje que obtuvieron durante la pandemia no les parece significativo e identificaron obstáculos como el acceso al internet o no contar con ayuda en sus hogares. En el sector urbano, el 100% de las niñas y niños señalaron no tener asistencia disponible, ni internet confiable.

El acceso a la electricidad, al internet, dispositivos tecnológicos y el acompañamiento de una persona adulta se convirtieron en las herramientas de estudio para una nueva normalidad. Sin embargo, para las familias que se encuentran en situación de pobreza, viven en áreas rurales o en la marginación de zonas urbanas, estos recursos no están disponibles siempre.

“Necesitamos material de estudio porque no tenemos teléfono celular ni acceso a internet.”
Niña de 14 años, consultadas por Save the Children.  

Carolina Rovira, coordinadora de la Fundación para la Educación Superior (FES), resaltó esta problemática en una entrevista en Focos, donde aseguró que “las dimensiones de la pobreza es la falta de educación de los adultos en el hogar. Y esa falta de educación ahora es una dificultad enorme porque ya no hay un docente presente para ayudar al niño a comprender las tareas, a comprender el material, etcétera”.

Ante la pregunta “¿Qué quisieras que los adultos en tu casa hicieran distinto?”, uno de los niños participantes, de 12 años de edad respondió: “Ayudarme más en las clases de la escuela”. La carencia de una presencia que ayude a las niñas y niños es un efecto del panorama económico al que se enfrentan las familias en situación de pobreza, donde el 74% perdieron sus ingresos durante la cuarentena, la perspectiva que se suma a los datos brindados por instituciones como FUSADES quienes registraron una pérdida de 73,538 empleos entre febrero y junio de este año.

TEMÁTICAS DE “ADULTOS”

El 88% de las niñas y niños consultados, aseguran tener una opinión propia sobre los problemas de los “adultos”, al hacer referencia a la preocupación por la situación económica, el desempleo de sus cuidadores y la dificultad que han visto para acceder a los alimentos.

La organización abrió un espacio de expresión dentro de los espacios públicos limitados para la niñez con la pregunta “¿Qué le dirías a tus gobernantes?”, donde expresaron sus solicitudes y preocupaciones en torno a la salud general y mental.

“Señores gobernantes: tenemos muchas necesidades en el hogar, no tenemos casa propia ni internet, necesitamos que abran las escuelas, somos pobres para estar gastando lo que no tenemos en internet. Y muchas necesidades más. Gracias.”, expuso un menor de 11 años.

Dentro de los impactos, se encuentra el factor de la salud mental de la niñez, según las cifras, el 60% de los niños reportaron sentirse preocupados y el 40% dijeron sentirse tristes. La pandemia implicó un detrimento en las áreas de educación, nutrición y salud mentales de las niñas y niños.

Mostrar más

Contenido relacionado

Botón volver arriba